Ayuda

Alicia de Parma

Biografía

Parma, Alicia de. Duquesa de Calabria. Viena (Austria), 13.XI.1917 – Madrid, 28.III.2017. Infanta de España, criadora de perros, cazadora, campeona del mundo de tiro de pichón.

Su Alteza Real la princesa Alicia María Teresa Francisca Luisa Pía Ana Valeria de Borbón-Parma, cuarta hija del duque Elías I de Parma y de la archiduquesa María Ana de Austria, nació el 13 de noviembre de 1917, en Viena, donde su familia paterna, exiliada, había gozado hasta esos momentos del amparo de la Casa Imperial de Austria, particularmente de su tía, la emperatriz Zita. En esa capital contrajo matrimonio, con diecinueve años, el 16 de abril de 1936, con el infante Alfonso de Borbón y Borbón (1901-1964), hijo de la princesa de Asturias, María de las Mercedes, y de Carlos de Borbón Dos Sicilias. El matrimonio tuvo tres hijos: Teresa (1937), Carlos (1938) e Inés (1940), que nacieron en Lausana (Suiza), por hallarse la familia exiliada a causa de la República.

Infanta de España a raíz de su matrimonio, aunque no hay documento expreso en ese sentido por ningún monarca reinante, usó también el título de duquesa de Calabria desde que en 1960 su marido asumiera la jefatura de la Casa Real de las Dos Sicilias. Alicia es considerada por algunos legitimistas estuardianos la sucesora de las Coronas de Inglaterra y Escocia, como heredera de Víctor Manuel I de Cerdeña, antepasado de los Parma, tataranieto de Enriqueta de Orleans, hija, a su vez, de Carlos I de Inglaterra. La hija mayor de Víctor Manuel, Beatriz, casó con Francisco IV de Módena, su tío carnal por ser hermano de su madre, parentesco inaceptable para la Iglesia de Inglaterra, según el Book of Common Prayer de 1662, por lo que un sector considera inválido este matrimonio, pero la mayoría lo acepta por haberse contraído válidamente en Turín, y a sus descendientes, la casa de Baviera, los herederos de los Estuardo. De ser contrario el matrimonio Módena a la norma dinástica inglesa, la línea de esta pretensión va de Beatriz a su hermana María Teresa (1803-1879), Roberto I de Parma (1848- 1907), sus hijos, Enrique (1873-1939), José (1875- 1950) y Elías (1880-1959), el hijo de éste, Roberto II (1909-1974), y sus hermanas, Isabel (1904-1983, Francisca (1906-1994) y la propia infanta Alicia, pero no hay constancia de que los príncipes de Parma, hayan hecho valer estos hipotéticos derechos jacobitas.

Alicia siempre hizo una vida sencilla, más desde que enviudó en 1964, alejada de los círculos sociales. Hasta esa fecha fue asidua a las tiradas de pichón, consiguiendo dos campeonatos de España, el Gran Premio de Toledo y el Campeonato del Mundo celebrado en La Moraleja en 1949. Muy amante de la naturaleza, de los perros y de los caballos, y gran aficionada a la caza, aportó al patrimonio familiar la finca “La Toledana”, coto cinegético ubicado en Ciudad Real, donde fijó su residencia desde 1941 una vez que la familia pudo regresar a España al término de la Guerra Civil. Pronto comenzó a destacar Alicia como una excepcional cazadora en las llanuras, los montes y las sierras de España. Desde que abatió su primer macho montés en 1941 en Gredos, el primer lince en 1945, fue la primera mujer en cazar un oso (1961) desde que lo hiciera la Reina Católica, el primer muflón en 1969, el arruí en 1984, el rebeco en los Pirineos y el corzo en La Toledana, y ha sido uno de los pocos cazadores que ha logrado trofeos de todos los animales de la fauna cinegética española.

Introductora del teckel de pelo duro en nuestro país, fue la primera persona en llevar perros en una montería al puesto en el entendimiento de que las reses que pudieran espantar al principio con el ladrido, son más después las que se cobran una vez habituados al puesto. Cofundadora del Teckel Club español, dedicó su vida a la cría de este perro especialmente recomendado para el rastro de sangre, habiéndose dedicado algunos que ella crió a sementales en Estados Unidos e incluso en países centroeuropeos de donde es origen la raza. Posteriormente cofundó el Club del Drahthaar, raza de perro de caza que también introdujo y comenzó a criar con orgullo y acierto en España y cuyos ejemplares standard de pelo duro estuvieron presentes desde entonces en todas las grandes exposiciones españolas, siendo vencedores en muchas de ellas, y dio a conocer mundialmente su afijo La Flor de Lis con un macho Drahthaar, potente y bien construido, que se hizo Campeón del Mundo en la final del mundial celebrado en la ciudad suiza de Berna en 1981. Alicia fue presidenta de honor de ambos clubs. En la LXXIII edición de la Exposición Internacional Canina celebrada en Madrid, Su Majestad el rey Juan Carlos le impuso a su tía la Medalla de Oro y Brillantes de la Real Sociedad Asociación Canina de España como criadora de perros de pura raza y asidua presentadora de sus perros en las Exposiciones Internacionales caninas, dando su nombre para uno de los trofeos. Estuvo condecorada con la Gran Cruz de la Orden Constantiniana de San Jorge, de la que fueron soberanos su esposo y, posteriormente, su hijo.

 

Bibl.: Almanaque de Gotha, diferentes ediciones; Burke´s Royal Families of the World, vol. I, London, H. Montgomery- Massingberd, 1977; “Entrevista a Doña Alicia de Borbón y Habsburgo-Lorena, Infanta de España”, en Caza y Safaris (Madrid) (julio-agosto de 1997), págs. 74 y ss.; B. Pinilla, “La Infanta Doña Alicia de Borbón. Esencia montera”, en Hunters, año I, n.º 6 (1997), passim; C. Collantes, “Doña Alicia. La Dama de nuestra cinofilia”, en El Perro en España (Madrid), año 2, n.º 7 (mayo de 2000), passim; “Los Reyes clausuraron la Exposición Internacional Canina de Madrid”, en ABC (Madrid), 29 de mayo de 2000; “Exposición Internacional Canina de Primavera”, en Trofeo (Madrid), año XXXI, n.º 362 (julio de 2000).

 

José Luis Sampedro Escolar e Iván F. Moreno de Cózar y Landahl, Conde de los Andes