Ayuda

Antonio Ricaurte y Lozano

Biografía

Ricaurte y Lozano, Antonio. Villa de Leiva, Boyacá (Colombia), 10.VI.1786 – San Mateo (Colombia), 25.III.1814. Capitán, héroe de la batalla de San Mateo.

Huérfano a muy temprana edad, y a pesar de ser nieto del marqués de San Jorge, la más linajuda familia de Bogotá, Antonio Ricaurte tuvo una niñez un tanto desamparada. Encargado de su educación Juan Nepomuceno Lago, en 1799 le consiguió una beca en el Colegio de San Bartolomé, pero en 1804, abandonó sus estudios para contraer matrimonio con Juana Martínez Recamán, de cuyo padre consiguió el cargo de secretario de Cámara del Tribunal Mayor de Cuentas.

Al estallar el movimiento de independencia en 1810, Ricaurte se alistó como teniente abanderado del Batallón de Voluntarios de Guardias Nacionales.

Al iniciarse la primera de las guerras civiles entre centralistas y federalistas, sirvió a las órdenes de Antonio Nariño, quien después de la defección de Baraya y Joaquín Ricaurte emprendió la campaña sobre ellos.

En el combate de Ventaquemada, el teniente Antonio Ricaurte, tal vez presionado por sus parientes que peleaban en las filas federalistas, traicionó a Nariño, quien fue derrotado. Pero cuando éste triunfó en San Victorino, se produjo la reconciliación.

Cuando apareció Bolívar triunfante en la Campaña del Bajo Magdalena (1812), desde Cúcuta solicitó refuerzos de tropas granadinas para libertar a Venezuela.

Los gobiernos de Bogotá y Tunja no se hicieron esperar y de inmediato organizaron un cuerpo de mil hombres al mando de Joaquín Ricaurte y Atanasio Girardot, secundados por lo más granado de la juventud Neogranadina, entre ellos Antonio Ricaurte.

Reorganizado en Cúcuta el ejército de Bolívar, emprendió la Campaña Admirable de Venezuela de 1813, que de victoria en victoria lo llevó triunfante a Caracas, en medio del espíritu de la Guerra a Muerte y una lucha feroz y cruel. En cada uno de los combates de esta jornada, siempre se distinguió el batallón 5 de la Unión al mando de Girardot, una de cuyas compañías comandaba el capitán Antonio Ricaurte.

El primero culminó su trayectoria heroica inmolado en las cumbres del Bárbula.

El año de 1814 se tornó difícil la situación del Ejército de Bolívar en Venezuela, surgió de los Llanos el caudillo José Tomás Boves, quien organizó hordas de jinetes, motivadas por causas sociales y el pillaje, las cuales se lanzaron contra las fuerzas patriotas. La batalla tuvo lugar en la hacienda de San Mateo, de propiedad de Bolívar, el 25 de marzo de 1814. Puestos el parque y municiones a órdenes del capitán Antonio Ricaurte en la casa de la hacienda, al verse envuelto por el enemigo, ordenó a sus tropas evacuarla, y prendió fuego al parque para volar por los aires con cientos de realistas. Sacrificio supremo que inclinó la balanza del triunfo hacia la patria, como lo exaltó Bolívar en la parte de batalla: “Útil fue, cuan glorioso este magno hecho de heroísmo, pues aterrado Boves con el estrago de sus tropas por aquella parte, y el que habían tenido las que en persona conducía, hizo tocar retirada y se recogió de nuevo en las alturas.” (L. C. Valencia Moreno, 1973: 199).

 

Bibl.: J. Ospina, Diccionario biográfico y Bibliográfico de Colombia, Colombia, Ed. Águila, 1937; J. M.ª Baraya, Biografías Militares, Bogotá, Imprenta del Ejército, 1962; VV. AA., Historia Extensa de Colombia, vol. III, t. 2, vol. V, Bogotá, Academia Colombiana de Historia, Impreso en Gráfico Editores Lta. Copyrght by Lerner Ltda., 1967; J. Durán Pombo, Jose Hilario López. Homenaje en el Centenario de su muerte, Bogotá, Imprenta Fuerzas Militares, 1969; L. C. Valencia Moreno, El Capitán Antonio Ricaurte, Bogotá, Imprenta de las Fuerza Militares, 1973 (Col. de Oro del militar colombiano, II); C. Gutiérrez Jaramillo, López José Hilario, Bogotá, Cargraphics, 1997.

 

José Roberto Ibáñez Sánchez