Ayuda

Amós Salvador y Rodrigáñez

Biografía

Salvador y Rodrigáñez, Amós. Logroño (La Rioja), 31.III.1845 – Madrid, 4.XI.1922. Ingeniero de Caminos y político.

Amós Salvador y Rodrigáñez nació en el seno de una familia liberal logroñesa dentro de lo que se conoce como “clan sagastino”, ya que su abuela, María del Carmen Mateo-Sagasta era hermana del padre —Clemente Mateo-Sagasta— de Práxedes Mateo-Sagasta. Plena vinculación a través de la vía materna, con lo que se convertía en sobrino del que fuera más tarde presidente del Gobierno de España durante la Restauración. Su padre Tadeo Salvador fue abogado de los Tribunales Nacionales y como tal ejerció, y su madre Anselma Rodrigáñez, implicada en las cuestiones familiares, le llevaron, como correspondía a una familia con posibilidades económicas, por los estudios, que realizó en primer lugar en el Instituto Provincial de Logroño fundado en 1842 y, concluidos éstos en 1862, a la Escuela de Canales, Caminos y Puertos de Madrid, en cuyas aulas también había estado su tío Práxedes Mateo-Sagasta. Así que, además, se vinculaba al clan con la misma carrera de ingeniería, ingresando en el cuerpo en 1870, y en un momento en que aquél ya había dado sus primeros pasos en la política nacional como representante por Zamora desde los años del Bienio Progresista.

Concluidos sus estudios de Ingeniería, ejerció en su ciudad natal como tal, destacando como lo muestra que en noviembre de 1879 se tuviera que hacer cargo de las obras del pantano de riego de la Grajera, que no sólo benefició las tierras del entorno a Logroño, planteado desde 1876 bajo los auspicios del alcalde marqués de San Nicolás y cuyas obras fueron iniciadas por el ingeniero Cesáreo Moroy, sino que posteriormente le facilitó abordar la canalización de aguas de boca desde el río Iregua siendo ya alcalde su hermano Miguel Salvador y Rodrigáñez y que Amós Salvador realizó con el Proyecto de iluminación, conducción y distribución de aguas potables para la ciudad de Logroño por el que pasó una minuta de 18.000 pesetas, concluyendo los trabajos el 25 de diciembre de 1887. Su actividad como ingeniero le llevó un 31 de diciembre de 1893 a ingresar en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, tal como se constata en la Revista de Obras Públicas, cuyas páginas recogen su discurso de ingreso en la misma al año siguiente. Revista a la que estaba muy vinculado, ya que sus páginas acogen treinta y ocho trabajos suyos en torno a los pantanos de riego y abastecimientos de aguas en 1887 y aprovechamientos de aguas en 1897, riegos en España en 1905, estudios sobre la crisis agrícola y pecuaria en 1888, sobre la perspectiva en 1897, la geología y el ingeniero de caminos en 1901 o en ese mismo año sus “Apuntes sobre Instrucción Pública en España”, entre otros.

En estas mismas fechas se vinculó al Ateneo de Ciencias, Letras y Artes de Logroño, que terminó editando el quincenal La Ilustración de Logroño, dirigida por el abogado Ildefonso Sicilia y contribuyendo con sus escritos, como los dedicados a “El Marqués de la Ensenada. Un gran político”, junto al botánico y director del Instituto Provincial de Enseñanza Ildefonso Zubía, al médico Pedro Font o al presbítero y licenciado en Teología y Filosofía y Letras Galo Gómez de Segura. Asimismo formará parte de la Cámara de Comercio e Industria de Logroño y la sociedad recreativa Círculo Logroñés, de clara raigambre burguesa en una pequeña ciudad de provincias, aunque a veces desde las páginas del periódico “progresista” ateneista arremetan contra el excesivo conservadurismo de los miembros del Círculo Logroñés.

Asimismo no puede obviarse la figura de Amós Salvador y Rodrigáñez en su relación con la instalación de la fábrica de tabacos en Logroño al ser director por entonces de la compañía arrendataria, lo que supuso, en palabras de la época, una mejora “que a la vez que da vida” aumenta la importancia de la ciudad y “proporciona la subsistencia a gran número de familias”. Fábrica de tabacos que se asentó en el antiguo Convento de los Mercedarios tras las correspondientes obras de acondicionamiento en 1889, no dejando intacto más que la iglesia y el claustro. Aspectos, todos ellos, que le permitirán ejercer un claro dominio caciquil, junto a otros miembros de la familia, incluso prolongado “hasta mucho después de su muerte” y que se mostrará claramente en el Mapa del caciquismo en España por Gedeón realizado ya en 1897.

También es ahora cuando emerge por primera vez en la política nacional apareciendo en el Parlamento representando al distrito de Albarracín (Teruel) en 1886 como cunero, puesto desde el que comenzó a trabajar para La Rioja como se manifiesta en La Ilustración de Logroño. Punto de partida para su vinculación a la figura de Sagasta y, por lo tanto, al Partido Liberal, a través de su representación por el distrito de Santo Domingo de la Calzada, entonces provincia de Logroño, comenzando en 1891 y posteriormente en 1893, 1896, 1898 y 1899, obteniendo una media de más de cuatro mil votos en cada elección, convirtiéndose en 1901 en senador vitalicio. Hecho que no lo alejó de La Rioja, ya que pasó a ser presidente honorario en esta región del Comité Local, tal como había pasado con otros prohombres del liberalismo, casos de Moret o el conde de Romanones y sin olvidar que su hermano Miguel Salvador Rodrigáñez sería el presidente ejecutivo. Todo quedaba en la familia, en ese grupo que comenzaría a ser conocido como “amosistas”, aunque Amós Salvador y Rodrigáñez quedara alineado a nivel nacional entre los “moretistas”.

Convertirse en senador no le impediría ocupar una serie de carteras ministeriales en todo este tiempo e influir en las grandes esferas del partido, como demuestra que en la crisis del Partido Liberal en torno a 1919 se convirtiera en “el veterano jefe” que intentó conciliar las diferentes facciones del mismo. Respecto a las diferentes carteras que ocupó en los próximos años habría que señalar la que detentó entre el 12 de marzo y finalizó el 17 de diciembre de 1894 bajo la presidencia del gobierno de su tío Práxedes Mateo-Sagasta dirigiendo la de Hacienda por primera vez, puesto que volvió a repetir entre el 1 de diciembre de 1905 y el 6 de julio de 1906, esta vez bajo la presidencia de Segismundo Moret, que se había convertido en su jefe natural.

Todavía en vida de su tío y ocupando éste la presidencia del Gobierno por última vez, ya que fallecería en los primeros días de enero de 1903, se hizo cargo el 15 de noviembre de 1902 de la de Agricultura, Industria, Comercio y Obras Públicas durante un escaso mes, ya que debió abandonarla el 6 de diciembre de ese mismo año. De nuevo ocupó un sillón ministerial, esta vez bajo la presidencia de José Canalejas, que había sido ministro en varios gobiernos dirigidos por Sagasta, lo que les facilitaba el entendimiento. Así que con Canalejas como presidente del Gobierno de España ocupó en 1911 la cartera de Instrucción Pública entre enero y abril. Aún llegaría a la vacante de Fomento en sustitución de Luis Espada Guntín el 9 de diciembre de 1915 finalizando su mandato el 30 de abril de 1916, bajo la presidencia del conde de Romanones (1915-1917) lo que permitía a “el ingeniero Amós Salvador llevar a Fomento a la familia de Sagasta”. Brevedad en sus mandatos podría ser la palabra clave de su actividad ministerial, aunque se deduce su fe en su partido y la aceptación de dificultades que conllevaban que él arrostró constantemente.

Fue académico numerario de las Reales Academias de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, de Bellas Artes de San Fernando y de Ciencias Morales y Políticas.

 

Obras de ~: El Marqués de la Ensenada, Logroño, Imprenta y Encuadernación Federico Sanz, 1885; Discursos leídos ante la Real Academia de Ciencias exactas, físicas y naturales en la recepción [...] del [...] Sr. D. Amós Salvador y Rodrigáñez [...], (contestación de D. José Echegaray), Madrid, Luis Aguado, 1893; Sobre la perspectiva: conferencias explicadas en el Círculo de Bella Artes, Madrid, Est. Tipográfico de G: Juste, 1897; Discursos leídos ante la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en la recepción pública del Excmo. e Ilmo. Sr. D. Amós Salvador [...] 13 de Marzo de 1898 (contestación de D. Ángel Avilés), Madrid, Imprenta de G. Juste, 1898; Apuntes sobre la Instrucción pública en España, Madrid, Hijos de S. A. García, 1901; Discurso leído ante la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas en la recepción pública del Excmo. Sr. D. Amos Salvador y Rodrigañez (contestación del marqués de la Vega de Armijo), Madrid, Hijos de M. G. Hernández, 1903; Las economías y la defensa nacional, Madrid, Imprenta del Asilo de Huérfanos del Sagrado Corazón de Jesús, 1903; Estrategia naval: ampliación del concepto de la Estrategia, Madrid, Eduardo Arias, 1904; Sobre la solidaridad y el solidarismo, Madrid, José Rueda Impresor, 1904; Discurso pronunciado en la inauguración del curso de estudios militares por D. Amós Salvador y Rodrigáñez, Madrid, R. Velasco, 1906; Necrología del Excmo. Sr. D. Antonio Aguilar y Correa, Marqués de la Vega de Armijo, Madrid, Jaime Ratés y Martín, 1909; Necrología del Excmo. Señor D. Julián García San Miguel Marqués de Teverga: leída ante la R. Acad. de Ciencias morales y políticas en los días 30 de Jun. y 13 de Oct. de 1914 por el [...] Señor D. Amós Salvador y Rodrigañez, Madrid, Jaime Ratés y Martín, 1914; Sobre el símbolo, Madrid, Imprenta de San Francisco de Sales, 1917; Sobre la autonomía universitaria, Madrid, Rivadeneyra, 1918; Por el Pantano del Ebro: un convencido más, Zaragoza, Tip. del Heraldo, 1918; Sobre la enseñanza de las Bellas Artes, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1919; La prerrogativa regia y la reforma constitucional: presentado á la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas en su sesión del 17 de Junio de 1919, Madrid, Jaime Ratés, 1919; Cómo puede enseñarse sin examinar o examinando menos, Madrid, Est. Tip. Sucesores de Rivadeneyra, 1919; La enseñanza forzosamente en castellano, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1919; Teoría sobre el torero (con las apostillas del duque de Veragua, introducción de Francisco López Izquierdo), Madrid, Biblioteca Nueva, 2000.

 

Fuentes y bibl.: Archivo del Congreso de los Diputados, Serie documentación electoral, 102, n.º 1, 104 n.º 4, 105 n.º 29, 107 n.º 29, 109 n.º 29, 111 n.º 29 y 113 n.º 27; Archivo del Senado, Exps. personales, HIS-0406-01.

La Ilustración de Logroño, Logroño, 1886 (ed., intr., índice y notas de J. M. Delgado Idarreta, Logroño, Ayuntamiento e IER, 1993); S. Aragón, “Al primer logroñés”, en Cantabria, 3 (1916), pág. 1; M.ª D. Revuelta Sáez, Partidos políticos en La Rioja (1902-1923). Elecciones a Diputados a Cortes bajo el reinado personal de Alfonso XIII, Logroño, Gobierno de La Rioja e IER, 1988; F. Bermejo Martín y J. M. Delgado Idarreta, La administración provincial española. La Diputación Provincial de La Rioja, Logroño, Gobierno de La Rioja, Consejería de Administraciones Públicas, 1989; Amós Salvador y su tiempo: exposición conmemorativa del centenario de la instalación de la Fábrica de Tabacos en Logroño, Logroño, Cultural Rioja, 1990; J. Tusell, Historia de España, Madrid, Historia 16, 1990; F. J. Gómez, Logroño Histórico, Logroño, 1993-1995 (ed., intr., índice y notas de J. M. Delgado Idarreta, Logroño, Ayuntamiento de Logroño e IER, 1998); M. Suárez Cortina (ed.), La Restauración entre el liberalismo y la democracia, Madrid, Alianza, 1997; J. Varela Ortega, Los amigos políticos. Partidos, elecciones y caciquismo en la Restauración, 1875-1900, Madrid, Alianza, 1997; J. Moreno Luzón, Romanones, caciquismo y política liberal, Madrid, Alianza, 1998; C. Dardé, Sagasta y el liberalismo español, Madrid, Fundación BBVA, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 2000; J. M. Delgado Idarreta, “La Rioja”, en J. Varela Ortega, El poder de la influencia, Madrid, Marcial Pons, 2001; P. López Rodríguez, Elites y poder. Cambio estructural y dinámica política bajo el caciquismo liberal: La Rioja, 1890-1923, Logroño, IER, 2001; J. L. Ollero Vallés, Sagasta y el liberalismo progresista en España, Logroño, Cultural Rioja, 2002; C. Pérez Barriocanal y E. Sacristán Marín, Diccionario biobibliográfico de autores españoles, t. V, Logroño, Gobierno de La Rioja e IER, 2004; J. L. Ollero Vallés, Sagasta de conspirador a gobernante, Madrid, Marcial Pons y Fundación ‘Práxedes Mateo-Sagasta’, 2006.

 

José Miguel Delgado Idarreta