Ayuda

Manuel Jiménez de Parga Cabrera

Biografía

Jiménez de Parga Cabrera, Manuel. Granada, 9.IV.1929 – Madrid, 7.V.2014. Político y constitucionalista.

Hijo de abogado, cursó la primera y segunda enseñanza en el colegio de los maristas de su ciudad natal, en cuya Facultad de Derecho realizó los estudios universitarios, ampliados en Madrid, Heidelberg, Friburgo, Múnich y París. Fue discípulo de Enrique Gómez Arboleya, con el que, una vez licenciado en Derecho en 1951, se trasladó a Madrid, como su más próximo colaborador en el Instituto de Estudios Políticos y en su prestigiosa revista Anuario de Filosofía del Derecho. Alcanzado el título de doctor con el estudio titulado La supuesta crisis de la estructura normativa de la realidad jurídica (1954), participó activamente en las tareas de dicho organismo y en el ambiente intelectual madrileño de la citada etapa, en la que aunaría amistades y conocimientos con figuras tales como Javier Zubiri —éste de manera muy particular—, Francisco Javier Conde, etc. Fue, sucesivamente, profesor ayudante, adjunto y encargado en la Facultad de Derecho de Madrid. Obtenida la cátedra de Derecho Político de la Universidad de Barcelona en 1957, desplegó desde ella una trepidante actividad académica y mediática, convirtiéndose en uno de los principales dinamizadores de la vida académica e intelectual así como, en los días del tardofranquismo, en propagador incansable de las ideas democráticas por cuya pronta viabilidad en el país realizó campañas de gran eco y audiencia. Gran parte de tan destacada presencia pública se vertió a través de la prensa madrileña y barcelonesa, llegando a hacer famoso en sus páginas el expresivo seudónimo de Secondat.

Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Barcelona en 1976, sería rector de dicha alma máter en el bienio 1976-1977, año éste en que, en las listas de Unión de Centro Democrático, lograría el acta de diputado de las Cortes Constituyentes.

Desde julio del mencionado 1977 hasta marzo de 1978 desempeñó en el primer gabinete de la democracia el Ministerio de Trabajo. En tan difícil cartera llevó a cabo la incorporación de los sindicatos democráticos y la consiguiente abolición de los verticales —con sus miles de funcionarios e inmenso patrimonio—, sin mayores conflictos ni reclamaciones. Con la entrada en la escena de la vida pública y social de aquéllos y la obligada transformación de la patronal –—Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE)—, se abriría una nueva fase en la historia laboral del país. Embajador de España, representó, en su sede ginebrina, al Gobierno de Adolfo Suárez en la Organización Internacional de Trabajo (OIT) en el trienio 1978-1981. En dicho organismo logró recuperar la antigua posición ocupada por España antes de la Segunda Guerra Mundial en su Consejo, al conseguir ganar a Suecia, candidato de los estados europeos, en la correspondiente votación. En 1980 alcanzó la presidencia de la Conferencia Interamericana del Trabajo, celebrada en Medellín, con asistencia de delegados gubernamentales, sindicales y patronales de todas las naciones del nuevo continente.

Un año más tarde se posesionó de una de las cátedras de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense, que ocupó hasta su jubilación en 1999. Magistrado del Tribunal Constitucional desde 1995, sería su vicepresidente y entre 2001 y 2004 su presidente.

En tal relevante posición mostraría una ardiente fe en la vigencia y virtualidad de la Carta Magna de diciembre de 1978, sin eludir confrontaciones y polémicas de amplio alcance político y mediático a través de artículos periodísticos y declaraciones públicas e institucionales de resonante impacto. Presidente de la Asociación Española de Ciencias Políticas y Constitucionales —creada en buena parte merced a sus esfuerzos— a lo largo de la década 1985-1995, profesor emérito de la Universidad Bauru de São Pablo (Brasil), miembro de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba (Argentina) y de honor de la Academia Aragonesa de Ciencias Sociales, doctor honoris causa por las Universidades de Burdeos y Rey Juan Carlos de Madrid, académico de honor de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de Granada y miembro de número (medalla 27) de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, posee además las Grandes Cruces de Carlos III y Alfonso X el Sabio y fue designado en noviembre de 2002 Premio Pelayo en su VIII edición para juristas de reconocido prestigio y, un año atrás, Hijo Predilecto de Andalucía. Fundador en Barcelona, en 1970, del despacho Jiménez de Parga- Abogados Asociados, con sedes en la Ciudad Condal, en la capital de España y en otras ciudades del país, fue el autor de dictámenes de gran trascendencia jurídica y administrativa así como defensor en causas célebres durante el régimen franquista y posteriormente.

Su bibliografía académica se enriquece con títulos de gran nombradía y proyección en amplios círculos de la opinión pública. Traductor y difusor en los países de lengua española de la obra del afamado constitucionalista francés Maurice Duverger, estudioso y glosador asiduo del Estado de Derecho, sus reflexiones se centrarían posteriormente en los peligros que acechan a los regímenes democráticos de la actualidad y a la democracia misma, entre los que una excesiva deriva mediática así como la tentación estatalista no figurarían, a su juicio, entre las de menor rango: “Hoy la clave está en la Televisión. El primero que agarra la Televisión es el que gana”.

 

Obras de ~: “La teoría política de Giovanni Gentile”, en Anuario de Filosofía del Derecho, II (1954), págs. 133-178; “Hugo Grocio y el proceso de constitución de la realidad jurídica moderna”, en Revista de Estudios Políticos, 74 (1954), págs. 119-143; La V República Francesa. Una puerta abierta a la dictadura constitucional, Madrid, Tecnos, 1958; Los regímenes políticos contemporáneos, Madrid, Tecnos, 1960; Formas constitucionales y fuerzas políticas, Madrid, Tecnos, 1962; Las Monarquías europeas en el horizonte español, Madrid, Tecnos, 1966; Noticias con acento. Páginas sueltas de un año político, Madrid, Alfaguara, 1967; Atisbos desde esta España, Madrid, Guadiana de Ediciones, 1969; La ilusión política. ¿Hay que reinventar la democracia en España?, Madrid, Alianza, 1993; Sobre el saber jurídico-político. Un posible enfoque, Madrid, Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, 2002.

 

Bibl.: S. Pániker, Conversaciones en Cataluña, Barcelona, Kairós, 1971, págs. 55-60; P. J. Ramírez, Así se ganaron las elecciones de 1977, Barcelona, Planeta, 1977; J. M. Cuenca Toribio, Semblanzas andaluzas (Galería de retratos), Madrid, Espasa Calpe, 1984; C. Huneeus, La Unión de Centro Democrático, Madrid, Centro de Investigaciones Sociológicas, 1985; S. Alonso-Castrillo, La apuesta del centro. Historia de la UCD, Madrid, Alianza, 1986; J. M. Cuenca Toribio, Parlamentarismo y antiparlamentarismo en España, Madrid, Congreso de los Diputados, 1995; S. Juliá, J. Pradera y J. Prieto (coords.), Memoria de la Transición, Madrid, Taurus, 1996; J. M. Cuenca Toribio, “Los ministros andaluces de la democracia”, en Andalucía en la Historia, 8 (2005), págs. 9-12.

 

José Manuel Cuenca Toribio