Ayuda

José Villaamil y Castro

Biografía

Villaamil y Castro, José. Madrid, 12.XI.1838 – 27.IX.1910. Bibliotecario, archivero, anticuario, historiador y bibliógrafo.

En su infancia y primera juventud, José Villaamil y Castro residió en Mondoñedo, en una casa situada frente a la fachada de la catedral, que ostenta el escudo familiar. Se formó en el ambiente cultural del Seminario Conciliar. Como él mismo recordaba, había vivido una posición modesta e independiente, entregándose “por completo al cultivo de los estudios históricos y a las investigaciones arqueológicas, perdiendo un tiempo (si puede darse por perdido el tiempo que a la ciencia se consagra) que, de haberlo aplicado al ejercicio de una profesión o industria, hubiese obtenido ventajas positivas”. Publicó artículos sobre objetos hallados en excavaciones arqueológicas que hizo en la provincia de Lugo. Recogió monedas de la Antigüedad y Edad Media, y “diplomas y monumentos paleográficos” de los monasterios y conventos suprimidos de Galicia. En un oficio de 19 de septiembre de 1859, la Real Academia de la Historia reconoció el valioso servicio que había prestado, “dando a conocer, con buenas copias”, los dibujos del báculo y calzado pontifical del obispo de Mondoñedo Pelayo II de Cebeira (1199-1218), que había remitido. Custodió objetos recogidos en Mondoñedo, que entregó, por Real Orden de 30 de junio de 1871, al gobernador civil de la provincia. En reconocimiento a sus méritos históricos y a su libro Crónica de la provincia de Lugo (tomo IX de la Crónica general de España, dirigida por Cayetano Rosell), el 26 de enero de 1866 fue nombrado académico correspondiente de la Real Academia de la Historia. Descubrió las pinturas murales de la Catedral de Mondoñedo, que reprodujo por medio de calcos coloreados, se ocupó de su restauración y publicó un estudio monográfico. Su trabajo fue apreciado en la Exposición Universal de París (1867). El 31 de mayo de 1864, la Real Academia de la Historia le encomendó auxiliar a la Administración provincial de Lugo en el examen y separación de los documentos históricos que habían de sacarse de su Archivo, tarea que no pudo ultimar por las dificultades que le puso esa Administración.

Pese a sus trabajos históricos y arqueológicos, a los treinta y un años, carecía de titulación académica. El 9 de junio de 1869 obtuvo el título de bachiller en Artes por el Instituto de Enseñanza Media de Lugo.

Después viajó a Madrid para examinarse en la Escuela de Diplomática creada, por Real decreto (7 de octubre de 1856), para la formación de jefes y oficiales de los archivos en la lectura de documentos antiguos, según recomendación de la Real Academia de la Historia, que echaba “a menudo, la falta de personas versadas en la lectura de antiguos instrumentos que la auxiliasen en sus tareas”. El 2 de julio de 1869 recibió el título de archivero, bibliotecario y anticuario.

Durante los años que residió en Mondoñedo, desempeñó los siguientes cargos: juez, fiscal, síndico y concejal electo. El 26 de enero de 1871, fue nombrado aspirante sin sueldo en la Biblioteca Universitaria de Santiago. El 13 de marzo de 1871, la Dirección General de Instrucción Pública le confirió investigar los “documentos históricos” dispersos por el reino de Galicia, para redactar una “memoria” que facilitase su incorporación al Archivo Histórico Nacional. La “memoria” está firmada en Ribadeo el 21 de octubre de 1873. Este año abandonó definitivamente la ciudad de Mondoñedo. Se doctoró en Derecho Civil y Canónico por la Universidad Central. El 9 de febrero de 1874 fue nombrado “oficial de tercer grado de la sección de Bibliotecas” para desempeñar la jefatura de la Biblioteca Universitaria de Salamanca. En pocos días revisó su rica colección de códices y anotó su catálogo impreso. Luego desempeñó la plaza de bibliotecario en la Facultad de Farmacia de la Universidad Central, con inteligente y celosa dedicación. Más tarde accedió a la plaza de la Facultad de Derecho, establecida en el edificio de Noviciado. En 1876 recomendó la publicación del catálogo de los manuscritos de esa biblioteca y preparó los de la época del cardenal Cisneros. Este último catálogo fue elogiado por la Real Academia de la Historia. El 26 de diciembre de 1878 ascendió a oficial de segundo grado en la sección de Bibliotecas.

Ejerció en el Archivo General de Indias, publicando una reseña histórica sobre el edificio y los documentos custodiados (1884), y en la Biblioteca Nacional de Madrid (10 de septiembre de 1881-9. De octubre de 1886). Este año representó al Gobierno en la conferencia Internacional de Berna para firmar el convenio sobre la protección de obras literarias y artísticas. Entre 1880 y 1886 dirigió el Boletín Histórico con Hinojosa, Allende-Salazar y Gesta Leceta. Falleció inesperadamente en Madrid a los setenta y dos años.

La calidad de su trabajo en el ejercicio de su carrera profesional como bibliotecario, arqueólogo e historiador fue extraordinaria y reconocida por las numerosas distinciones recibidas. Fue socio fundador, secretario y vocal de la junta directiva de la Sociedad Geográfica de Madrid; académico correspondiente de la Real Academia de la Historia, de la Real Academia Gallega, de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de la Real Academia de Ciencias de Lisboa. Profesor de Historia de España en la Escuela de Institutrices, cronista de la provincia de Lugo, socio de mérito de la Sociedad Económica de Amigos del País de Santiago y miembro del Colegio Internacional de Ciencias, Artes y Letras de Milán. Medalla de oro de la Exposición Histórica Europea en el IV centenario del Descubrimiento de América y Gran Cruz de Isabel la Católica por real decreto de 7 de octubre de 1901.

Autor de valiosos estudios de historia, arte y arqueología y bibliografía; muchos de ellos, sobre Galicia.

Hizo dibujos de obras de arte gallego, que se conservan en la Real Academia Gallega y en la Real Academia de la Historia. Como historiador, bibliotecario y arqueólogo publicó gran número de estudios en libros y revistas: Museo Español de Antigüedades; El Arte en España; El Semanario Pintoresco Español; El Museo Universal; El Averiguador; La Ilustración Gallega y Asturiana; Galicia Diplomática; Galicia Histórica; Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos; Revista Europea; Revista de España y Revista de la Universidad de Madrid. Algunos de sus artículos, publicados en revistas o folletos, se reunieron en pequeñas colecciones y se reeditaron en volúmenes de misceláneas. Tal es el caso de Pasatiempos eruditos.

Otras monografías se volvieron a publicar en libros o folletos. Para abreviar el extenso listado de obras sueltas y evitar repeticiones de sus artículos, se citan preferentemente estas ediciones. Todos sus trabajos manuscritos e impresos (doscientos veintiocho registros) fueron recopilados por Ignacio Cabano Vázquez, en el estudio que acompaña a la edición facsímil de la obra de Villaamil: Ensayo de un catálogo sistemático y crítico de algunos libros y folletos que tratan de Galicia.

 

Obras de ~: Pinturas murales de la catedral de Mondoñedo, Madrid, Imp. de Manuel Galiano, 1863; La Catedral de Mondoñedo, su historia y descripción, sus pinturas murales, accesorios, mobiliario, bronces y orfebrería, vestiduras y ropas sagradas, Madrid, Imp. de Manuel Galiano, 1865; Crónica de la provincia de Lugo, Madrid, Editor Aquiles Ronchi, 1866, en Crónica general de España, dirigida por Cayetano Rosell, IX (reprod. facsímil, Valladolid, Editorial Maxtor Librería, 2002); Descripción histórico- artístico-arqueológica de la Catedral de Santiago, Lugo, Imp. de Soto Freire, 1866; Rudimentos de arqueología sagrada, Lugo, Imp. de Soto Freire, 1867; Antigüedades prehistóricas y célticas de Galicia, Lugo, Imprenta Soto Freire, 1873; “Los Castros y las Mámoas de Galicia”, en Museo Español de Antigüedades (MEA), VII, 1873, págs. 195-237; Los Pertigueros de la Iglesia de Santiago, Madrid, Imp. de Aribau y C.ª, 1873; Los Códices de las iglesias de Galicia en la Edad Media. Estudio histórico-bibliográfico, Madrid, Imp. y Est. de Aribau y Compañía, 1874; Ensayo de un catálogo sistemático y crítico de algunos libros, folletos y papeles así impresos como manuscritos que tratan en particular de Galicia, Madrid, Imp. de T. Fortanet, 1875 (ed. facsímil: Barcelona, Ediciones El Albir, 1975 y en J. Villaamil y Castro, Bibliografía de Galicia, Santiago de Compostela, Xunta de Galicia, 1997, Bibliofilia de Galicia, 12); Catálogo de los manuscritos existentes en la Biblioteca de Noviciado de la Universidad Central (Procedentes de la antigua Alcalá). Parte I. Códices, Madrid, Imp. Est. y Galvanoplastia de Aribau y C.ª, 1878; “Pobladores, ciudades, monumentos y caminos antiguos del Norte de la provincia de Lugo”, en Boletín de la Sociedad Geográfica de Madrid, V (1878), págs. 81-139; “Arca de Noé. Iluminación del Códice de la Biblioteca de Noviciado (Universidad Central) que contiene el Breviarium historie catholice del Arzobispo Don Rodrigo Jiménez de Rada”, en (MEA), VII (1879), págs. 587-623; La Catedral Compostelana en la Edad Media y el Sepulcro de Santiago con algunas antiguas curiosidades litúrgicas y varias noticias nuevas, histórico-artísticas, de la misma iglesia, Madrid, Imp. de Aurelio J. Alaria, 1879; “La colección de manuscritos del tiempo de Cisneros, conservada en la Biblioteca de la Universidad Central”, en Boletín Histórico (BH), I (1880), págs. 10-12, 26-29, 43-46; Catálogo de los manuscritos del tiempo de Cisneros existentes en la Biblioteca de Noviciado, c. 1880, inéd.; Del uso de las pruebas judiciales, llamadas vulgares. Estudio histórico-jurídico, en (BH), I (1880), págs. 145-155, 161-166, 177-183 (otra edición en Madrid, Imp. de Aribau y C.ª, 1881); La policía balnearia según nuestros fueros municipales. Estudio histórico, Madrid, Imp. de Aribau y C.ª, 1882; Reseña de algunos códices jurídicos de la Biblioteca del Escorial, Madrid, Imp. de D. G. Hernando, 1883; Origen de los foros en Galicia: causas de su decadencia actual, ventajas e inconvenientes de su conservación para la agricultura e industrias que de ésta derivan, Madrid, Tip. de Manuel G. Hernández, 1883; Los pertigueros de la Iglesia de Santiago. Segunda parte. Rectificación a D. Manuel Murguía, Madrid, Imp. Gregorio Hernando, 1883. Breve reseña histórico-descriptiva del Archivo General de Indias y noticia de algunos de sus principales documentos, Sevilla, Imp. de “El Orden”, 1884; Los foros de Galicia en la Edad Media: estudio de las transformaciones que ha sufrido en Galicia la contratación para el aprovechamiento de las tierras. Con un apéndice de algunas voces que aparecen en los doscientos ochenta que se citan en el curso de la obra, Madrid, Est. Tipográfico de los sucesores de Ribadeneyra, 1884; Exposición organizada por la Sociedad Económica de Amigos del País: objetos que expuso el Sr. D. José Villaamil y Castro, Santiago, Imp. del Seminario Conciliar Central, 1885; Memoria sobre la creación de un Museo Arqueológico en la ciudad de Santiago, que en cumplimiento de la Real orden de 30 de junio de 1866 presenta al Excmo. Sr. Ministro de Fomento, Madrid, Imp. del Colegio Nacional de Sordo-Mudos y Ciegos, 1887; El Libro en Galicia. Datos sobre las bibliotecas y códices que hubo en las iglesias, monasterios y hospitales gallegos durante la Edad Media, y sobre los primeros libros impresos en las poblaciones de Galicia, 1888, inéd.; Exposición histórico-europea. Catálogo de objetos de Galicia, Madrid, Est. Tipográfico de los sucesores de Rivadeneyra, 1892; Lugo, la muralla y otras antigüedades, Lugo, Tip. de A. Villamarín, 1897; Estudio histórico acerca del señorío temporal de los obispos de Lugo en sus relaciones con el municipio (en la Edad Media), Lugo, Tip. de A. Villamarín, 1897; “Reseña histórica de los establecimientos de beneficencia que hubo en Galicia durante la Edad Media, y de la erección del gran Hospital Real de Santiago fundado por los Reyes Católicos”, en Galicia Histórica, I (1902), págs. 227-250, 289-312, 353-397; Iglesias gallegas en la Edad Media. Colección de artículos, Madrid, Imp. de San Francisco de Sales, 1904; Obras de José Villaamil y Castro, s. l., (1907) (150 estudios impresos); Inventarios de mobiliario litúrgico, Madrid, Nueva Imprenta San Francisco de Sales, 1906; Pasatiempos eruditos. Colección de artículos en su mayoría sobre el mobiliario litúrgico de las Iglesias gallegas en la Edad Media, publicados por José Villa-amil y Castro en el espacio de treinta y tres años (desde 1872 a 1905), Madrid, Nueva Imprenta de San Francisco de Sales, 1907; Productos de la metalurgia gallega en tiempos remotos, Orense, Imp. A. Otero, 1907; La catedral de Santiago. Breve descripción histórica con la planta y diseño iconográfico, Madrid, Tip. de la Revista de Archivos, 1909.

 

Bibl.: Circunstancias que reúne, títulos de que está adornado, méritos contraídos y servicios prestados por D. José Villa-amil y Castro, Madrid, Imp. y estereotipia de Aribau y C.ª (sucesores de Rivadeneyra), 1881, págs. 1-4; id., en Galicia Diplomática, II (1884) 226-227, 239-240; M. Murguía, “Necrología. D. José Villaamil y Castro”, Boletín de la Real Academia Gallega, IV (1910), págs. 41-42; S. N.,”Villaamil y Castro, José”, en Enciclopedia Universal Ilustrada Europea-Americana, Bilbao, Madrid, Barcelona, Espasa Calpe, 1929, LXVIII, pág. 1324; A. Couceiro Freijomil, Diccionario Bio-bibliográfico de escritores, Santiago de Compostela, 1953, III, págs. 509-512; A. Ruiz Cabriada, Bio- Bibliografía del Cuerpo facultativo de archiveros, bibliotecarios y arqueólogos-1858-1958, Madrid, Publicaciones de la Junta Técnica de Archivos, Bibliotecas y Museos, 1958, págs. 1036-1041; S. N., “Villaamil y Castro, José”, en Gran Enciclopedia Gallega, t.XXX, Santiago, Silverio Cañada, 1974, págs. 122-123; A. Palau y Dulcet, Manual del librero hispanoamericano, Barcelona, Librería Palau, 1976, 2.ª ed., XXVII, págs. 95-96; C. Llana, “Pioneros: José Villaamil y Castro. La investigación paleolitista en la Galicia del siglo XIX”, en Revista de Arqueología, 15 (1994) págs. 52-59; J. I. Cabano Vázquez, “Cadernos dun cazador de bibliosaurios. José Villaamil y Castro e a Bibliografía en Galicia no Século XIX”, en J. Villaamil y Castro, Bibliografía de Galicia, Santiago de Compostela, Xunta de Galicia, 1997, págs. 13- 148; J. C. López García, “A influencia do celtismo na obra de José Villaamil y Castro”, en Gallaecia, 16 (1997) págs. 97-109; A. González, Comisión de Antigüedades de la Real Academia de la Historia. Galicia. Catálogo e índices, Real Academia de la Historia, 2000, págs. 138-139. J. C. López García, “José Villa- Amil y Castro: Pionero da arqueoloxía prehistórica en Galicia”, en Brigantium, Boletín do Museu Arqueolóxico e Histórico da Coruña, 14 (2003), págs. 89-96; C. Manso Porto, “Villaamil y Castro, José”, en VV. AA., Gran Enciclopedia Galega, t. XLIV, Santiago de Compostela, Silverio Cañada, 2003, págs. 78-79; “La colección de dibujos lucenses de José Villaamil y Castro conservados en la Real Academia de la Historia”, en Abrente, 40-41, (2008-2009), págs. 313-368.

 

Carmen Manso Porto