Ayuda

Amalia de Borbón y Borbón

Biografía

Borbón y Borbón, Amalia de. Madrid, 12.X.1834 – Castillo de Nymphenburg, Baviera (Alemania), 27.VIII.1905. Infanta de España.

La infanta Amalia Felipa del Pilar era hija del infante Francisco de Paula y de la princesa Luisa Carlota de Borbón Dos Sicilias; nieta paterna de los reyes de España Carlos IV y María Luisa, princesa de Parma; y materna de los reyes de las Dos Sicilias Francisco I y María Isabel, infanta de España.

Vivió en el Palacio Real de Madrid, protegida por su prima y cuñada la reina Isabel II. Era —con su hermana María Cristina—, una de las pocas princesas españolas solteras, cuando se fraguó su matrimonio “por correspondencia”, uno de los últimos por este sistema en la Casa Real de España. Así, después de que Isabel II de España y Maximiliano II de Baviera firmaran los contratos de boda, Amalia casó en el Palacio Real de Madrid —25 de agosto de 1856— con el príncipe Adalberto de Baviera, hijo de los reyes de Baviera Luis I y Teresa, princesa de Sajonia-Altenburgo, y hermano del rey Otto I de Grecia. Los reyes de España fueron los padrinos de boda.

El matrimonio de los “Adalbert”, como eran llamados en Múnich, fue muy feliz y querido por sus parientes —tenían palacio propio en la capital bávara—. Amalia también vivió de casada y de viuda en el palacio de la Residenz de Múnich y, los veranos, en el castillo de Nymphenburg. En su casa estuvo Alfonso XII aprendiendo alemán, en 1871, y se hizo muy amigo de sus primos Luis Fernando y Alfonso, hijos de Amalia. Asimismo, en el otoño de 1876 también estuvieron los reyes Isabel II y Francisco de Asís. Ella mantuvo siempre un gran amor por España, país que visitaba con frecuencia. Por eso su hijo Luis Fernando nació en Madrid. Sin embargo, después de la Revolución de 1868 Amalia no volvió a España. Después de un aborto, sufrido tras llegar a Múnich, tuvo varios hijos: los príncipes Luis Fernando, que casó con su prima la infanta Paz; Alfonso, esposo de la princesa Luisa de Orleans; Isabel, casada con el príncipe Tomás de Saboya, duque de Génova; Elvira, que casó con el conde Rudolf von Wrbna-Kaunitz-Rietberg-Questenberg und Freudenthal; y Clara, soltera.

Amalia falleció inesperadamente “de una parálisis al corazón”. Nadie de su familia se hallaba con ella. Luis Fernando había ido aquel día al palacio del príncipe regente Luitpoldo, para comunicarle el desposorio de su hijo Fernando. Ya había oído noticias y se las comunicó a Luis Fernando. Alfonso estaba en Miesbach, en la inauguración de un monumento; Clara visitaba a la duquesa de Módena en el castillo de Wildenwart. A su entierro acudieron, entre otros, los duques de Génova y los condes Wrbna. El cadáver fue expuesto en la vieja capilla del palacio de la Residenz de Múnich y fue enterrado en el panteón real bávaro de la iglesia de San Miguel, de Múnich, junto a su marido, y cerca de Luis II. La población de Múnich participó en masa en el sepelio.

 

Bibl.: M. de la P. Borbón, Cuatro revoluciones e intermedios.

Setenta años de mi vida. Memorias de la Infanta Paz, Madrid, Espasa Calpe, 1935; R. M. Sáinz de Medrano, Los desconocidos Infantes de España. Casa de Borbón, Barcelona, Thassàlia, 1996; M. Ballester y Rocamora. Recordando a María de la Paz, la infanta pacifista, en el 50 aniversario de su muerte. Madrid 1862-Munich 1946, Alicante, Técnica Gráfica Industrial, 1996; A. M. Rey y Cabieses, Wittelsbach y Borbón: relaciones y enlaces entre las Casas Reales de Baviera y de España. Siglos xix al xxi, Madrid, Asociación de Diplomados en Genealogía, Heráldica y Nobiliaria, 2005.

 

Amadeo-Martín Rey y Cabieses