Ayuda

Constanza de Aragón (I)

Biografía

Constanza de Aragón. ?, 1182 – Catania (Italia), 1223. Reina de Hungría, de Sicilia y emperatriz del Sacro Imperio Romano Germánico.

Primogénita de las hijas de Alfonso II de Aragón y de Sancha de Castilla, hermana de Pedro II el Católico de Aragón, fue ingresada de niña en el monasterio de Sixena, y casada hacia 1190 con el príncipe heredero de Hungría, Eimerico I, que sería Rey a la muerte de Bela III (1196-1204). El obispo de Huesca fue el encargado de llevarla a la capital magiar para la celebración del enlace. Al quedar viuda en 1204, su madre Sancha la utilizó para afianzar la presencia de la dinastía en el Mediterráneo, ya que sustituyó a su hermana Sancha en el previsto matrimonio con Federico I de Hohenstaufen, rey de Sicilia, hijo del emperador Enrique VI. Contrajo estos nuevos esponsales en 1208, cuando debía tener unos veinticinco años. Detrás de este enlace estuvo también Inocencio III, que había enviado legados a la Península Ibérica para concretar esta unión con Pedro el Católico y su madre Sancha.

Este enlace impedía el matrimonio de Federico con la hija de Felipe de Suabia, enemigo declarado del Pontífice. En 1209 tuvo lugar el encuentro de los nuevos esposos, celebrándose el matrimonio el 19 de agosto de 1209, Federico acababa de cumplir los quince años. Constanza fue llevada a su nueva residencia siciliana, donde su hermano Alfonso II de Provenza, según el contrato matrimonial, trajo unos quinientos caballeros catalanes y aragoneses que deberían ayudar al joven Federico a posesionarse de las tierras que la nobleza siciliana se negaba a entregar; pero este cuerpo expedicionario nunca cumplió su misión, ya que Alfonso II de Provenza murió en Palermo poco después. Constanza dio un hijo, Enrique, a su joven marido, al que también introdujo en la afición por la poesía y la música, que tanto esplendor habían tenido en la Corte de su padre Alfonso II el Trovador.

En 1211 su esposo era proclamado rey de Alemania como Federico II, título que suponía automáticamente el de emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, siendo coronado como tal en Roma en 1220. La influencia de Constanza fue muy grande en su joven esposo, que la respetó hasta su muerte ocurrida en Catania en 1223. Esta admiración por Constanza contrasta con el desprecio con que trató a las otras dos esposas legítimas que tuvo Federico II y al hecho de que en la Corte instalase un verdadero harem, siguiendo el ejemplo musulmán.

 

Bibl.: J. L. Huillard-Breholles, Historia diplomática Friderici Secundi, t. I, Paris, 1852, págs. 112-113; E. Pontieri, Federico II d’Hohenstaufen e i suoi tempi, Napoli, 1958; D. Abulafia, Frederik II. A medieval emperor, London, Pimlico, 1988; M. Aurell, Les noces del comte. Matrimoni i poder a Catalunya (785-1213), trad. de M. Bordes, Barcelona, Omega, 1998.

 

Salvador Claramunt Rodríguez