Ayuda

Juan José Luján

Biografía

Luján, Juan José. Cuenca, 1831 – Badajoz, 9.I.1889. Actor.

Vivió desde temprana edad en Madrid, donde trabajó primero como aprendiz hasta la edad de veinte años y después como oficial del taller de carpintería que su padre tenía en la calle Lucientes de la capital española. Se aficionó muy pronto al teatro y empezó a representar comedias en un teatro casero que su padre había improvisado en un local en la calle de Jesús y María, donde se ejercitaban actores aficionados, adscribiéndose Juan José Luján a varias de estas compañías de aficionados.

En 1865 debutó como actor profesional en el teatro del Recreo, situado en la madrileña calle de Flor Baja, paralela a la calle Gran Vía; era de condición modesta y se creó primero como café-teatro. A partir de 1867, cobró empuje gracias a una compañía en la que estaban actores reconocidos de ese tiempo, como José Vallés, Antonio Riquelme, Juana Espejo y Juan José Luján. Éste se curtió en aquella formación teatral en la que, en vez de representar obras de gran relieve, dieron funciones de un solo acto, varias al día, a dos reales la butaca cada sesión. Luján estrenó numerosas piezas, como El testamento, drama; Perdigón en Hamburgo, bufonada grotesca; Los baños del Manzanares, sainete; La fiesta nacional, revista, y muchas más en las que se caracterizó por su especialización en papeles cómicos, llegando a ser un caricato muy popular.

Dado el éxito de aquella compañía, Luján y sus compañeros se trasladaron a otro teatro de más importancia, el Variedades, que debía su fama a que en su escenario se estrenaron las primeras zarzuelas y muchas obras del género chico. Cobraban a real la butaca para atraer al público, lo que era muy barato entonces.

Llenaban el teatro a diario. Y hasta se cuenta que un revendedor se hizo rico en pocas temporadas, llegando a ganar 2.000.000 de reales.

Juan José Luján disfrutó de aquellos tiempos felices en el teatro Variedades. Representó sainetes, zarzuelas, género chico, etc., como Así en la tierra, Vivitos y coleando, El memorialista, Trapisondas por bondad, Los pavos reales, La sombra de Torquemada, La familia del tío Maroma, El testamento y la clave, Luces y sombras, De la noche a la mañana, La calandria, Torear por lo fino, El lucero del alba, ¡Hoy sale, hoy! y La paloma azul.

Luján padecía un enfisema pulmonar que le obligaba a hablar entrecortadamente, con serias dificultades.

Pero no todo el público estaba al tanto de esa desgracia y el actor sacaba partido de esas deficiencias en la pronunciación para causar la hilaridad en sus parlamentos, aunque forzosamente tuviera que sufrir a la hora de articular.

Era de breve estatura, de cuello corto y lleno de gracia.

En cierta ocasión estrenó un sainete titulado No hay función; el día del estreno no acudió nadie al teatro: el público creyó que la cartelería hacía referencia a que se había suspendido.

El sábado 28 de enero de 1888, Juan José Luján y su compañía del Variedades representaban La chiclanera, El fantasma de los aires —que llevaba música de Ruperto Chapí— y Chateau Margaux, con partituras del maestro Caballero. Acabada la última función, ya de madrugada, se produjo un aparatoso incendio que acabó para siempre con aquel local, convertido en pavesas.

Luján y su compañía se fueron al teatro Martín y después trabajaron en el Apolo.

El día de su función de beneficio, ya al final de su carrera, el público, siguiendo una antigua costumbre, le arrojó algunos regalos al escenario, predominando las coronas y las palomas, a lo cual, él clamaba: “¡Echadme mejor pavos!”.

Al año siguiente de la tragedia del Variedades, cuando ya había entrado en su declive artístico y hacía giras por los pueblos en la compañía de un tal Cachet, falleció Juan José Luján.

 

Bibl.: E. Martínez de Velasco, “D. Juan José Luján, popular actor cómico”, en La Ilustración Española y Americana (Madrid), 30 de enero de 1889, págs. 59 y 72; E. Chicote, La Loreto y este humilde servidor, Madrid, M. Aguilar, 1944, pág. 56; A. Martínez Olmedilla, Arriba el telón, Madrid, Aguilar, 1961, págs. 257-260; J. Huerta Calvo, E. Peral Vega y H. U rzáiz Tortajada, Teatro Español (De la A a la Z), Madrid, Espasa Calpe, 2005, pág. 426.

 

Manuel Román Fernández