Ayuda

Antonio de Guill y Gonzaga

Biografía

Guill y Gonzaga, Antonio de. Valencia, 1715 – Santiago de Chile (Chile), 24.VIII.1768. Gobernador.

Hijo del caballero de Calatrava Francisco Guill y Tomás y de Ana Gonzaga y nieto del oidor de la Audiencia de Sevilla Blas Gonzaga Villoslada, comenzó la carrera militar en el regimiento de Infantería de Guadalajara. El 25 de junio de 1759, ya graduado de brigadier, fue nombrado gobernador y capitán general de Panamá; un año después Carlos III lo designó gobernador interino de Chile. En octubre de 1761 fue nombrado gobernador en propiedad y capitán general, llegó a Valparaíso el 18 de septiembre de 1762 y tomó posesión de su cargo.

Nada más llegar hubo de resolver los problemas que había dejado el terremoto que asoló Concepción el 21 de mayo de 1751. A finales de octubre de 1762 tuvo que declarar la guerra con Inglaterra. Como la ciudad de Santiago no estaba preparada para recibir ningún ataque mandó construir un resguardo de fajina para evitar un desembarco, planificó el establecimiento de una fundición en Valparaíso, solicitó a la colonia del Sacramento el envío de fusiles y ordenó la construcción de una casa de pólvora.

En abril de 1763 descubrió unas minas de azufre en la provincia de Coquimbo. Ese mismo año fue promocionado a mariscal de campo.

A principios de 1764 firmó la paz con Inglaterra. En el plano administrativo tomó la importante decisión de dejar dividida la ciudad de Santiago en cuatro cuadrantes. En noviembre de ese mismo año convocó a las tribus araucanas a un parlamento que se celebraría en diciembre en Nacimiento. Desde poco tiempo después de tomar posesión del cargo de gobernador había decidido erigir poblados en la Araucanía con el fin de concentrar en ellos a la población indígena. Se trataba de una estrategia con fines religiosos y políticos: la labor de evangelización de los misioneros sería más cómoda y se podría controlar a los indígenas con mayor facilidad. Aceptaron la propuesta los caciques de Angol, Minico, Lucán, Cullén, Repocura y Maquehua. Las autoridades hispanas convencieron de la bondad del proyecto a más indígenas mapuches y enviaron a cada pueblo las herramientas necesarias para llevar a cabo la construcción de las casas. Se fundaron muchas villas en los partidos de Angol ―San Carlos, San Miguel y San Julián―, Rocalgüe de la Purísima Concepción, Marben ―San Ignacio, San Antonio de Burén, San Javier de Chacaico, San Juan de Dios de Requen o San Borja de Malleco―, en Tucapel, en la jurisdicción de Arauco las villas de San Joaquín de la Mazeta, los Santos Reyes de Rauco, San Vicente Ferrer de Deunco... Guill y Gonzaga declaró el pueblo de Talcahuano “Puerto de Registro Surgidero y Amarradero de Naves”.

En 1765, con el fin de evitar la incomunicación que todos los inviernos sufría Chile, ordenó al coronel Juan Garland construir en la provincia de Cuyo cuatro garitas de cal y ladrillo como posadas de viajeros y correos. Fundó San Luis Gonzaga de Rere y Tucapel Nuevo y encargó a Juan Garland y White una Relación de la situación, consistencia y estado actual del puerto de Valdivia y sus fortificaciones.

En 1766 fundó San Carlos de Yumbel y refundó los pueblos de Angol ―que había sufrido un terremoto―, Minico y Huequén. A pesar de ello, el 25 de diciembre se produjo una rebelión indígena, conocida como el “malón de Curiñaco”, que se pudo sofocar. En 1767 fundó San Carlos de Chonchi y San Carlos de Ancud un año después.

El 26 de agosto de 1767, a su pesar, hubo de cumplir la orden de expulsión de los trescientos cincuenta y dos jesuitas que residían en Chile.

Sufrió un ataque de parálisis que se repitió en enero de 1768 que le imposibilitaba trabajar. El gobierno quedó entonces en manos del oidor decano de la Audiencia de Chile, José de Balmaceda. Está enterrado en la iglesia de la Merced de Santiago.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General de Indias (Sevilla), Contratación, 5697, n.º 6, “Residencias de la Audiencia de Chile, 1775, Residencia del mariscal Antonio Guill y Gonzaga, gobernador y capitán general de Chile, por José Clemente de Traslaviña, oidor de la Audiencia de Chile”, Inventario de la Sección de Escribanía, t. IV.

A. de Alcedo, Diccionario geográfico-histórico de las Indias Occidentales o América, Madrid, M. González, 1786; V. Carvallo Goyeneche, Descripción histórico geográfica del Reino de Chile por don Vicente Carvallo Goyeneche, Santiago de Chile, Imprenta Librería del Mercurio, 1875; D. Barros Arana, Historia general de Chile, Santiago de Chile, Rafael Jover, Editor, 1884-1902; J. T. Medina, Diccionario biográfico colonial de Chile, Santiago, Impr. Elziviriana, 1906; G. Guarda, Flandes indiano. Las fortificaciones del Reino de Chile 1541-1826, Santiago de Chile, Ediciones Universidad Católica de Chile, 1928; A. Ballesteros y Beretta, Historia de España y su influencia en la historia universal, Barcelona, Salvat editores, 1949, vol. V; J. L. Espejo, Nobiliario de la capitanía general de Chile, Santiago de Chile, Bello, 1967; G. Guarda, La ciudad chilena del siglo XVIII, Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, 1968; J. Fuentes, L. Cortés, et al., Diccionario histórico de Chile, Santiago de Chile, Zigzag, 1999; G. Guarda, Nueva historia de Valdivia, Santiago de Chile, Ediciones Universidad Católica de Chile, 2001.

 

Covadonga de Quintana Bermúdez de la Puente