Ayuda

Jesús Fernández Santos

Biografía

Fernández Santos, Jesús. Madrid, 9.XI.1926 – 2.VI.1988. Escritor y director de cine y televisión.

Jesús Fernández Santos, perteneciente a la denominada “generación del medio siglo”, fue uno de los escritores que en la década de 1950 introdujeron en la narrativa española la corriente del realismo social.

Aunque trabajó como guionista y director en teatro, televisión y cine y también ejerció durante varios años la crítica cinematográfica, fue la literaria su obra más continuada y reconocida.

Nació en Madrid en 1926, en el seno de una familia de clase media, y en la capital transcurrió su infancia, marcada por la temprana muerte de la madre. El estallido de la Guerra Civil, cuando Jesús apenas tenía diez años, fue una experiencia determinante (de ahí que a todos los miembros de su generación se les conozca con el apelativo de “los niños de la guerra”).

Durante la década de 1940, y tras la muerte del padre, la juventud de Fernández Santos discurrió en plena posguerra con las limitaciones propias de la época. Ingresó en la Facultad de Filosofía y Letras en 1943 y durante su etapa universitaria desarrolló una actividad teatral como autor y director del Teatro Español Universitario (TEU), donde colaboró con autores como Alfonso Sastre. Más tarde abandonó la Facultad y se matriculó en el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas, la recién creada Escuela de Cine. Así fue como, a partir de 1952, cuando obtuvo el título, comenzó a trabajar como director. La experiencia universitaria, no obstante, le había permitido conocer a quienes fueron los “compañeros de viaje” en los comienzos de su andadura literaria: Carmen Martín Gaite, Ignacio Aldecoa, Josefina Aldecoa, Rafael Sánchez Ferlosio, Medardo Fraile... La amistad que les unía, las tertulias literarias en el Café Gijón y en las Cuevas Sésamo, y los primeros textos de todos ellos aparecidos en la Revista Española, dirigida por Antonio Rodríguez Moñino, contribuyeron a configurar un grupo generacional de novelistas que comenzaron a publicar a mediados de la quinta década del siglo.

La primera novela de Fernández Santos fue Los bravos (1954), que le granjeó alabanzas por parte de la crítica y un reconocimiento inmediato, como iniciadora de la corriente de la novela social. Relataba Los bravos la vida en un medio rural atrasado, con gran sencillez expresiva, una trama escueta y un final abierto, rasgos todos ellos representativos de lo que iba a ser el modo de novelar de Fernández Santos durante ese primer período, que incluye sus siguientes novelas: En la hoguera (1957), que obtuvo el Premio Gabriel Miró, y Laberintos (1962), además del libro de cuentos Cabeza rapada (1958). Durante esta época compaginó la escritura con el rodaje y el estreno de su primer corto, España 1800, que fue presentado en el Festival de Cannes, y su primer y único largometraje, Llegar a más (1964). Con El hombre de los santos, Premio de la Crítica en 1969, inició una etapa en la que se sucedió la publicación de diversos libros que constituyen el grueso de su producción. Entre los de relatos hay que citar Las catedrales (1970), Paraíso encerrado (1973) y A orillas de una vieja dama (1979); en los dos primeros, los cuentos tenían un hilo conductor: estar ambientados en diferentes catedrales, en el primer caso, y desarrollarse en el Retiro madrileño, en el segundo.

En cuanto a las novelas, la década se abrió con Libro de las memorias de las cosas (1971), que desvela las vicisitudes de una comunidad protestante en el seno de la España tradicional y por el que le fue concedido el Premio Nadal y también el Ciudad de Barcelona. En 1978 y 1979, respectivamente, se publicaron La que no tiene nombre (galardonada con el Premio Fastenrath, 1979) y Extramuros (Premio Nacional de Literatura de ese mismo año), que corroboran la madurez creativa del escritor. En efecto, el realismo narrativo de sus comienzos literarios había ido evolucionando hacia un tipo de novela cada vez más intimista, con mayor atención a la caracterización psicológica de los personajes y a la inclusión de la memoria histórica como objeto de fabulación. Así, en La que no tiene nombre, la acción se desarrolla en tres momentos distantes en el tiempo, el más lejano de los cuales, pero también el que más fuerza posee, retrotrae a la Edad Media, a través de una historia legendaria. Extramuros, por su parte, está ambientada en un convento, en el cruce de los siglos xvi y xvii, con un estilo muy elogiado por la crítica, a través del que logra traducir el lenguaje místico y poético a un lenguaje narrativo.

Ya en la década de 1980 aparecieron sus últimas novelas: Cabrera (1981), Jaque a la dama (Premio Planeta, 1982), Los jinetes del alba (1981), El Griego (Premio Ateneo de Sevilla, 1985) y Balada de amor y soledad (1987), hasta que, después de una larga y penosa enfermedad, falleció en 1988.

Paralelamente a su labor literaria, Fernández Santos trabajó también en Televisión Española, para la que rodó numerosos documentales (entre los que destacan los galardonados El Greco o Elogio y nostalgia de Toledo). Asimismo, fruto de su labor ensayística fueron las siguientes recopilaciones de artículos: Europa y algo más (1977), Palabras en libertad (1982) y El rostro del país (1987). Por último, ejerció también como crítico de cine en el diario El País desde su fundación, en 1975, hasta 1982. Su labor como director, guionista y crítico cinematográfico, por tanto, confiere especial interés a la incidencia en su obra narrativa de su vinculación con el mundo del cine, si bien es por su producción novelística por lo que merece un puesto destacado en la narrativa española de la segunda mitad del siglo xx.

 

Obras de ~: Los bravos, Madrid, Castalia, 1954; En la hoguera, Madrid, Arión, 1957; Cabeza rapada, Barcelona, Seix Barral, 1958; Laberintos, Barcelona, Seix Barral, 1964; El hombre de los santos, Barcelona, Destino, 1969; Las catedrales, Barcelona, Seix Barral, 1970; Libro de las memorias de las cosas, Barcelona, Destino, 1971; Paraíso encerrado, Barcelona, Destino, 1973; La que no tiene nombre, Barcelona, Destino, 1977; Europa y algo más, Barcelona, Destino, 1977; Cuentos completos, Madrid, Alianza, 1978; Extramuros, Barcelona, Argos Vergara, 1978; A orillas de una vieja dama, Madrid, Alianza, 1979; Cabrera, Barcelona, Plaza y Janés, 1981; El reino de los niños, Madrid, Debate, 1981; Las puertas del Edén, Madrid, Espasa Calpe, 1981; Jaque a la dama, Barcelona, Planeta, 1982; Palabras en libertad, Barcelona, Ariel, 1982; Los jinetes del alba, Barcelona, Seix Barral, 1984; El Griego, Barcelona, Planeta, 1985; Historia de la dama, Barcelona, Plaza y Janés, 1986; El viaje en el jardín, Madrid, Anaya, 1986; El rostro del país, Madrid, El País, 1987; Balada de amor y soledad, Barcelona, Planeta, 1987.

 

Bibl.: J. Rodríguez Padrón, Jesús Fernández Santos, Madrid, Ministerio de Cultura, 1981; D. K. Herzberger, Jesús Fernández Santos, Boston, Twayne Publishers, 1983; C. Alborg, Temas y técnicas en la narrativa de Jesús Fernández Santos, Madrid, Gredos, 1984; R. Jiménez Madrid, El universo narrativo de Jesús Fernández Santos, Murcia, Universidad, 1991; S. Pastor Cesteros, Cine y literatura: la obra de Jesús Fernández Santos, Alicante, Universidad, 1996; J. Diego Santos, Léxico y sociedad en “Los bravos” de Jesús Fernández Santos, Alicante, Universidad de Alicante, 2001.

 

Susana Pastor Cesteros