Ayuda

Juan de Zurbarán

Biografía

Zurbarán, Juan de, Llerena (Badajoz), VII.1620 – Sevilla, VI.1649. Pintor.

Fue hijo del pintor Francisco de Zurbarán, y a lo largo de su corta carrera logró convertirse en uno de los especialistas más importantes en pintura de naturaleza muerta en Sevilla, gracias a la calidad de sus obras y a su originalidad. Su educación artística, como es lógico, debió de tener como escenario el taller de su padre, cuyo estilo es el punto de referencia del suyo propio. A finales de las décadas de 1630 ya actúa como pintor independiente, y firma sus primeras obras, como un Plato de uvas (Burdeos, colección particular) que lleva la fecha de 1639. A partir de entonces, y hasta su muerte diez años después, se suceden las noticias que nos hablan de un artista especializado en un género concreto y bien integrado en el tejido social y profesional de la ciudad. También testimonian sus inquietudes intelectuales. Así, en agosto de 1641 se casó con Mariana de Quadros, la hija de un procurador de la Real Audiencia, que aportó al matrimonio una dote considerable. Un años más tarde su nombre figuró por partida doble en los Discursos sobre el arte del danzado de Juan de Esquivel. En los preliminares de la obra aparece un soneto del pintor dedicado al autor, quien, por su parte, lo cita en su texto como alumno del maestro de danza José Rodríguez Tirado. A través de otros documentos conocemos los avatares de su vida familiar, como el nacimiento de su hijo Francisco Máximo en 1642 y de su hija Antonia en 1644. Su vida y su carrera se vieron truncadas por la epidemia de peste que asoló Sevilla en 1649.

Aunque la documentación constata el encargo de cuadros de carácter religioso, todas sus obras conocidas son bodegones, que han pervivido en número suficiente como para que sea posible reconocer una escritura pictórica y unos intereses compositivos personales.

Su estilo deriva del de su padre, pues, como éste, le gusta jugar con los vacíos y los fondos oscuros para describir ante ellos frutos o recipientes, utilizando una técnica descriptiva que en último término deriva del tenebrismo: es la luz la que modela los objetos, define sus volúmenes y los sitúa en el espacio, confiriendo a todo una presencia muy verosímil. Como su padre, Juan de Zurbarán es muy sólido a la hora de componer, y sabe hacer obras a la vez íntimas y monumentales. Su repertorio temático conocido se basa fundamentalmente en frutos y recipientes, en cuya combinación supo siempre encontrar un detalle de exquisitez. La cerámica exótica (como en el Bodegón del Museo de Kiev) o delicadísima (Bodegón del Art Institute de Chicago), o el cristal elegante sirven con frecuencia de contraste con las masas rotundas de manzanas o membrillos. En ocasiones su punto de referencia no fue tanto su padre como algunos de los especialistas que trabajaban en la corte. Es el caso del Bodegón con cesta de frutas y flores (Colección Várez Fisa), cuyos objetos se disponen a diferente altura, de una manera que denota el conocimiento de los bodegones de Juan Van der Hamen. Pero, en todos los casos, hay en sus obras una mezcla de intimidad, solidez estructural, capacidad descriptiva y gusto por los detalles elegantes y exquisitos que las hacen perfectamente identificables y lo convierten en uno de los principales nombres de la historia de la naturaleza muerta española del Siglo de Oro.

 

Obras de ~: Plato de uvas, 1630; Bodegón, Museo de Kiev; Bodegón, Art Institute de Chicago; Bodegón con cesta de frutas y flores, colección Várez Fisa.

 

Bibl.: M. L. Caturla, “Don Juan de Zurbarán”, en Boletín de la Real Academia de la Historia, CXLI (1957), págs. 269-286; A. E. Pérez Sánchez (comisario), Pintura española de bodegones y floreros de 1600 a Goya, catálogo de exposición, Madrid, Museo del Prado, 1983-1984; A. E. Pérez Sánchez, La nature morte espagnole du xvii siècle á Goya, Friburgo, Office du Livre, 1987; W. B. Jordan y P. Cherry, Spanish Still Life from Velázquez to Goya, catálogo de exposición, London, National Gallery, 1995; Zurbar án al Museu Nacional d’Art de Catalunya, catálogo de exposición, Barcelona, Museu Macional d’Art de Catalunya, 1998; P. Cherry, “Don Juán de Zurbarán: Sevilian Still-Painter”, en Gazette des Beaux-Arts, CXXXII (1998), págs. 111-122; P. Cherry, Arte y naturaleza. El bodegón español en el Siglo de Oro, Madrid, Fundación de Apoyo a la Historia del Arte Hispánico, 1999; F. Scheffler, Das spanische Stilleben des 17. Jahrhunderts, Frankfurt, Vervuert, 2000; A. Aterido, El bodegón en la España del Siglo de Oro, Madrid, Edilupa, 2002.

 

Javier Portús