Ayuda

Berenguer Ramón I

Biografía

Berenguer Ramón I. El Corcovado (El Corbat). El Curvo. ?, 1006 – Barcelona, 31.III.1035. Conde de Barcelona.

Hijo único del conde Ramón Borrell y de la condesa Ermesenda. Tenía unos doce años al morir su padre (1018), por lo cual éste le dejó el condado en régimen de condominio con su madre. Ermesenda ejerció la tutoría y gobernó en más de treinta y dos castillos de los condados de Ausona, Manresa, Urgel y Barcelona. A partir de 1023, habiendo alcanzado la mayoría de edad, el conde Berenguer Ramón realiza actos de gobierno sin su madre, y se califica de “conde y marqués”, pero suele seguir firmando con su madre los actos en que ella está presente. Aunque Berenguer Ramón I se había desposado en 1016 en Zaragoza con Sancha, hija de Sancho García de Castilla, el hecho de ser menor de edad no le permitió casarse hasta probablemente el año 1021. En los años 1021-1023 asoció a su mujer al gobierno; motivando conflictos entre su madre y su esposa que logró zanjar su tío Pedro, obispo de Gerona. Una vez hechas las paces, sólo en ocasiones intervino Sancha, que le dio dos hijos al conde, Ramón Berenguer y Sancho, y falleció en 1027. En fecha incierta, entre 1018 y 1023, Berenguer firma un acuerdo con el conde Ermengol II de Urgel, primo suyo, mediante la cual éste presta homenaje al primero y le jura fidelidad y ayuda contra todos los hombres y mujeres, excepto el vizconde Bremundo y su esposa Eriball. Cuatro barones del condado de Urgel garantizan con sus honores el acto de sumisión, a los cuales suma Ermengol en prenda los cinco castillos de Alós, Rubió, Montmagastre, Malagastre y Artesa que Ermengol tomaría en feudo de Berenguer Ramón. En contrapartida, Berenguer se compromete a no atentar contra la vida de Ermengol, ni contra sus bienes, y promete ayudarle en cualquier circunstancia, dándole en feudo el obispado de Barcelona, el castillo de Aramprunyà y otros honores en los condados de Barcelona y Gerona, por los cuales varios caballeros prestarán homenaje a Ermengol. Berenguer promete dar la espada Tizona a Ermengol, o 5.000 dirhemes, o 100 onzas de oro, o el equivalente en especies.

Esta espada permanece entre los bienes patrimoniales de la Casa de Barcelona hasta 1090, fecha en la cual Berenguer Ramón II, prisionero del Cid, la entrega a éste. La Tizona se convierte en el arma legendaria del Cantar del Cid Campeador.

Mientras tanto, en 1023, Berenguer Ramón concertó la amistad con Guillem I de Besalú y con Guifred II de Cerdaña, pues prefirió la paz con los vecinos a las conquistas. El sobrenombre de El Corbat con que le conoce la historia parece corresponder a un defecto físico, probablemente una joroba, que le aquejaba desde muy temprana edad. Su corto período de gobierno de poco más de ocho años, dominado por su madre, Ermesenda, y por su mujer, Sancha, no favoreció el recuerdo de su gestión. Aunque quiso continuar la labor reconquistadora de su padre, tuvo escasos éxitos, si bien en 1025 confirmó las franquicias a los habitantes de Olérdola y la comarca del Penedès para garantizar el poblamiento de estos territorios.

Además, mantuvo el límite de la zona fronteriza en el curso del río Gaià. También a los barceloneses les concedió, en 1025, notables franquicias para favorecer el desarrollo del comercio. Viudo ya de Sancha, Berenguer Ramón volvió a casarse, en 1027, esta vez con Guisla, hija del conde de Empúries Hugo I, que le dio otros dos hijos: Guillem y Bernat.

Berenguer Ramón I murió el 31 de marzo de 1035 en el Palacio Condal de Barcelona, poco antes de cumplir los treinta años de edad. En vísperas de realizar un viaje a Roma había dictado testamento el 30 de octubre de 1032, por el cual dejaba a su primogénito, Ramón Berenguer I, los condados de Barcelona y Gerona; a Sancho, las zonas fronterizas al este del Llobregat con Olérdola y el Penedès, y al primer hijo de Guisla, Guillem, el condado de Vic-Ausona.

El menor, Bernat, no había nacido todavía. Ermesenda debía coordinar la política y gobernabilidad de estos territorios y asumió su papel con gran valentía y ecuanimidad.

 

Bibl.: R. D’Abadal, “La data y el lloc de la mort del comte Berenguer Ramón I”, en Butlletí de la Societat Catalana d’Estudis Històrics, 1 (1952), págs. 43-44; S. Sobrequés, Els grans comtes de Barcelona, Barcelona, Vicens-Vives, 1961, págs. 35-52.

 

Manuel Riu i Riu