Ayuda

Zacut Abraham Bar Samuel Bar Abraham

Biografía

Zacut, Abraham Bar Samuel Bar Abraham. Salamanca, 1452 – ¿Jerusalén (Israel)?, ¿1515? Astronomía, astrología, lexicografía, historia.

Su familia había vivido en Francia y en su Sefer Yuhasin (Libro de las genealogías) Zacut indica que su abuelo vino de Francia. Se sabe muy poco de sus estudios o profesores. El único testimonio directo aparece en el Libro de las genealogías, en el que menciona a su padre Samuel y a R. Isaac Aboab como profesores suyos. No existen pruebas de que Zacut estudiara o enseñara en la Universidad de Salamanca, como ha afirmado algún autor. No obstante, Zacut muestra una notable familiaridad con la tradición astronómica salmantina y debió de mantener relaciones con algunos de sus miembros más destacados.

Zacut escribió trabajos de astronomía, astrología, lexicografía e historia. Su primer libro de astronomía, el ha-Hibbur ha-gadol (La compilación Magna), consiste en cánones y tablas y lo escribió en hebreo para un público de judíos. La época de las tablas es el año 1473, pero Zacut terminó su trabajo hacia 1478. Tres años más tarde el tratado fue traducido al castellano por Juan de Salaya, que había sido catedrático de Astrología de Salamanca (1464-1469), con la ayuda del propio Zacut.

Según Cantera, Abraham Zacut habría tenido como protector a Gonzalo de Vivero (muerto en 1480), obispo de Salamanca; sin embargo, el examen de los documentos en que se basó Cantera ha puesto en cuestión la veracidad de sus afirmaciones sobre ese mecenazgo. Sí hubo este tipo de relación de mecenazgo, en cambio, entre Zacut y Juan de Zúñiga y Pimentel (muerto en 1504), maestro de la Orden de Alcántara. Para este noble escribió Zacut, en 1486 y en la localidad de Gata (Cáceres), una Tratado breve en las ynfluencias del cielo “para que con este más se ayudasen os médicos de su señoría...”. A este escrito lo acompaña un breve texto titulado De los eclipses del sol y de la luna.

Zacut fue uno de los pocos astrónomos bajomedievales que llevó a cabo observaciones astronómicas; se tiene constancia de tres, todas realizadas en Salamanca: una ocultación de la estrella Spica por la Luna en mayo de 1474, una ocultación de Venus por la Luna en julio de 1476 y un eclipse total de Sol en julio de 1478. La ocultación de Venus es particularmente notable, ya que en este caso consideró modificaciones de los modelos ptolemaicos de la latitud planetaria basados en sus propias observaciones, mientras que en general, en sus trabajos de astronomía asumió sin críticas los modelos tradicionales.

Tras la expulsión de los judíos en 1492 Zacut se instaló en Portugal, donde estuvo al servicio de los reyes Joao y Manuel I. Zacut permaneció en Portugal hasta 1496 o 1497, cuando los judíos fueron obligados a convertirse. Durante su estancia en Portugal un alto dignatario en la Corte portuguesa, Diego Ortiz de Calzadilla, que había sido profesor de Astronomía en Salamanca, sirvió de mediador probablemente para que Zacut tuviera acceso a esta Corte. Pero se sigue sin saber exactamente qué clase de servicios desarrolló Zacut, ya que las afirmaciones que se han realizado sobre su intervención en cuestiones de navegación se basan en bases documentales muy débiles o inconsistentes.

En 1496 se editó en Leiría un amplio extracto de las tablas del Hibbur conocido como Almanach Perpetuum, si bien el título que aparece al comienzo del libro es Tabulae tabularum celestium motuum astronomi Zacuti. De hecho, de la imprenta de Samuel d’Ortas en Leiría salieron ese mismo años dos versiones distintas del Almanach Perpetuum: una con los cánones en castellano, otra en latín. La versión latina se inicia con una dedicatoria a un obispo, que es una copia casi palabra por palabra de otra escrita en 1467 por el astrónomo de origen austríaco Regiomontano para el obispo húngaro Jano Vítez. Se ignora, en cambio, a qué obispo iba dirigida la dedicatoria del Almanach copiada de la de Regiomontano. En todo caso, esta dedicatoria no parece guardar ninguna relación con el obispo de Salamanca González de Vivero y parece un añadido del editor de la obra o del impresor.

Cuando la práctica del judaísmo fue prohibida en Portugal, Zacut viajó al Norte de África, estableciéndose en Túnez donde escribió el Sefer Yuhasin. En esta obra se lee que Zacut y su hijo Samuel fueron hechos prisioneros en dos ocasiones. En el Norte de África, en 1498 compuso un texto en el que aplicó teorías astrológicas de la historia en las que los eclipses y las conjunciones planetarias se usan para determinar las fechas del cumplimiento mesiánico. Sobre la base de esta teoría creía que la salvación de Israel empezaría en 1503/1504. Zacut continuó su actividad astronómica y adaptó las tablas del Hibbur para el año 1501. Después compiló otra serie de tablas astronómicas dispuestas para el calendario judío y el meridiano de Jerusalén, donde vivía. Zacut es autor también de un corto tratado astrológico titulado Mishpetei ha-’istagnin (Juicios del astrólogo) sobre los años 1518-1524. Según Cecil Roth, Zacut murió en 1515 probablemente en Damasco. Recientemente, sin embargo, A. David ha sostenido que es más probable que muriera en Jerusalén.

Zacut era heredero de una larga tradición astronómica en hebreo, y en el Hibbur menciona un buen número de autores judíos, como Abraham ibn ’Ezra, Maimónides, Jacobb ben Tibbon, Levi ben Gerson, Immanuel ben Jacob Bonfils, Jacob ben David Bonjorn y Judah ben Asher II y Judah ben Verga, entre otros. En cambio, los autores griegos o árabes mencionados son muy escasos: Hiparco, Menelao, Ptolomeo, al-Farghani, al-Battani, al-Sufi, Azarquiel, Ali ibn Abi l-Rijal y Averroes. Más escasos son todavía los autores cristianos: en particular, el rey Alfonso y Juan de Lignères (en uno de los manuscritos). Es notable que no nombre a ninguno de los astrónomos de Salamanca cuyas obras, sin duda, consultó. En los cánones del Almanach la serie de autores citados se reduce a Ptolomeo, al.Farhani, al-Battani, Averroes, Jacon ben David Bonjorn, Alfonso y Juan de Linieres.

Como se ha adelantado, el Almanach Perpetuum consiste en una serie de cánones seguidos de un conjunto de tablas astronómicas. Los cánones son diferentes de los del Hibbur, pero las tablas proceden de esta obra y son muy similares. La mayoría de las tablas tienen la forma de una almanaque, es decir, una serie de datos de las posiciones de un planeta determinado (incluidos el Sol y la Luna) dispuestos en intervalos de un día o unos pocos días hasta recorrer todo el período del movimiento del planeta. La tabla de las posiciones diarias del Sol del Almanach es esencialmente la misma que la del Hibbur, y es un híbrido de las dos versiones conservadas manuscritas de esta obra. Esta tabla se ha considerado muy relevante y base de las tablas de declinaciones solares diarias usadas por los pilotos a finales del siglo xv y primeras décadas del siglo xvi. No obstante, y sin negar esto, hay que señalar que el patrón usado por Zacut para sus tablas cuatrienales de las posiciones diarias del Sol eran comunes en la Europa occidental y se encuentran en algunos almanaques. Los valores tabulados en el Almanach Perpetuum derivan de las Tablas Alfonsíes tal y como aparecen en la editio princeps de esta obra de 1483 y teniendo en cuenta la diferencia de longitud entre Toledo y Salamanca. Las tablas de la declinación solar, junto con las de las posiciones del Sol, fueron al parecer usadas por los pilotos portugueses que iniciaron la navegación astronómica. Las tablas para las posiciones de la Luna del Almanch derivan también de las alfonsíes. Por otras parte, Zacut usa un ciclo de treinta y un años (11.325 días que equivalen a treinta y un años julianos y dos días) introducido por Jacon ben David Bonjorn. Zacut también se basó en este autor para confeccionar las tablas de las sicigias y la de eclipses lunares. En cuanto a los planetas, las entradas se derivan igualmente de las Tablas Alfonsíes. La tabla de mercurio la copió, sin embargo, de Judah ben Asher, o de una fuente común.

En lo relativo a las estrellas fijas, el Hibbur contiene una lista de sesenta y una estrellas con sus nombres. La edición de Leiría del Almanach incluye una lista de coordenadas de cincuenta y seis estrellas con muy pocas variantes con respecto al Hibbur en cuanto a las coordenadas. Las longitudes dadas en el Almanach difieren 6;38º de las del catálogo de Ptolomeo en el Almagesto con la misma latitud. Esta diferencia de longitud indica que la época para las longitudes debió ser la Hijra.

El último capítulo del Almanach esta dedicado a las natividades. El encabezamiento de la tabla dice De animodar ptholomei, lo que se refiere a las reglas dadas por Ptolomeo en su Tetrabiblos.

El autor de la edición de Leiría del Almanach fue Joseph Vizinus, según figura en el colofón. La relación entre Joseph Vizinus y Zacut, si la hubo, como se ha afirmado, y como lo sugiere el colofón (donde se cita al mestre jusepe vecino decipolo del actor de las tablas) no está documentada y sigue sin estar clara. Como no lo está la identidad de José Vizinho con el personaje que asesoró al rey Joao II en cuestiones de náutica y con el personaje que, según se ha afirmado, fue enviado a Guinea para poner en práctica el regimiento de la altura del Sol para calcular la latitud. Los documentos hasta ahora conocidos no permiten concluir sin ninguna duda en esa identidad. Tampoco se puede identificar sin aportar pruebas documentales sólidas a Vizinus con el autor del llamado Regimiento de Munich, como han hecho algunos autores.

Además de Vizinus, otro de los discípulos de Zacut fue Agustinus Ricius, autor del libro De motu octavae sphaerae. Ricius dice que estudió astronomía con Zacut en Cartago (es decir, Túnez). Ricius en su obra cita a Zacut ocho veces como una de las autoridades para establecer el movimiento de la octava esfera y menciona la observación de Zacut de una ocultación de Spica por la Luna en 1474 que figura en el Hibbur pero no en el Almanach.

Las tablas del Almanach, todas o en parte, fueron reeditadas muchas veces en textos astronómicos publicados en Europa a finales del siglo xv y en el siglo xvi. Zacut también tuvo un impacto en la comunidad judía. Las tablas astronómicas que compuso en el Norte de África, unas con raíz 1501 y otras con raíz 1513, adaptadas al calendario judío sobreviven en textos fragmentarios, pero fueron citadas por diversos autores. El Almanach fue traducido al árabe por Moses ben Elija Galina, activo en la comunidad judía, en Estambul. En 1568 se publicó en Salónica una versión del Almanach en ladino por Daniel ben Perahia. Además de todo esto, hay otros muchos testimonios de la fama de Zacut, especialmente entre los astrónomos salmantinos.

Por otra parte, y aunque la implicación directa de Zacut en las cuestiones relacionadas con la navegación astronómica no están documentadas y son dudosas, parece fuera de toda duda que las tablas de declinaciones solares de las Guías de Munich y de Evora se basaran en el Almamach de Zacut (sobre todo las segundas), así como otras tablas usadas por los navegantes portugueses en la primera mitad del siglo xvi, como las contenidas en el Libro de Marinharia de André Pires, estudiadas por Luis Albuquerque.

 

Obras de ~: Almanch perpetuum, 1496 (se publicó en tres variantes, dos con los cánones en latín y una en castellano en Leiría por S. d’Ortas y A. C. Klebs, Incunabilia scientífica et medica, Hildesheim, 1963, anota eds. en Venecia en 1496 y 1499 de las que no se conocen ejemplares. En el siglo XVI todas o parte de las tablas fueron reeds. en Venecia, 1502, 1521 y 1525, la 1.ª corregida y anotada por Alfonso de Córdoba; reprods. del Almanach, J. B. Obernetter, Munich, 1915 a partir de la versión latina de Joseph Vizioho, y Ginebra, 1922, a partir de la edición de Leiría, 1496, con los cánones en castellano y L. Albuquerque ed. facs. y est. prelim., 1986); De los eclipses y el Tratado breve [...], en J. de Carvaiho, Dois inéditos de Abraham Zacuto, Lisboa, Museo Comercial, 1927 (separata de Revista de Estudios Hebraicos, 1); Hibbur y Almanach (ms.), en F. Cantera Burgos, El judío salmantino Abraham Zacut, Madrid, Aguilar, 1935, espec. cáp. II, págs. 40-73 (a partir de las obras Hibbur ha-gadol, De los eclipses del Sol y la Luna y Tratado breve en las ynfluencias del cielo, pasajes seleccionados del Hibbur los ha vertido el propio Cantera Burgos del hebreo al castellano a partir del ms. de Lyon) Mishpetei ha-’istagnin (Juicios del astrólogo) sobre los años 1518-1524, en C. Roth, “The last years of Abraham Zacut”, en Sefarad, 9 (1949), págs. 445-454.

 

Bibl.: B. Cohn, “Der ‘Almanach perpetuum’ des Abraham Zacuto. Eim Beitrag zur Geschichte der Astronomie in Mittelalter”, en Schriften der Wissenschaftlichen Geseflschaft in Strassburg, 32 Heft., Strassburg, Karl J. Trübner, 1918; A. Barbosa, O. Almanach Perpetuum de Abraham Zacuto e as Tabuas nauticas protuguesas, Coimbra, Imprenta da Universidade, 1928; F. Cantera Burgos, “El judío salmantino Abraham Zacut”, en Revista de la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, 27 (1931), págs. 63-398; C. Roth, “The last years of Abraham Zacut”, en Sefarad, 9 (1949), págs. 445-454, y “Who painted Zacuto’s Tables?”, en Sefarad, 14 (1954), págs. 122-125; J. Vernet Ginés, “Una versión árabe resumida del ‘Almanach perpetuum’ de Zacuto”, en Sefarad, 19 (1959), págs. 11-133; L. Albuquerque, Estudos de História, vol:III: A navegaçao astronomica, Coimbra, Universidad, 1975; V. Navarro, “Abraham Bar Samuel Bar Abraham Zacut”, en J. M. López Piñero, T. F. Glick, V. Navarro Brotons y E. Portela Marco (dirs.), Diccionario Histórico de la Ciencia Moderna en España, vol. II, Barcelona, Península, 1983, págs. 440-443; A. David, “The Spanish exiles in the Holy Land”, en H. Beinart (ed.), The Sephardi Legacy, vol. II, Jerusalen, Magnes Press, 1992, págs. 77-108; J. Chabás y B. R. GolDstein, Astronomy in the Iberian Peninsula. Abraham Zacut and the Transition from Manuscrpt to Print, Philadelphia, American Philosophical Society, 2000.

 

Víctor Navarro Brotons