Ayuda

José Joaquín González Edo

Biografía

González Edo, José Joaquín. Madrid, 28.III.1894 – 12.XI.1989. Arquitecto y urbanista.

Cursó la primera enseñanza en el colegio alemán de Madrid y el bachillerato en el instituto general y técnico de San Isidro como alumno libre. Desde la infancia mostró preocupación y disposición hacia el dibujo y los problemas arquitectónicos. En los paseos por Madrid, le gustaba imaginar las reformas necesarias, que a continuación dibujaba. Aunque hijo de médico, la vocación era evidente y sería su hermano quien continuase la tradición paterna. Estudió en la Universidad la preparación de arquitectura en materia científica y en el Casón y en academias particulares la artística. Cuando el arquitecto Mauricio Jalvo, padre de la que sería su esposa, decidió trasladarse a Argentina, al joven estudiante le urgió terminar la carrera. Realizó dos cursos en uno y finalizó los estudios de Arquitectura en 1918, titulándose el 2 de diciembre de 1919.

Decisivo fue el grupo de compañeros de estudios. Entre ellos estaba Casto Fernández-Shaw en la misma promoción, y también conoció en la escuela a Fernando García Mercadal, con los que mantuvo contacto hasta su muerte.

En 1921 obtuvo por oposición una plaza como arquitecto del Catastro Urbano en el Ministerio de Hacienda. Su primer destino fue Cádiz. Su estancia en esta ciudad fue breve y volvió a Madrid, donde trabajó como arquitecto colaborador en el estudio de Teodoro Anasagasti, participando en los proyectos de los cines madrileños Monumental (1922-1923) y Pavón (1924-1925). Aquí tomó contacto con las nuevas tipologías y la construcción en hormigón armado, material aún no generalizado en España.

El traslado a Málaga llegó en 1928, ciudad de la que se enamoró rápidamente. Trabajó en el Catastro y dirigió las obras de construcción de las escuelas de la provincia. No sólo trabajó en Málaga, sino que algunas de sus mejores obras están en Córdoba y su provincia, donde proyectó con volumetrías de art déco en un principio, pasando, a partir de 1828, con la escuela de niños de Villafranca, a hacerlo con una destreza en el movimiento en consonancia con las obras de mayor dinamismo de la arquitectura internacional, como ocurre en la escuela de niñas (1933) de la misma localidad.

Previniendo el estallido de la Guerra Civil Española (1936-1939), se reunió con su familia en Algora (Guadalajara), donde le sorprendió el levantamiento militar del 18 de julio. Consiguió trasladarse a Madrid, donde entró en la Confederación Nacional de Trabajadores (CNT) y, bajo la dirección de Pedro Bidagor, participó en un seminario que realizó un utópico Plan de Reforma Interior de Madrid durante 1937.

Terminada la guerra volvió a Málaga, y fue nombrado arquitecto-jefe de urbanismo en la Comisión Superior de Ordenación de la Provincia de Málaga desde 1946 hasta 1960. Finalizada esta labor, se trasladó a Madrid, sin abandonar definitivamente la ciudad.

Fue arquitecto municipal de Navacerrada, académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo en Málaga y correspondiente de la Real de San Fernando. En esta faceta, presidió la Comisión Provincial de Monumentos de Málaga.

 

Obras de ~: Casa Torres Tábora, Córdoba, 1926; Escuela para niños, Villafranca de Córdoba, 1928; Mercado de Villafranca de Córdoba, 1929; Parador Montemar, Torremolinos (Málaga), 1930; Cine Actualidades y viviendas, Málaga, 1932; Escuela para niñas, Villafranca de Córdoba (Córdoba), 1933; Edificio Desfile del Amor, Málaga, 1935; con P. Bidagor (dir.), Reforma interior de Madrid, 1937; Jefatura de Obras Públicas, Málaga, 1941; Cine Albéniz, Málaga, 1941; Hostería Gibralfaro, Málaga, 1945; Plan general de Ordenación de la Provincia de Málaga, 1950.

 

Bibl.: J. Seguí Pérez, “José González Edo: Análisis de su obra”, en Geometría, n.º 6 (1988), págs. 62-82; M. P. Lara García, Historia de los cines malagueños (desde sus orígenes hasta 1946), Málaga, Diputación, 1988; E. Mosquera Adell y T. Pérez Cano, La vanguardia imposible. Quince visiones de arquitectura contemporánea andaluza, Sevilla, Consejería de Obras Públicas y Transportes, 1990; J. Pérez Rojas, Art Déco en España, Madrid, Cátedra, 1990, pág. 440; S. Gallego Aranda, “D. José González Edo: un primer paso hacia el racionalismo en la arquitectura melillense”, en Boletín de Arte (BA), n.º 16 (1995), págs. 235-248; R. Camacho Martínez (dir.), Guía histórico-artística de Málaga, Málaga, Arguval, 1997; F. R. Luque García, “Arquitecturas modernas. El camino de González Edo”, en Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (comp.), La arquitectura moderna en Andalucía: un patrimonio para conservar. La experiencia DOCOMOMO, Sevilla, Consejería de Cultura, 1998, págs. 116-135; F. R. Luque García, “Arquitectura y ciudad: la obra del arquitecto González Edo”, en BA, n.º 21 (2000), págs. 497-498.

 

Francisco R. Luque García