Ayuda

Juan de Oña Iribarne

Biografía

Oña Iribarne, Juan de. Canjáyar (Almería), 5.I.1910 – Almería, 14.V.2000. Jurista y político.

Por línea paterna y materna buen número de sus ascendientes ejercieron la profesión jurídica —abogacía, notaría y judicatura— ocupando algunos de ellos cargos importantes en Almería. Juan de Oña fue fiscal y, en las etapas en que asumió responsabilidades políticas, proyectaba sus conocimientos y actividades, principal y preferentemente, en las vertientes jurídicas del cargo.

El bachillerato lo estudió en el Instituto de Enseñanza Media de Almería y la carrera de Derecho en la Universidad de Granada, donde se licenció con excelentes calificaciones en 1929. Participó en la oposición libre a la carrera fiscal obteniendo plaza en el año 1934, siendo destinado como abogado fiscal a la Audiencia Provincial de Cádiz. Al siguiente año fue trasladado a la Audiencia Provincial de Murcia donde permaneció escasos meses para ver coronada su aspiración de ejercer en su tierra, Almería, en cuya Audiencia fue designado abogado fiscal en 1935, y pocos años después teniente fiscal. Compartió aquí su función con otros compañeros de renombre, como el escritor, penalista y civilista Federico Puig Peña. En el año 1954 fue nombrado fiscal jefe de esta Audiencia Provincial, donde permaneció largo tiempo. Fue durante esta fase profesional cuando participó en diversas actividades políticas, y siendo ministro de la Vivienda Luis Rodríguez de Miguel, compañero de la carrera fiscal, instó y propuso a Oña desempeñar el cargo de delegado de la vivienda de Almería, quien aceptó y fue nombrado en 1959. En la Delegación dejó notoria y personal huella de su competencia jurídica, especialmente en los —a veces complejos— expedientes de expropiación, adjudicación y contratación, e incluso en los temas litigiosos surgidos.

En 1973 fue nombrado presidente de la Diputación de Almería. Precisamente por razones administrativas de este cargo hubo de desempeñar también el de presidente de la Junta de Obras del Puerto de Almería. De acuerdo con el Decreto de 13 de agosto de 1971, se convocaron elecciones para la designación de procuradores en Cortes en la Administración Local, y De Oña fue elegido en votación interna (1973). En la etapa parlamentaria se integró De Oña en la Comisión de Justicia, donde fue ponente en varias comisiones legislativas. El trabajo en este cometido político lo desempeñó desde el 20 de julio de 1973 hasta el fin de la legislatura.

Reincorporado a la carrera fiscal volvió a su antigua situación en la Jefatura de la Fiscalía de la Audiencia Provincial almeriense, permaneciendo en la misma hasta el año 1976. Sus Memorias Anuales elaboradas como fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Almería elevadas a la Fiscalía General del Estado, eran muy elogiadas, afirmando algún alto funcionario que llegaron a “ser modélicas por su finura jurídica [...] y el cabal análisis de la realidad criminológica de la provincia”. En la última década de su radicación en Almería, como fiscal jefe, prestó dedicación a la docencia preparando a estudiantes, en la modalidad de libres, de la carrera de Derecho y aspirantes a judicatura. Participó también en disertaciones y ciclos de conferencias siendo notable su intervención conjunta (8 de noviembre de 1972) con el también fiscal, y luego vocal del Tribunal Constitucional, Roberto García Calvo sobre “La eutanasia”, desarrollada en los llamados Jueves Jurídicos organizados por el Colegio de Abogados de Almería durante los años 1972 y siguientes.

Cuando, a requerimiento del Gobernador Civil de Almería, todos los Delegados Provinciales presentaron en acto público un trabajo sobre “Necesidades y Proyectos de Solución” del respectivo Ramo, Oña aportó un estudio sobre Urbanismo y Vivienda almerienses, con Proyecto de Solución de Necesidades, tan amplio y minucioso que mereció el beneplácito de amplios sectores y elogioso comentario de los medios de comunicación almerienses. En la propia vertiente política, participó en un ciclo de conferencias celebrado en el teatro Apolo sobre el fundador de Falange. En ellas, Oña abordó el tema titulándolo Análisis jurídico del testamento de José Antonio Primo de Rivera, en el que, desde el enfoque iuscivilista, dejó patente su especialización como jurista. Igualmente, Juan de Oña participó en el homenaje que se rindió a la Guardia Civil en el año 1975 centrado en la ciudad de Vera, con asistencia de autoridades civiles y militares nacionales y provinciales, presidiendo los actos junto al Gobernador Civil, Antonio Merino González.  

En 1976 fue nombrado fiscal general del Tribunal Supremo, el mayor grado de ascenso en la carrera fiscal, a la sazón equivalente a la Magistratura del Tribunal Supremo. Fue Gobernador Civil de Almería en los meses finales del verano de 1976, en sustitución provisional del titular Roberto García Calvo, proveniente éste de la carrera fiscal que asumiría después una Vocalía en el Tribunal Constitucional. En 1980, culminando su carrera, se le designó entre los fiscales de Sala, teniente fiscal del Tribunal Supremo, cargo que ejerció hasta su jubilación acaecida en el mes de marzo de 1982.

En vida fue distinguido con las siguientes condecoraciones: Cruz distinguida de 1.ª Clase de San Raimundo de Peñafort (1957), Medalla de Oro de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (1972), Medalla de Oro de la Provincia de Almería (1974) y la Gran Cruz de San Raimundo de Pañafort (1982).

 

Obras de ~: Apuntes de un crucero por el Rhin, 1975 (inéd.).

 

Bibl.: J. A. Tapia Garrido, Al servicio de Almería y su provincia, Juan de Oña Iribarne, Almería, Confederación Española de Cajas de Ahorro, 1975; E. Esteban Hanza, Crónicas Almerienses, Almería, Editorial Cajal, 1989, págs. 331 y 339; Sande, María, Diputación de Almería: Historia y Presidentes, Almería, Braicor Coruña, 2018, págs. 122-123.

 

Emilio Esteban Hanza

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía