Ayuda

Aurelio Teno Teno

Biografía

Teno Teno, Aurelio. Minas del Soldao (Córdoba), 7.IX.1927. Escultor.

Nació en las tierras montaraces del valle de los Pedroches y más precisamente en las Minas del Soldao, en el seno de una familia de mineros. A lo largo de su vida, desarrollada en gran parte fuera de España, ha conservado siempre la afinidad con su paisaje original, la bravura de la serranía de Córdoba y la estrecha compenetración con el alma de la materia geológica, infundida en quien vio la primera luz junto a la bocamina.

Su formación, iniciada en los talleres de los escultores imagineros y orfebres cordobeses durante su infancia, posteriormente en Bellas Artes de Madrid, y luego en la Escuela Superior de Beaux Arts de París, le permite dominar con gran virtuosismo las técnicas más complejas que le han conducido al desarrollo de la esculto-pintura, partiendo de su trabajo desde el plano para lograr la invasión tridimensional del espacio.

Transcurrieron sus primeros años en la tierra del valle de los Pedroches que forma parte de Sierra Morena, limitada por la de Alcudia y la alineación cuarcítica de los montes Torozos, integrando un gran afloramiento de minerales que atraviesa en diagonal la sierra. Su paisaje se configura entre el encinar y los olivares, con las antiguas tierras de pasto de la trashumancia castellana y la particular fisonomía que le prestan las minas de plomo. En cuanto a la fauna, Teno recuerda la seducción que ejercían sobre su sensibilidad infantil, la cabra y el macho, así como el mochuelo de esotérica mirada. Dos animales de gran nobleza, el caballo y el toro bravo, completan esta tetralogía que habría de imprimir honda huella en la posterior plástica de Teno.

A los veintidós años, se trasladó a Madrid para dedicarse ya exclusivamente al dibujo y la pintura en Bellas Artes. Es el Madrid de la década de 1950 que empieza a abrirse a las tendencias estéticas universales.

Teno se incorpora a las tertulias mañaneras del Café Gijón que congregan a los consagrados de antes de la guerra y a los que irrumpen en la nueva vida intelectual y artística. Maestros asiduos eran Pancho Cossío, Zabaleta, Francisco Arias, Eduardo Vicente y el insigne escultor Cristino Mallo.

Dentro de la atmósfera de París, adonde viaja “solo y escotero”, como diría Azorín, Teno entra en contacto con los artistas más audaces y su visión plástica empieza a evolucionar. Deja de ser figurativo para investigar nuevos procesos de la materia y las formas.

Consagró tres años de trabajo disciplinado, al grabado y la litografía, en la École Nationale Supérieure des Beaux-Arts. Se incorporó al informalismo y su inquietud creativa le indujo a desarrollar fecundas etapas en el campo abstracto, evolucionando luego hacia el neodadaísmo y el pop-art. Como culminación de su trayectoria, los críticos de varios países le consideran un gran expresionista al que relacionan en el ámbito de la escultura con Francis Bacon y Kokoshka.

El prestigio de la obra de Teno, ha adquirido gran relieve internacional, con la implantación de sus monumentos a Don Quijote en varias ciudades de América, ya sea junto al Kennedy Centre, de Washington, inaugurado por los Reyes de España en 1977 o el emplazado en Buenos Aires, en la intersección de las avenidas del Libertador y Nueve de Julio.

Actualmente Aurelio Teno ha regresado a su paisaje original en el valle de los Pedroches, en el Monasterio de Pedrique, en Villaharta, de Córdoba, donde tiene su taller y museo.

 

Obras de ~: Monumento a Don Quijote, Kennedy Center, Washington, 1976; Monumento a Don Quijote, Buenos Aires, 1980; Monumento al Año Internacional del Niño, UNICEF, Madrid, 1985; El Rapto de Europa, Nerja (Granada), 1986; Monumento a la procreación de la especie, San Esteban (Ávila), 1987; Águila observadora del valle, Aracena (Huelva), 1988; El grito, Fuente Ovejuna (Córdoba), 1992; Monumento al Gallo, Pozoblanco (Córdoba), 1993; Raíces de los Pedroches, Puerto Calatraveño, comarca de los Pedroches (Córdoba), 1994; Estudio para un monumento próximo en el “Huerto del Gallo” a Ginés de Sepúlveda, Pozoblanco (Córdoba), 1994; Monumento al Pescador de La Carihuela, Málaga, 1996; Monumento al Aguador, Granada, 1998; Monumento a la Lengua Española, Leganés (Madrid), 2002.

 

Bibl.: Aurelio Teno, Madrid, Publicaciones Españolas, 1965; Aurelio Teno, Madrid, Imprenta Agresa, 1973; Aurelio Teno, catálogo de exposición, Granada, Universidad, 1985; Aurelio Teno, catálogo de exposición, Córdoba, Diputación Provincial, Delegación de Cultura, Juventud y Deportes, 1988; P. García Baena y A. M. Durán, Aurelio Teno, catálogo de exposición, Torremolinos, Ayuntamiento, 1996; L. González de Candamo, Aurelio Teno. Quijotes para la paz, Alcalá de Henares, Fundación Colegio del Rey, 2003.

 

Luis González de Candamo