Ayuda

Carlos María Esquivel y Rivas

Biografía

Esquivel y Rivas, Carlos María. Sevilla, c. 1830 – Madrid, 20.VII.1867. Pintor Pintor español, hijo del también pintor sevillano Antonio María Esquivel, aprendió el oficio en el taller paterno, quien le supo dar acertados consejos sobre el arte de la pintura. El estilo de Antonio María no estaba destinado a perpetuarse en el tiempo, sobre todo con la incursión, al final de su carrera, de nuevos modelos extranjeros. Únicamente su hijo mantuvo en parte el estilo paterno.

Llegó a Madrid con tan sólo un año, por lo que su trayectoria artística pertenece a esta ciudad. Estudió en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y fue pensionado por la Comisaría de Cruzada para que ampliase sus estudios en París. En 1857 fue nombrado profesor supernumerario de los estudios dependientes de la Academia sobre anatomía pictórica, desempeñando el cargo con gran acierto hasta su muerte. A diferencia de su padre, prefirió y se dedicó especialmente a las grandes composiciones de asuntos históricos, no siempre acertadas, en las que no destacó, al contrario de lo que ocurrió con sus retratos, los cuales llegaron a alcanzar una respetable calidad. En su producción es frecuente encontrar modelos del Barroco en la línea de lo que hizo Gutiérrez de la Vega, siendo su obra también similar a la del pintor Eduardo Cano de la Peña.

Participó en varias convocatorias de las exposiciones nacionales de Bellas Artes, sin cosechar demasiados éxitos, excepto en la de 1860, con la obra que llamó El asistente de un oficial muerto en la guerra de África entregando el equipaje de aquél a su madre y hermana, de la que se dijo que cautivó al público por lo íntimo de la escena. En la de 1862 presentó La visita de san Francisco de Borja al Emperador Carlos V. De ella se dijo que, aunque era débil en las actitudes, la composición estaba bien dispuesta y los personajes bien caracterizados.

El dibujo en Esquivel es un tanto imperfecto y se le criticó en ocasiones por la falta de detalles a la que solía acompañar un colorido frío y sombrío donde los destellos de luz no llegaban a destacar. Independientemente de los comentarios que se hacían de sus obras siempre solían premiarle de algún modo mediante menciones honoríficas o medallas de segunda y tercera clase.

En el Museo del Prado se conserva la serie de los “Reyes de España” en la que se representan a Favila, Egica, Teudio, Alarico y Alfonso VIII. Se le atribuye también el retrato de un infante de España, posiblemente el de Antonio María Pascual con el Toisón de Oro, el de una joven dama y el del general Espartero.

 

Obras de ~: Égica, rey godo, 1853; Don Favila; Prisión de Guatimocin, 1854; El rey godo Alarico, 1856; Autorretrato, 1856; El asistente de un oficial muerto en la guerra de África entregando el equipaje de aquél a su madre y hermana, 1860; Retrato de su mujer, 1861; La visita de san Francisco de Borja al Emperador Carlos V, 1862.

 

Bibl.: M. Ossorio y Bernard, Diccionario biográfico de artistas españoles del siglo xix, Madrid, Moreno y Rojas, 1900; A. E. Pérez Sánchez, Inventario de pinturas de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1964; J. Pijoán, Pintura y escultura española del siglo xix, Madrid, Espasa Calpe, 1993; C. Reyero, Pintura y escultura en España: 1800-1910, Madrid, Cátedra, 1995; J. Pijoán, Pintura y escultura española del siglo xx, Madrid, Espasa Calpe, 1996; D. Fernández Martínez, “Esquivel y Rivas, Carlos María”, en F. Calvo Serraller (dir.), Enciclopedia del Museo de Prado, Madrid, Fundación Amigos del Museo de Prado, 2006.

 

Laura Fernández Bastos