Ayuda

Manuel Quimper Benítez del Pino

Biografía

Quimper Benítez del Pino, Manuel. Lima (Perú), c. 1757 – 2.IV.1844. Navegante, explorador y gobernador.

A los trece años, ingresó en la Marina española y participó en la exploración de la isla de Chiloé. En 1771 fue aceptado en la Universidad de San Marcos, se graduó en 1774 con sobresaliente con una especialización en Matemáticas Aplicadas a la Náutica. Ese mismo año navegó hasta Tahití a las órdenes de Domingo Boenechea. En 1780 fue ascendido a alférez, y después de un tiempo dedicándose al transporte de víveres, se unió a la exploración de las islas Juan Fernández.

En 1786 viajó a España, donde recibió el ascenso a teniente de navío y participó en la protección del golfo de Cádiz.

Por una orden del ministro de Marina, Antonio Valdés, en 1789 fue destinado al virreinato de Nueva España, junto con otros seis marinos, entre los que cabe destacar a Juan Francisco de la Bodega y Quadra, que había sido nombrado comandante para el departamento de San Blas. Las incursiones y las rutas comerciales tanto inglesas como rusas en la costa del Pacífico preocupaban a las autoridades españolas, que consideraron necesario realizar una misión de reconocimiento.

En agosto llegaron a Veracruz, donde tuvieron noticia del incidente del Nutka. Quimper recibió entonces la orden del virrey Revillagigedo de devolver uno de los dos barcos apresados a los ingleses (la balandra Princesa Real ), además de sondear el estrecho de Juan de Fuca. El 3 de febrero de 1790 zarpó de San Blas rumbo al puerto de Nutka, pero al no dar con las tropas inglesas, continuó explorando el terreno de la costa sur de la isla de Vancouver con Gonzalo López de Haro al timón. Bautizó los descubrimientos con nombres de conocidos o con el suyo propio, como la bahía de Quimper. El mal tiempo le impidió rodear la isla y se vio obligado a regresar en dirección contraria a Nutka. Tampoco pudo atracar allí, por lo que se dirigió a Monterrey y finalmente a San Blas. Revillagigedo le ordenó que fuera a Macao, donde le esperaban los ingleses de la South Sea Company para recibir el barco. También recibió el encargo de cartografiar las islas Sándwich.

En febrero de 1791 zarpó hacia Hawai, y luego fijó el rumbo hacia las Filipinas. En junio llegó a Manila, y en agosto finalmente pudo entregar la Princesa Real. De vuelta en San Blas, fue nombrado oficial de órdenes de Bodega y Quadra, que se encontraba gravemente enfermo.

De hecho murió tres años después, en 1794, y Quimper recibió el permiso para regresar a Madrid con su esposa, Francisca Márquez, donde le fue concedida merced de hábito de la Orden de Calatrava.

Tras un tiempo sirviendo en Algeciras, su petición de ser nombrado gobernador de Guayaquil fue desestimada, a cambio fue nombrado comandante de bandera de los batallones de Marina en Madrid, hasta 1802, fecha en la que fue destinado a Veracruz como ministro tesorero de la Caja Nacional. En 1805, fue nombrado gobernador de Huamanga, cargo del que llegó a tomar posesión. En cambió, se le nombró gobernador de Puno, cargo del que fue removido en 1810, si bien volvió a ocuparlo pocos meses después, tras la muerte de su sucesor, Manuel Antonio Nieto. En 1814, una vez derrotado el levantamiento independentista, fue nombrado gobernador de Huamanga, pero la rebelión iniciada en Cuzco impidió su llegada. Finalmente, ocupó el cargo hasta 1817, año en que se jubiló.

Su hijo, también llamado Manuel Quimper, luchó en el bando realista como coronel y fue derrotado por las tropas independentistas.

A su regreso a España, fue recompensado con la Real y Militar Orden de San Hermenegildo y en esa época escribió sus Memorias, en las que da cuenta de las guerras civiles del Perú y de sus viajes por las islas Sándwich. En 1823 viajó al Perú para quedarse allí.

La nueva administración le nombró comandante naval.

Instalado en Lima, continuó escribiendo poemas y textos de diversa índole en La Gazeta de Lima, hasta su muerte en abril de 1844.

 

Obras de ~: Laicas vivacidades de Quimper, antorcha peruana: acontecimientos del Perú en civiles guerras, promovidas por el Reino de Buenos Aires, desde el año 1809 hasta el de 1818, Álvarez, 1821.

 

Fuentes y bibl.: E. Beerman, “Un marino limeño en la costa oeste del Canadá”, en Derroteros de la Mar del Sur, n.º 4 (s. f.); M. L. Rodríguez Sala, “Dos expediciones de altura al Pacífico septentrional (1789-1790) y sus protagonistas: Manuel Quimper y Guillermo López de Haro”, en Revista de Historia Naval, vol. 113 (2011), págs. 45-63.

 

Alfonso Calderón Argelich