Ayuda

José de San Juan Browne

Biografía

San Juan Browne, José de. Barcelona, 18.X.1777 – ?, 21.VII.1846. Político y militar.

El 14 de enero de 1789 ingresó como caballero paje y el 14 de agosto de 1792 obtuvo el empleo de capitán de Dragones de Pavía. Entre el 27 de abril de 1793 y el 1 de mayo de 1794, estuvo con su regimiento en la Campaña del Rosellón. Se encontró en las batallas de Masdeu y Trullás, en la que resultó herido. También se halló en el bloqueo de Colliubre, en los repetidos ataques a Argelés, Cornellá, Rivas Altas, Bernet Peyrestortes y Montesquieu; en la batalla de Villalonga y las acciones que se dieron en su campo; en la Concepción y en las alturas del Rach, a las órdenes del teniente general Iturrigaray. En la retirada del 1 de mayo de 1794, su regimiento cubrió la retaguardia de toda la Caballería y protegió a la Infantería en un vado del Tuc. El capitán San Juan estuvo en el destacamento avanzado de Maserach hasta el 6 de julio de 1794 y desde el 22 de septiembre de 1794 hasta el 31 de octubre de 1794, con el Batallón de Dragones. Tras un mes en el cuartel de invierno, se reincorporó al combate y el 6 de junio de 1795 se retiró, enfermo, a Mataró. El 4 de septiembre de 1795 le fue concedido el grado de teniente coronel. En marzo del año siguiente tomó parte en las acciones del Coll de Orriols; en abril se encontraba en San Pedro Pescador y en el paso del río por Torrecilla de Fluviá. En mayo, en Armentera y de nuevo en el paso de Torrecilla de Fluviá.

Fue maestro de cadetes entre el 1 de septiembre de 1802 y el 31 de mayo de 1804. El 30 de enero de 1806 fue nombrado para el empleo de sargento mayor del Regimiento de Caballería de Sagunto, cargo que desempeñó durante dos años y medio. El 5 de junio de 1808 se incorporó al Ejército de Andalucía. Estuvo en la rendición del general Dupont, el 18 de julio de 1808, en Bailén; evitó que cayeran prisioneros treinta y nueve españoles en Tudelilla; luchó en la acción de Cascante; en la retirada de Cuenca mandó partidas de observación con las cuales inquietó al enemigo, le interceptó víveres y capturó espías. Estuvo al mando de la columna que atacó Tarancón el 25 de diciembre de 1808 y a continuación se desplazó con cuarenta y tres caballos hacia Aranjuez, con ánimo de hacer un reconocimiento. Fue atacado por doscientos dragones franceses a quienes logró imponer respeto a pesar de la desigualdad numérica. Por orden del duque del Infantado, después del suceso de enero en Uclés, se introdujo con cien dragones en el Ejército francés para destruir un tren de artillería que estaba atascado a doce leguas de la retaguardia. Fue descubierto y unos quinientos enemigos intentaron, sin éxito, cortarle el paso. En la noche del 1 de febrero de 1809, llevando noventa caballos, se apoderó de un convoy de doce carros, una fragua y múltiples despojos. Hizo cuarenta y cinco prisioneros y diez enemigos perecieron en el campo. El duque de Alburquerque lo nombró en comisión comandante de todas las guerrillas. Cumplió la comisión con los Ejércitos de Andalucía y la Mancha. Por su actuación en Mora y Consuegra recibió sendas Cruces de distinción. En Yébenes destruyó al Regimiento n.º 1 de Polacos y le capturó tres estandartes.

En Fuente del Fresno mantuvo un fuerte combate, enfrentados los ciento treinta hombres de su guerrilla con arma blanca, primero y luego con vivo fuego, a ochocientos caballos y tres mil infantes contrarios. Participó en los ataques y sostuvo la retirada de Ciudad Real y demás acciones hasta llegar a Sierra Morena. Pasó luego al Ejército de Extremadura, en la 2.ª División de Caballería, con el mando de las guerrillas. Rechazó al enemigo en Aldeanueva de Barbarroya y asistió con sus guerrillas a las acciones entre el Gamonal y el Casar, la de Santa Olalla, el 26 de julio de 1809 y la batalla de los días 27 y 28 del mismo mes, sobre la ciudad de Talavera. Sus servicios en esta campaña fueron recompensados con la Cruz de Distinción de la Batalla de Talavera y el empleo de coronel del Regimiento de Numancia. Al comenzar el nuevo año, se hallaba en la acción de Mollet, el 21 de enero de 1810; y mandando la columna de ataque en Santa Perpetua; el 20 de febrero de 1810, al frente de su Regimiento, en el llano de Vic; el 30 de marzo de 1810, en Villafranca; el 3 de abril de 1810, en Esparragueras. El día 18 de julio, mandaba la Caballería en Granollers y el 11 de noviembre 1810, en Avisbal. Recibió la Cruz de Distinción de la Batalla de Avisbal y ascendió el 25 de octubre de 1810, a mariscal de campo, empleado en el 1.er Ejército. Estuvo en el reconocimiento militar del Coll de Balaguer y en la acción del 3 de mayo de 1811 sobre Figueras; en el sitio de Tarragona, mandando la parte atacada, haciendo varias salidas, entre ellas las de los días 14 y 15 y la general del día 18 con tres mil hombres. Permaneció en la plaza un total de veinticinco días; el general en jefe del 1.er Ejército lo nombró, con aprobación real, subinspector de Caballería y Dragones y jefe de Estado Mayor de dicho Ejército. A los dos meses, pasó al 2.º Ejército, con el mando de la Caballería desde el 1 de agosto de 1811 hasta el 1 de noviembre de 1811. Estuvo al frente de la vanguardia situada en Castellón; en la Pobla de Vallbona sufrió el ataque del general Suchet; y en Mulviedro estuvo al mando de la Caballería de la Izquierda. Después de la pérdida de Valencia, fue gobernador de la plaza de Alicante, hasta el 4 de septiembre de 1812. De Alicante salió para mandar la División de Caballería Ligera del 2.º Ejército, hasta 1813. En el mes de abril de este año, fue destinado a la Caballería del Ejército de Reserva de Andalucía. El 6 de mayo de 1815 fue nombrado para el Ejército de Observación de la Izquierda, que se disolvió el 31 de enero de 1816. Pasó de cuartel a Vitoria y el 21 de septiembre de 1816 fue nombrado comandante general de la División Territorial de Castilla la Vieja; en octubre fue encargado, interinamente, de la Capitanía General de las Provincias Vascongadas, desde el día 5, hasta finales del mes de diciembre.

Continuó al frente de la División de Castilla la Vieja hasta el 10 de febrero de 1818, cuando se disolvieron las divisiones territoriales. Simultaneó el mando con el de la plaza de Zamora, desde el 11 de septiembre de 1817, día de su nombramiento como gobernador militar y político de dicha plaza. Por Real Orden de 28 de junio de 1819, fue nombrado inspector en comisión, para revistar los Cuerpos de Caballería que se encontraban en Castilla la Vieja, continuando con el mando militar, sin el político, de acuerdo con el nuevo sistema. Durante un año y diez meses fue vocal de la Junta Auxiliar del Ministerio de Guerra; durante seis meses, del 25 de mayo de 1823 hasta el 2 de diciembre de 1823, ejerció el cargo de secretario de Estado y del Despacho de la Guerra; el 8 de enero de 1824 fue nombrado capitán general de Guipúzcoa; el 12 de octubre de 1824, capitán general de Extremadura y presidente de su Real Audiencia.

El 1 de julio de 1816 se le concedió la Cruz de la Real y Militar Orden de San Fernando, de 3.ª Clase; en septiembre del mismo año, la Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo; el 27 de enero de 1825 fue agraciado por S. M. Cristianísima, con el título de caballero de la Real y Militar Orden de San Luis; el 4 de mayo de 1826, obtuvo la Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo. Le fueron otorgadas las Cruces de distinción de la Batalla de Bailén, del Primer y del Segundo Ejército, de la Batalla de Talavera y de La Bisbal.

Fue purificado de su conducta política y militar durante el período llamado del sistema constitucional.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), Exp. personal.

J. M. Cuenca Toribio y S. Miranda García, El poder y sus hombres. ¿Por quiénes hemos sido gobernados los españoles? (1705-1998), Madrid, Editorial Actas, 1998, págs. 802-805.

 

María Victoria Liévano de Malik