Ayuda

Felipe González Vicén

Biografía

González Vicén, Felipe. Santoña (Cantabria), 5.II.1908 – La Laguna (Santa Cruz de Tenerife), 22.II.1991. Catedrático de Filosofía del Derecho.

Cursó estudios de licenciatura en las Universidades de Valladolid, Salamanca y Madrid, siendo luego pensionado por la Junta de Ampliación de Estudios para estancias de investigación en Italia, Inglaterra y Alemania. En 1935 obtuvo la cátedra de Filosofía del Derecho de la Universidad de Sevilla, pero un año más tarde, al iniciarse la Guerra Civil, fue destituido e inhabilitado para el desempeño de toda función docente.

En 1937 abandonó España y se asentó en Alemania, donde le sorprendió el estallido de la Segunda Gran Guerra. Tras su regreso, en 1946, recibió como destino forzoso la cátedra de la Universidad de La Laguna (Tenerife), en la que, sin embargo, quiso permanecer voluntariamente hasta su jubilación.

Ese confinamiento académico fue reflejo también de un cierto aislamiento intelectual, pues en el contexto de una filosofía del derecho dominada en lo teórico por el iusnaturalismo escolástico y en lo político por el integrismo autoritario, la figura y la obra de González Vicén constituyen una de las mejores representaciones del pensamiento laico, liberal y atento a la modernidad que pudo desarrollarse en la España que no emprendió el camino del exilio.

Su obra científica, compleja, erudita, no excesivamente extensa y siempre muy cuidada se inició con un libro de juventud, publicado cuando el autor contaba sólo veinticuatro años, Teoría de la Revolución, pero alcanzó su plena madurez en la década de los cincuenta y de modo creciente al final de su vida.

Extraordinario conocedor de la filosofía del derecho alemana, González Vicén es autor de contribuciones decisivas para el conocimiento de la cultura jurídica moderna y contemporánea; así, sus trabajos sobre Kant, el positivismo, la escuela histórica o la formación de la filosofía del derecho siguen siendo de cita inexcusable. Es autor también de más de una veintena de traducciones (Hegel, Freyer, Guicciardini, Naef, Berkeley, Vico, Nietzche, Welzel, Meinecke, Bloch), algunas de ellas precedidas de importantes estudios introductorios o apéndices, como los dedicados a Austin, Burckardt, Kant o Bachofen.

Crítico tenaz del iusnaturalismo, pero también del formalismo jurídico, la perspectiva intelectual de González Vicén, inicialmente inspirada y siempre admiradora de las corrientes neohegelianas, puede situarse en las coordenadas de un positivismo historicista y sociológico, que concibe el derecho en términos antimetafísicos, como un producto humano y social, variable en la historia y decididamente separado de la moral crítica. Precisamente, esa concepción positivista se halla en la base de uno de sus más celebrados ensayos, La obediencia al Derecho (1978), donde sostiene la existencia de sólidos fundamentos éticos para la desobediencia, y que daría lugar a un vivo debate en la filosofía del derecho española de la década de 1980.

Pese a que la filosofía jurídica española posterior siguió, al menos en parte, caminos diferentes a los explorados por González Vicén, más cercanos al pensamiento angloamericano que a la tradición germánica y más preocupados por el estudio analítico de la estructura del derecho que por su dimensión histórica y social, su magisterio es generalmente reconocido como uno de los impulsos principales de la renovación de la disciplina.

 

Obras de ~: Estudios de Filosofía del Derecho, Tenerife, Universidad de La Laguna, 1979; De Kant a Marx (Estudios de historia de las ideas), Valencia, F. Torres, 1984.

 

Bibl.: M. Atienza, “La filosofía del Derecho de Felipe González Vicén”, en Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense, n.º 62 (1981), págs. 67-87; E. Díaz, “Felipe González Vicén”, en Doxa, n.º 9 (1991), págs. 23-38.

 

Luis Prieto Sanchís