Ayuda

Pere Creixams Picó

Biografía

Creixams Picó, Pere. Barcelona, 9.XI.1893 – 5.III.1965. Pintor.

Nació en el seno de una familia humilde, en el barrio barcelonés del Poble Sec. Tras quedarse huérfano de padre a los seis años, tuvo que ponerse a trabajar como aprendiz de herrero. Sus dotes como cantante y músico le llevaron, casi por casualidad, al Conservatorio del Liceo de Barcelona, donde ingresó a estudiar a los catorce años. Allí conoció a Ricard Calvo y con él trabajó en diferentes compañías de teatro clásico.

Hacia 1914 se instala en París, concretamente en el barrio de Montmartre. Su carácter extrovertido y abierto le lleva a entablar rápida amistad con el círculo de poetas, escritores y artistas que allí vivían: Duffy, Florent Fels, Georges Simenon, Segonzac, Utrillo, Othon Friesz, Modigliani y Picasso, entre otros. Su experiencia de juventud como tipógrafo le permite entrar de operario en la imprenta La Belle Edition, donde se editaban revistas de poesía y arte, como Le Mot y L’Action. Colaboró en Les Nouvelles Littéraires, L’Art Vivant, y entre sus primeros trabajos destacan algunas ilustraciones para libros de poetas franceses como Rimbaud, Verlaine, Blaise Cendrars y Pierre Mac Orlan.

En medio de este escenario de relaciones, y según explicaba él mismo a sus amistades, fue confundido como artista en una de las tertulias que frecuentaba y quedó inscrito para un concurso de pintura que se celebraba en el café Vavin. El éxito fue total y en 1922 expuso por primera vez en el Salón de los Independientes, donde fue descubierto por el marchante Paul Guillaume, con quien iniciaría su incursión en el campo de la pintura, abandonando sus tareas en la imprenta. En 1925 presentó Familia de gitanos en el Salón de las Tullerías de París, con gran éxito de crítica.

Se destacaba su formación autodidacta, y la obra fue adquirida por el Salón de la Vanguardia de Berlín.

Creixams alternaba, mientras, sus estancias entre París y la localidad gerundense de Tossa de Mar. Allí actuaba de anfitrión de sus amistades parisinas en tierras catalanas, a la vez que propagaba lo que allí se vivía cuando se encontraba en París. Su papel fue decisivo a la hora de promover el intercambio cultural que dio nombre a identificar Tossa como la Babel de las Artes. Escritores como Henri Monfried, Henri Michaux, críticos como Florent Fels, George Charensol, Georges Duthuit y pintores, como Supervielle y Masson se acercaron a Tossa de su mano, seducidos por la efervescencia cultural e internacional que allí se vivía en los años treinta. En Tossa pintó alguno de sus pocos y mejores paisajes. Prefería pintar figuras y muy en especial, gitanos. La crítica del momento celebraba sus triunfos en París, mientras repartía su tiempo entre Barcelona y la capital francesa. En 1930 acabó integrándose con el grupo de los Evolucionistas y su obra fue relacionada con un cierto constructivismo picassiano. Su pintura figurativa y de colores intensos, inspirada, primero, por los primitivos y, después, por la exuberancia de Isidro Nonell llegó a ser incluida por la crítica en la llamada École de Paris.

En 1934, se incorporó como profesor de paisaje urbano, a la Escuela Superior de Paisaje, de Olot (Gerona), pero permaneció siempre vinculado a Barcelona, donde exponía en la Sala Parés, y a París. En 1961 se le condecoró con la Medalla de Plata Ville de Paris.

 

Obras de ~: El bebedor, 1918; Los dos clowns, 1920; Maternidad, 1921; El caballero guitarrista, 1927; Torero, 1928; El guitarrista, 1928; Paisaje de Toledo, c. 1930; Paisaje de Tossa, 1930-1934; Mujer con niño, 1932; Grupo de gitanos, 1932, Gitanas, 1932; Niña y flores, 1935, Infants, 1937.

 

Bibl.: R. Benet, J. M. Massip, “Pere Créixams, home extraordinari”, en Joia, n.º 5 (1928), págs. 96-99; F. Madrid, “El arte de Pedro Créixams. Exposición de Barcelona 1930”, en Diario Oficial de Barcelona, 15 de febrero de 1930; J. Carranza, “El artista que al encontrarse a sí mismo conquistó París en una noche”, en La Noche, 22 de enero de 1930; VV. AA., “Créixams. Opinions de crítics estrangers sobre la seva pintura”, en La Veu de Catalunya, 17 de enero de 1930; F. Madrid, “Pere Creixams, grumete, carpintero, impresor, actor dramático”, en Crónica, 23 de abril de 1933; R. Benet, “Tossa, Babel de les Arts”, en Art, vol. II, n.º 1 (octubre de 1934), págs. 240-245; R. Benet, “Pere Creixams, pintor”, en Art, n.º 8 (mayo de 1934), págs. 240-245; J. Merli, 33 pintors catalans, Barcelona, Comissaria de Propaganda de la Generalitat de Catalunya, 1937, pág. 58; R., “Infants. Dibuixos de Creixams”, en Mirador, n.º 422 (junio de 1937), pág. 9; S. Gasch, L’expansió de l’art català pel món, Barcelona, Imprenta Clarassó, 1953, págs. 113-115; Sempronio, “Montmartre evocado por Creixams”, en Destino, n.º 846 (octubre de 1953), pág. 27; R. Manzano, “Los personajes exóticos y populares de Creixams”, en Solidaridad, 2 de marzo de 1960; R. Reig, La costa Brava vista pels seus millors pintors, Barcelona, Aedos, 1961, págs. 34-35; R. Torroella, Pere Creixams (1893-1965), Barcelona, I Premi de Pintura La Punyalada, 1965; F. Fontbona, El paisatgisme a Catalunya, Barcelona, Destino, 1979, págs. 266, 275 y 319; G. Bosch Mir, Museu Municipal de Tossa, Tossa, Ajuntament, 1986 págs. 126-129.; F. Fontbona y S. Portell, Pere Creixams, Tossa (Gerona), Museu Municipal de Tossa, Museu d’Art de Girona, 1992, F. Fontbona y F. Miralles, 33 pintors catalans de Joan Merli, Barcelona, Galeria Anna Ruiz, 2001, págs. 26-27; G. Bosch, “Pere Creixams”, en VV. AA., Pintura catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, 2004.

 

Sussana Portell Soldevila