Ayuda

Florinda

Biografía

Florinda. La Cava. ?, f. s. vii – p. t. s. viii. Noble, hija del conde don Julián.

Hija del conde don Julián, llamada La Cava por unos autores o Florinda por otros, también es conocida por otro nombre que tuvo menos fortuna, Oliba; con este último es llamada por el autor de la Crónica Pseudo-Isidoriana. Otros autores, especialmente de origen árabe, aluden a ella sin mencionar ningún nombre.

El personaje de La Cava es, sin lugar a dudas, de existencia legendaria; únicamente es mencionado en relatos tardíos, tanto de tradición árabe como cristiana, en todo caso alejados del período en el que supuestamente tuvo lugar su vida, esto es, a principios del siglo viii. La mencionan, entre otros, AlŰakam, Ibn Khaldoūn, la compilación anónima conocida como Ajbar-Machmuā, y la Crónica Silense, Lucas de Tuy, Alfonso X el Sabio, Rodrigo Ximénez de Rada, etc.

La Cava tiene, junto con su padre, gran importancia para los autores árabes o cristianos que informan de los motivos por los cuales fue tan rápida, en sus primeros pasos, la conquista islámica de la Península Ibérica. Es prácticamente unánime en todos ellos la afirmación de que la violación de La Cava —que residía en la Corte para ser educada adecuadamente— por parte de un rey visigodo fue la causante de la ira de don Julián que, a modo de venganza, facilita, como gobernador de la zona del Estrecho, el paso de las tropas de Musa a España. La diferencia estriba en que algunos, como Ibn Khaldoūn, atribuyen la violación a Witiza, mientras que otros, la mayoría, a Rodrigo.

Además del de Oliba ya mencionado, el nombre de La Cava, de origen árabe, sería el que más popularidad conocería, como se evidencia tras la lectura, por ejemplo, de la Crónica del Rey Don Rodrigo o Crónica Sarracina, obra de Pedro del Corral, compuesta en torno al año 1430; parte de esta obra está dedicada precisamente a los amores ilícitos entre el Rey y esta hija de don Julián. Ante el significado que el nombre- expresión La Cava, de origen árabe, parecía tener, relacionado con la prostitución, autores españoles posteriores prefirieron llamarla Florinda, de connotaciones más agradables y honestas que el primero.

Parece haber acuerdo en que el responsable de este bautismo fue Miguel de Luna, que vivió a finales del siglo xvi y fue autor de falsos cronicones e historias, entre ellos Historia verdadera del rey Don Rodrigo y de la pérdida de España.

Al igual que ocurre con la figura del conde don Julián, La Cava o Florinda va a convertirse en un personaje de primer orden en numerosas obras romanceadas y tragedias de la literatura española hasta el siglo xix.

 

Bibl.: F. Codera, Estudios críticos de historia árabe española, VII, Zaragoza, Estudios Árabes, 1903; J. Menéndez Pidal, Leyendas del último rey godo, Madrid, Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, 1906; R. Menéndez Pidal, Floresta de leyendas heroicas españolas. Rodrigo, el último godo, Madrid, Espasa Calpe, 1958; F. González Muñoz, La Chronica Gothorum pseudo-isidoriana, ed. crítica, trad. y estudio, Noia (A Coruña), Editorial Toxosoutos, 2000; J. D. Fogelquit (ed.), Pedro del Corral. Crónica del Rey Don Rodrigo, postrímero rey de los godos (Crónica Sarracina), ed., intr. y notas, Madrid, Clásicos Castalia, 2001; B. Pons (ed.), Miguel de Luna. Historia verdadera del Rey Don Rodrigo, Granada, Universidad, 2001; M. Ratcliff, “Florinda la Cava: Víctima histórica, víctima literaria. La Crónica Sarracina en el Siglo de Oro”, en M. L. Lobato López y F. Domínguez (coords.), Memoria de la palabra. Actas del VI Congreso de la Asociación Internacional Siglo de Oro, II, Burgos, Vervvert Verlagsgesellschaft Iberoamérica, 2004, págs. 1485-1494.

 

Margarita Vallejo Girvés