Ayuda

Juan Martínez de Zaldivia Elduayen

Biografía

Martínez de Zaldivia Elduayen, Juan. Tolosa (Guipúzcoa), 1500 – 1575. Historiador.

El bachiller Zaldivia nació a comienzos del siglo XVI, hijo de Íñigo Martínez de Zaldivia y de Catalina de Elduayen, en una estirpe antigua de esa villa que estaba asentada en Tolosa desde el momento de su fundación, según consta en el padrón de hijosdalgo de Tolosa de 1346. Los Zaldivia ostentaron durante lustros cargos de relevancia en Tolosa y en las instituciones guipuzcoanas. Era de tendencia oñacina. En 1516 se debía de encontrar como capitán de armas en Fuenterrabía, donde recogió noticias de esta villa que formaron el apéndice de la Suma.

Se casó con María Juaniz de Arteaga Idiáquez, hermana de Francisco Idiáquez Arteaga, secretario de estado del Consejo de Italia, y que también era sobrina del secretario Alonso de Idiáquez Yurreamendi. Tuvo un hijo, Juan Martínez de Zaldivia, que murió antes que su padre, en 1553.

Fue bachiller en Artes y en Leyes sin que se sepa en qué universidad cursó sus grados. No aparece en las listas de matriculados de Alcalá o de Oñate, pero se le titula como bachiller ya en 1550. Sabía hablar en latín y en romance. Se puede concluir de su formación jurídica tanto por sus comentarios iushistóricos en la Suma y por su participación en la redacción del Libro Viejo, así como por los encargos recibidos por las juntas en la redacción de memoriales y en las delegaciones efectuadas a la Corte Real o a Navarra. Era de carácter abierto y extravertido, alegre y presumido, llevaba en sus dedos varios anillos con piedras preciosas a las que atribuía efectos curativos; la cara la tenía adornada con la barba.

Ejerció repetidas veces cargos municipales en el concejo de Tolosa. Fue alcalde en 1544, 1552 y 1574, y procurador de la villa en repetidas Juntas de la provincia.

En la Junta de noviembre de 1551 se le encomendó realizar un viaje a Navarra para visitar al virrey.

En su carrera profesional, se le ve actuar como juez árbitro, como regidor municipal, como procurador de la villa en juntas, como comisionado de las juntas y hasta como presidente de las juntas de Guipúzcoa.

Fue capitán de armas de las tropas de Tolosa, en septiembre de 1557 y en 1558 pudo participar en la quema de San Juan de Luz, siguiendo al capitán de Tolosa, Fermín de Atodo. Se enriqueció ejerciendo de prestamista.

Sin embargo, ha pasado a la historia por ser el primer historiador de la provincia de Guipúzcoa y por haber recopilado un cuaderno de ordenanzas titulado el Libro Viejo. Se le encomendó junto con otros comisionados ordenar todos los despachos e instrucciones de la provincia, así como estudiar el problema de la hidalguía guipuzcoana. En varias juntas de 1553 y 1554, lo mismo que en 1574, se le encomendó poner orden en el archivo de Tolosa a los privilegios, provisiones y escrituras de la provincia. Fue en la junta de Rentería de abril de 1562 cuando se le pidió que expusiera su trabajo sobre la recopilación de las ordenanzas de la provincia. En la junta de Azpeitia de 1564 se estudian las obras de Zaldivia tituladas Recopilaçion de las hordenanças y la Suma de las cosas memorables.

También escribió otro tratado sobre armería.

Sobre el Libro Viejo de Guipúzcoa poco se puede decir a lo anotado al hacer su edición. Por completar lo dicho se puede afirmar que en 1549 la villa de San Sebastián propuso reducir a un volumen alfabetizado las ordenanzas provinciales, trabajo que se encomendó al bachiller Zabala, presidente de la junta, y al licenciado Jáuregui, pero el proyecto se paralizó por la muerte del bachiller Zabala. Nuevos intentos se produjeron a partir de 1557. Por fin redactó el trabajo Zaldivia.

No se publicó su obra, que quedó manuscrita para la consulta de las juntas. Esta recopilación fue conocida por Henao a finales del siglo XVII y por otros autores como Elías de Tejada, Sebastián Insausti...

La Suma viene definida por su autor que escribe a la provincia en 1564: “Es una suma de todo lo que después del Diluvio y venida de Tubal a España es digno de ponerse en memoria de la nación vascongada y particularmente desta provinçia, con las hazañas que los della han hecho en diversos tiempos hasta nuestros días”. La Suma fue datada por Carmelo Echegaray, Campion y Urquijo en 1564. Es un texto histórico, especialmente de historia del Derecho y, por lo tanto, también político, en cuanto que Zaldivia refleja en su historia el pensamiento político de su generación.

Fausto Arocena señaló la gran difusión de las copias manuscritas de la Suma, así como la lectura y aprovechamiento que de esta obra hicieron Garibay, Isasti, Ohienart, Guevara en su obra de 1586, Pedro de Salazar de Mendoza en 1600, Henao, Joaquín José de Landazuri, el doctor Camino y Orella, Campión, Iztueta y Carmelo de Echegaray. Fue Fausto Arocena quien se ocupó de realizar la edición de esta obra.

Viudo y postrado en cama por un ataque de apoplejía, Martínez de Zaldivia otorgó testamento (que se conserva) en abril de 1575. Se sentía católico contrarreformista y dejó abundantes mandas testamentarias para la Iglesia. Dotó una plaza de maestro de gramática con un sueldo anual de 100 ducados. Este capital sufragó sus mandas testamentarias hasta 1885, en que el Ayuntamiento lo aplicó a la traída de aguas a Tolosa.

 

Obras de ~: La Hidalguía de los guipuzcoanos, s. f. (atrib.); Cronicón de varias noticias pertenecientes a Fuenterrabia s. f. (en Biblioteca de la Real Academia de la Historia, Colección Vargas Ponce, vol. 44); Suma da las cosas cantábricas y guipuzcoanas del bachiller Juan Martínez de Zaldivia, s. f. (introd. y notas de F. Arocena, San Sebastián, Diputación de Guipúzcoa, 1945); Libro viejo de Guipúzcoa, s. f. (ed. de J. L. Orella Unzué, San Sebastián, Eusko Ikaskuntza, 1991 [contiene: I. Los Privilegios y II. Las Ordenanzas]).

Bibl.: F. Arocena, “Introducción”, en J. Martínez de Zaldivia, Summa [...], op. cit.; F. Elías de Tejada y G. P ercopo, La Provincia de Guipúzcoa, Madrid, Minotauro, 1965; F. Arocena, El Bachiller Zaldibia. La fecha de su fallecimiento (librohomenaje de Tolosa con motivo del VII centenario), Tolosa, 1975; J. L. Orella Unzué, Las Raíces de la Hidalguía Guipuzcoana, San Sebastián, Universidad de Deusto, 1986.

 

José Luis Orella Unzué