Ayuda

Manuel Marín Triana

Biografía

Marín Triana, Manuel. Bilbao (Vizcaya), 1.V.1899 – Valladolid, 25.X.1981. Jesuita (SI), poeta, fundador de la Institución Javeriana.

Fue el hijo mayor de Emilio Marín Santaella, notario de Lequeitio (Vizcaya), y de María Triana Blasco.

Después tuvo dos hermanas menores que él: Dolores y Narcisa. Trasladada su familia a Madrid en 1904, recibió su primera educación en el colegio del Sagrado Corazón de Jesús y perteneció desde los siete años, sin interrupción, hasta los dieciséis, a la Congregación Mariana de la Inmaculada y San Estanislao Kostka, radicada en la iglesia de la Compañía de Jesús de la capital. Terminó el bachillerato en 1916 y este año comenzó sus estudios de Derecho y de Ciencias Sociales en la Universidad Central de Madrid.

Ingresó en la Compañía de Jesús en febrero de 1922, en el noviciado de Granada, de la provincia jesuítica de Toledo, donde se encontró con el padre Ayala (SI), fundador de la Acción Católica de Propagandistas, que influyó en su sensibilidad social y su sentido de la propaganda escrita. Hizo los estudios de Humanidades en Aranjuez y los de Filosofía en Granada. Después de impartir en Madrid, durante el curso 1931-1932, clases de Legislación Industrial en el ICAI (Instituto Católico de Artes e Industrias), fue enviado a Barcelona e inició sus estudios de Teología en Sarriá, los que continuó en Lovaina (Bélgica), donde recibió las Sagradas Órdenes en agosto de 1934. Realizó su Tercera Probación en Tronchienne (Bélgica). La estancia en este país, donde los estudios sociales estaban muy avanzados, afianzó en el padre Marín su inquietud y su preocupación por los problemas sociales y por el mundo obrero, a los que, de hecho, dedicó su vida.

Cuando se disponía a regresar a España, estalló la Guerra Civil en julio de 1936. En agosto de ese año vino a España y se alistó voluntario como capellán castrense. Capellán en la 7.ª Bandera de la Legión, puesto que desempeñó hasta el verano de 1938. En esta fecha fue llamado por los superiores para trabajar en Fomento Social, revista creada en Burgos por la Compañía de Jesús. Al año siguiente se trasladó con la redacción de la revista a Madrid y vivió durante quince años en la Casa de Escritores de la Compañía. En el mismo año, 1939, hizo su profesión del cuarto voto religioso propio de la Compañía. En 1954 fue destinado a la redacción de la editorial El Mensajero del Corazón de Jesús en Bilbao, y en 1956 a la residencia de padres jesuitas de Valladolid, donde residió hasta su muerte, el 25 de octubre de 1981.

Dirigió en Madrid la Obra de Ejercicios Espirituales para Obreros, fue profesor de Sociología del seminario conciliar, organizó las Mutualidades Obreras Femeninas (la primera en Burgos en 1938), fundó la Institución Javeriana, fue consiliario de la Unión de Cooperativas del Campo, etc. Por último se hizo cargo, en Valladolid, del Círculo Católico de Obreros de la Caja de Ahorros Popular, de la que fue consiliario, donde puso en marcha una serie de obras destinadas a familias necesitadas.

Su obra en la que volcó su espíritu y las inquietudes que orientaban su vida, es la Institución Javeriana.

Fue fundada en Madrid el 12 de enero de 1941 para dar respuesta a la situación de la juventud femenina trabajadora que vivía en condiciones sociales y humanas muy desfavorables, y en ese momento se encontraba muy poco atendida por la Iglesia y la sociedad.

Convencido de que para remediar “ese desorden social y humano” era necesaria una consagración total, un compromiso estable, más allá de las colaboraciones esporádicas, fundó la Institución Javeriana, comenzando con cuatro jóvenes de las Mutualidades Femeninas.

Eligió la Pía Unión como la forma canónica más adecuada. El 15 de mayo de 1941 fue erigida oficialmente Pía Unión, iniciándose el noviciado en Madrid el 19 de mayo de 1941. Pasó a ser Congregación Religiosa de Derecho Diocesano el 11 de octubre de 1949 y llegó el Decreto de Alabanza como Congregación Religiosa de Derecho Pontificio el 23 de marzo de 1964. A partir del Vaticano II la Institución realizó una tarea de renovación para poder dar respuesta a las necesidades del mundo actual desde el carisma institucional, que se ha plasmado en las actuales Constituciones, aprobadas por la Iglesia el 14 de septiembre de 1987.

La Institución está presente en España, México y Colombia, realizando la evangelización en sus centros de formación profesional, residencias para chicas, casas de espiritualidad, comunidades de inserción en barrios periféricos, escuela de adultos, atención a mujeres en las cárceles, seguimiento a familias gitanas, ayuda y acompañamiento a inmigrantes principalmente mujeres, colaboraciones intercongregacionales y diversos voluntariados.

Junto a la faceta de hombre de acción, aparece su perfil como escritor. Además de sus artículos y colaboraciones en revistas, escribió tres libros que acaso marquen hitos en su existencia: Hacia Cristo, publicado en 1939, Remanso de peregrinos, fruto de su colaboración en la editorial El Mensajero del Corazón de Jesús, cuya 1.ª edición data de 1956, ha sido traducida a varios idiomas, alcanzando ya la 10.ª edición, y por último Salmodia Callada, su obra póstuma.

 

Obras de ~: La Encíclica “cuadragésimo anno” acerca de la restauración del orden social. Comentario práctico por preguntas y respuestas, publicado en francés por “L’action Populaire”, acomodado al español por Joaquín Aspiazu y Manuel Marín Triana, Burgos, Rayfe, 1938; Hacia Cristo. Reflexiones de Apostolado, Madrid, Rayfe, 1939 (Madrid, Compañía Bibliográfica Española, 1953); Remanso de peregrinos. Meditaciones de esperanza, Bilbao, El Mensajero del Corazón de Jesús, 1962; Remanso de peregrinos. Meditaciones íntimas, Bilbao, El Mensajero del Corazón de Jesús, 1964 (Bilbao, Mensajero, 1979); Escritos espirituales para uso de las Javerianas, Madrid, Imprenta Sáez, 1966; Bidaztien aterpea, Zarautz, Itxaropena, 1967; Salmodia callada. Pensamientos sobre versículos escogidos de los Salmos, Valladolid, Caja de Ahorros Popular, 1982.

 

Fuentes y bibl.: Informaciones, aportadas por M.ª Teresa Martín, secretaria general IJ, agosto de 2007.

Compañía de Jesús, “Hermandades de trabajadores”, en Noticias Provincia de Toledo (abril de 1946), págs. 20-21; “Ministerios del P. Manuel Marín Triana”, en Noticias Provincia de Toledo (enero de 1947), págs. 32-33; J. Á. Delgado-Iribarren, Jesuitas en campaña. Cuatro siglos al servicio de la Historia, Madrid, Studium, 1956; D. Marrero, “Javerianas”, en Q. Aldea Vaquero, T. Marín Martínez y J. Vives Gatell (dirs.), Diccionario de la Historia Eclesiástica de España, vol. II, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Enrique Flórez, 1972, pág. 1226; M. Alonso (SI), In memorian del P. Manuel Marín Triana, funeral ofrecido por los centros escolares de la Caja de Ahorros Popular de Valladolid, Archivo General de la I. Javeriana, noviembre de 1981; A. Arnáiz (SI), “Padre Manuel Marín Triana”, en Noticias Provincia de Castilla (enero de 1982); “Una vida plena en soledad: Padre Manuel Marín Triana”, en Revista ESTAR (febrero de 1982); Confer, Institutos de Religiosas en España. Abriendo camino, Madrid, CONFER, 1989; C. Alemán (IJ), Breves notas sobre la Institución Javeriana (1941-1957), Madrid, Imprenta Casillas, 1990; Institución Javeriana, Historia de la I. Javeriana, a los 25 años de su fundación, Las Rozas (Madrid), Imprenta Casillas, 1991; C. Alemán, Hace un siglo, Archivo General de la I.J., mayo de 1999; P. Chico González (FSC), Institutos y Fundadores de educación cristiana, t. VI, Tiempos de la Presencia, Valladolid, Centro Vocacional La Salle, 2000; J. Tovar Patrón, Los curas de la última Cruzada, Madrid, Fuerza Nueva, 2001, págs. 499 y 647.

 

María Teresa Martín y José Martín Brocos Fernández