Ayuda

Ramón Cabrera

Biografía

Cabrera, Ramón. Segovia, 9.IV.1754 – Sevilla, 30.IX.1833. Canónigo, académico, consejero de Estado, erudito.

Visitador del obispado de Cuenca, preceptor de los hijos del marqués de Villafranca, canónigo de Olivares, prior de Arróniz (Navarra). Miembro de número desde 1791 de la Real Academia Española y su director de marzo a octubre de 1814, hasta que es apresado, multado y desterrado de la Corte; se marcha a Arróniz, en donde se dedica a la educación de niños expósitos, y vuelve a Madrid en 1820 para ser restablecido en la Academia Española. También es nombrado en estos años académico correspondiente de la Real Academia de la Historia, y en 1797 académico de honor de la de Bellas Artes de San Fernando.

Luego es nombrado consejero de Estado y acompaña al Gobierno constitucional a Sevilla, donde fallece años después.

Gran erudito, trabaja asiduamente en la enmienda y adición de entradas al Diccionario de la Lengua castellana.

Colabora en la prensa andaluza con temas relacionados con el lenguaje. Deja sin concluir material para un tratado de derecho canónico. Como académico de la de Bellas Artes, participa en numerosas ocasiones con sus informes: de 1798 es uno que valora la oportunidad de publicar en castellano sendos ensayos sobre la luz y los colores, originales del embajador de Portugal Carvalho Sampayo, traducidos por José María Calderón de la Barca; además, colabora con Juan Agustín Ceán Bermúdez en la corrección de las pruebas de imprenta de su Diccionario histórico de los más ilustres profesores de las bellas artes en España que se publica en 1800; cuando en 1802 la viuda del pintor Luis Paret Alcázar propone que se publique la traducción que había hecho su esposo de Las Variedades que constituyen la diferencia positiva de los rasgos del rostro en los hombres de diversas edades y distintos países del original de Pierre Camper, Cabrera informa que la traducción no está bien hecha; y en este mismo año opina sobre la continuación del Viaje artístico de España de Antonio Ponz que pretendía llevar a cabo su sobrino Alejandro Ponz, cuando era Isidoro Bosarte quien tenía licencia para ello. Muy ilustrativo del momento histórico y de su condición de eclesiástico es el informe que hace en 1807 sobre el modo de proveer las pensiones de los estudiantes de Bellas Artes en el extranjero.

En 1819 dona para el Archivo de la Academia de San Fernando el plan de la planta y fachadas ideado por el arquitecto Saqueti para la construcción del real palacio de Madrid, que le había regalado la última duquesa de Alba (nieta del antiguo propietario, Fernando de Silva Álvarez de Toledo). No hay que olvidar que es capellán y bibliotecario de Cayetana, la XIII duquesa de Alba. En esta ocasión también regala un impreso donde se da cuenta de las operaciones practicadas en París para la conservación del famoso cuadro de Rafael conocido como la Virgen de Foligno.

Fallece en Sevilla en 1833, y queda como su testamentario y heredero el académico de mérito de la Academia de San Fernando, Juan Pedro Ayegui.

Se sabe que Goya retrató a Ramón Cabrera, aunque el cuadro ha desaparecido.

 

Obras de ~: Pruebas de ser contrario á la práctica de todas las naciones [...] y perjudicial á la salud de los vivos enterrar a los difuntos en las iglesias y los poblados, Madrid, Ibarra, 1785 [contiene: “Disertación histórica, en la qual se expone, según la serie de los tiempos, la varia disciplina que ha observado la Iglesia de España sobre el lugar de las sepulturas desde los tiempos primitivos hasta nuestros días”, págs. 71-181]; Armonía, gravedad y abundancia del idioma castellano, discurso de ingreso en la Real Academia Española, 22 de noviembre de 1791 (ed. en Memorias de la Academia Española, año I, t. II, Madrid, Imprenta Rivadeneyra, 1870); Oración [sobre la pedagogía artística académica] pronunciada en la Junta Pública que celebró la Real Academia de San Fernando el día 13 de junio de 1799, para la distribución de los premios generales, Madrid, Viuda de Ibarra, 1799; Diccionario de etimologías de la lengua castellana: obra póstuma, Madrid, Marcelino Calero, 1837, 2 vols.; Diccionario del lenguaje antiguo castellano, Real Academia Española, ms. 204.

 

Bibl.: J. D. Gil de Lara, Observaciones a mi amigo Ramón Cabrera, sobre las que formó de dos ediciones del Parnaso de Manuel José Quintan, Sevilla, 28 de septiembre de 1830 (en BNE, ms. 12981/2); J. D. Gil de Lara, Noticias biográficas de Ramón Cabrera, Sevilla, 1838 (en Biblioteca Nacional de España, ms. 3710); VV. AA., Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo Americana, t. 10, Barcelona, José Espasa e Hijos, Editores, 1911; F. Aguilar Piñal, Bibliografía de autores españoles del siglo xviii, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1983; J. R. Lodares, “El Diccionario del lenguaje antiguo castellano, de Ramón Cabrera”, en Cahiers de Linguistique hispanique médiévale (Paris), n.º 16 (1991), págs. 183- 188; N. Glendinning (ed.), Goya, la década de los caprichos, II. Retratos, exposición celebrada en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando del 26 de octubre de 1992 al 10 de enero de 1993, Madrid, Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1992, pág. 123; E. Navarrete Martínez, La Academia de Bellas Artes de San Fernando y la Pintura en la primera mitad del siglo xix, Madrid, Fundación Universitaria Española, 1999; A. Zamora Vicente, Historia de la Real Academia Española, Madrid, Espasa, 1999, pág. 179; E. Navarrete Martínez y M.ª P. García Sepúlveda, Relación de Miembros pertenecientes a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en http://archivobiblioteca-rabasf.com.

 

Esperanza Navarrete Martínez