Ayuda

Gonzalo Chacón de Orellana y Mendoza

Biografía

Chacón de Orellana y Mendoza, Gonzalo. Casarrubios del Monte (Toledo), c. 1651 – Pamplona (Navarra), 9.XII.1722. Militar, caballero y comendador de la Orden de Calatrava, consejero del Consejo de Guerra, virrey de Navarra.

Tercer hijo varón de Rodrigo Alfonso de Orellana Suárez de Toledo —que después fue III marqués de Orellana la Vieja y mayordomo de la reina Mariana de Austria— y de su esposa Aldonza Chacón y Zapata, hija a su vez de Diego Chacón, III conde de Casarrubios del Monte, señor de Arroyomolinos, El Álamo, Valmojado y Las Ventas de Retamosa, y de Inés María de Mendoza, señora de Móstoles. Nació en el palacio condal de Casarrubios del Monte (Toledo), donde se había alojado el rey Carlos I en 1526.

Aunque sus pruebas de ingreso en la orden de Calatrava, aprobadas en 1694 junto a las de sus hermanos Juan Geroteo y Pedro Nicolás, le citen por sus apellidos paterno y materno, utilizó siempre este último, como era frecuente en España entre los segundones.

No es posible reconstruir los orígenes de su carrera militar, aunque se sabe que servía en Flandes en 1684, donde fue citado elogiosamente en la defensa de Luxemburgo, tomada por los franceses el 4 de junio de dicho año. Era capitán de caballería entre 1686- 1689, época en la que escribió tres veces al duque de Osuna en solicitud de mediación para conseguir un ascenso, que obtuvo finalmente en 1690, cuando fue promovido a maestre de campo de uno de los nueve tercios de infantería española que servían a la sazón en el Ejército de Flandes; concretamente, el que había mandado hasta entonces Luis de Aguiar, a quien se dio el gobierno de Nieuwpoort. Sirvió con dicho tercio, que más adelante recibió el nombre perpetuo de Portugal, en las defensas de Mons —que hubo de capitular el 10 de abril de 1691— y de Charleroi, que cayó también en poder de los franceses el 11 de octubre de 1693; pero en ambos casos su conducta personal y la de sus hombres merecieron la aprobación de sus superiores, como igualmente en la desastrosa batalla de Neerwinden o Landen (29 de julio de 1693), por lo que Gonzalo fue recompensado a finales del mismo año con la castellanía de Gante y la merced excepcional de retención de su tercio. El 7 de junio de 1695 fue promovido a la tenencia general de la Caballería del Ejército de Flandes, con la graduación de sargento general de batalla; la patente, expedida en Madrid, hace breve enumeración de sus méritos, entre los cuales no podía mencionarse aún su concurso en la reconquista de Namur (15 de julio de 1595), en cuyo asedio servía cuando se le hizo la merced.

El 17 de marzo de 1701 hubo de formar un regimiento de caballería a partir de la compañía que gozaba para su guardia personal. Dicho regimiento, del que fue el primer coronel, sirvió después en España, hasta su disolución en 1843, con el nombre de Algarbe.

Sin embargo, no lo mandó mucho tiempo ya que, el 27 de junio del año siguiente, era nombrado capitán general de la Costa de Granada, una de las doce en que entonces estaba dividida la gobernación política y militar peninsular. Permaneció en dicho destino hasta que, el 6 de junio de 1709, fue transferido a la de Ceuta, sitiada por los mauritanos desde 1694. Durante su gobierno perfeccionó las defensas de los fuertes de Alcántara y de San Javier y amplió el de San Ignacio. La utilidad y oportunidad de aquellos trabajos se puso de relieve en los días 27 y 28 de junio de 1714, cuando se logró rechazar el asalto de los sitiadores contra el primero de aquéllos, con numerosas pérdidas. Al año siguiente fue llamado a la Corte y, el 24 de abril de 1716, se recibía de consejero del Supremo de Guerra. Previamente, el 1 de octubre de 1710, había sido ascendido al empleo de capitán general de los Reales Ejércitos, dignidad creada por el primer Borbón en 1706.

Tras la reconquista militar de Cerdeña, fue nombrado gobernador y capitán general de la isla (23 de septiembre de 1717), así como presidente de su Audiencia (5 de enero de 1718). Sin embargo, no pudo tomar posesión hasta el 8 de marzo, en Cagliari, por las dificultades de embarcar en Barcelona, donde permaneció más de tres meses. Desempeñó los referidos cargos hasta la evacuación de la isla (5 de agosto de 1720), en virtud del Tratado de la Haya, de 10 de mayo del mismo año. Después fue promovido a la Capitanía general de Guipúzcoa (30 de junio de 1721) para restaurar la autoridad real una vez que los franceses devolvieron las plazas de San Sebastián y Fuenterrabía, ocupadas militarmente en 1719.

Resuelta aquella misión, se le nombró virrey de Navarra (23 de abril de 1722), pero falleció algunos meses después.

 

Fuentes y bibl.: Archivo Histórico Nacional, Sección Nobleza, Osuna Ct. 105, doc. 18, Cartas de Gonzalo Chacón y Orellana a don Gaspar Téllez de Girón, V duque de Osuna, 1686-1689; secc. Estado, leg. 1296, Apd. 2, Certificación del título de Maestre de Campo en Flandes expedido a favor de Gonzalo Chacón, 1691; leg. 1296, Apd. 3, Título de Teniente General de la Caballería del Ejército de Flandes, 1695; secc. Órdenes Militares, Calatrava, exp. 1849, Pruebas para la concesión del título de Caballero de la Orden de Calatrava de Gonzalo de Orellana y Chacón Mendoza y Mendoza, natural de Casarrubios del Monte, hijo del Marqués de Orellana, año 1694.

J. A. Márquez de Prado, Recuerdos de África. Historia de la plaza de Ceuta describiendo los sitios que ha sufrido en distintas épocas por las huestes del Imperio de Marruecos, Madrid, Imprenta de Nieto y Cía, 1859, págs. 180-182; V. Bacallar, marqués de San Felipe, Comentarios de la Guerra de España e Historia de su rey Felipe V el Animoso, Madrid, Atlas, 1957 (Biblioteca de Autores españoles, vol. 99), págs. 314, 317, 328; M. A. Alonso Aguilera, La conquista y el dominio español de Cerdeña (1717-1720), Valladolid, Universidad, 1977, págs. 116-122 y 128 (col. Estudios y Documentos, vol. 37); J. A. Samaniego, Disertación sobre la antigüedad de los Regimientos de Infantería, Caballería y Dragones de España, Madrid, Ministerio de Defensa, 1992, págs. 116 y 137; F. Andújar Castillo, Consejo y consejeros de Guerra en el siglo xviii, Granada, Universidad, 1996, pág. 198 (col. Biblioteca Chronica Nova de Estudios históricos); J. L. sánchez martín, “Los regimientos de Caballería en la Guerra de Sucesión, 1701- 1715”, en Researching & Dragona (Madrid), n.º 6 (1998), págs. 36-82 (espec. reseña biogr., pág. 72).

 

Juan Luis Sánchez Martín

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares