Ayuda

Gonzalo Bravo Grájera

Biografía

Bravo Grájera, Gonzalo. Arroyo de San Servando (Badajoz), c. 1600 – ?, 1672. Consejero y fiscal de la Inquisición, obispo de Palencia y de Coria (Cáceres).

Natural de la localidad pacense de Arroyo de San Servando, hijo de Rodrigo Bravo y de María Grájera.

Descendiente de familia noble.

Estudió Jurisprudencia en Salamanca. Licenciado.

Fue fiscal de los Tribunales de la Inquisición de Murcia y Palermo. Inquisidor del de Sicilia desde el 11 de marzo de 1639. El día 23 de abril de 1651 fue nombrado inquisidor del Santo Oficio de Valladolid.

Visitador de las Inquisiciones de Toledo, Logroño, Valladolid y Cuenca. Inquisidor del Tribunal de Toledo.

El 13 de marzo de 1653 empezó a ejercer como fiscal del Consejo de Inquisición en lugar de Pascual de Aragón. Pocos años después, el 31 de enero de 1656, fue nombrado consejero de Inquisición y juró el cargo el 3 de junio de dicho año. Fue decano de la sala de Competencias del citado Consejo. Asesoró al Rey en asuntos y negocios de Estado.

Presentado al obispado de Palencia, el año 1665, fue preconizado por el papa Alejandro VII y consagrado el 27 de junio. Se despidió del Consejo el 6 de junio de 1667. En el año 1671 fue designado para ocupar la diócesis de Coria.

Gonzalo Bravo murió en el año 1672.

 

Fuentes y bibl.: Archivo Histórico Nacional, Inquisición, lib. 299, fols. 362r.v., 378r.v. y 404r.v.; lib. 363, fol. 185v.; lib. 368, fol. 117v.; lib. 378, fols. 101v., 152r.; 172r.v.; lib. 1339, fol. 156v.; lib. 1082, fol. 19v.; leg. 3593, caja 1; Microfilm, caja 1579, rollos 10211-10215.

A. Álvarez Reyero, Datos y apuntes biográficos, necrológicos, bibliográficos e históricos de los señores obispos de Palencia, Palencia, Establecimiento tipográfico de Abundio Z. Menéndez, 1898, págs. 308-310; Q. Aldea, T. Marín y J. Vives, Diccionario de Historia Eclesiástica de España, vols. I, III y Suplemento I, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Enrique Flórez, 1972-1987, págs. 628, 1871 y 528, respect.

 

Roberto López Vela y Teresa Sánchez Rivilla