Ayuda

José Ramón Mackenna y Muñoz

Biografía

Mackenna y Muñoz, José Ramón. San Fernando (Cádiz), 10.III.1814 – Madrid, 20.III.1878. Militar y político.

Hijo de José Ramón Mackenna y María del Carmen Muñoz. Continuando la dilatada tradición castrense de su familia (tanto su padre, general y antiguo director de la Academia Militar de Granada, como sus abuelos habían sido militares), ingresó en 1826 como cadete en el Colegio General Militar. Obtuvo su despacho de oficial de Infantería cuatro años después con las máximas distinciones y se incorporó en 1833 a la Guardia Real. Entre este año y 1836 intervino en la Primera Guerra Carlista, en la que destacó por su arrojo, siendo condecorado con la cruz de San Fernando de primera clase. De vuelta a Madrid con su Regimiento, colaboró en la represión del pronunciamiento de los sargentos del palacio de La Granja (agosto de 1836) y en 1839-1840 de nuevo combatió contra los carlistas, en los frentes de Navarra, Aragón y País Vasco, recibiendo el ascenso a comandante. En 1841 fue nombrado segundo jefe del Estado Mayor de Castilla la Nueva y al año siguiente jefe del Estado Mayor de la División Expedicionaria de Cataluña, que al mando del regente, el general Espartero, marchó a sofocar la insurrección de Barcelona.

Un año después, en 1843, inició una nueva fase en su prometedora carrera, dado que, curiosamente al igual que lo había sido su padre, se dedicó a la enseñanza militar, siendo nombrado profesor de la Escuela Especial de Estado Mayor, para posteriormente desempeñar los puestos de subdirector del Colegio General Militar (1845-1850, institución de la que ya había sido profesor en 1838) y director del real seminario de Vergara (1851-1853). Ascendió en estos años a teniente coronel, coronel (1844) y brigadier (1851). De 1853 a 1857 fue jefe de Estado Mayor de Castilla la Vieja y, tras desempeñar el gobierno militar de Valladolid (1857-1858), en 1859 fue destinado como segundo jefe del Estado Mayor al Ejército Expedicionario de África, con el que participó en prácticamente todas las batallas de la campaña de Marruecos (1859-1860); en ellas se distinguió por su valor y pericia y ascendió a mariscal de campo (1859). A continuación, ejerció varios destinos, como los de gobernador militar de Pamplona (1860), segundo cabo del distrito de Andalucía (1860-1862), segundo comandante general de los reales guardias alabarderos (1862-1865), vocal de la Junta Consultiva de Guerra (1863), capitán general del País Vasco (1864), Valencia (1865-1866) y Aragón (1866-1867); precisamente, de este último mando fue relevado por su implicación en el pronunciamiento antiisabelino de Zaragoza de agosto de 1867.

Durante la Revolución de 1868 se sumó al pronunciamiento que finiquitó el reinado de Isabel II, siendo por ello ascendido a teniente general. Desempeñó en el Sexenio Democrático los puestos de capitán general de Andalucía y Extremadura (1868-1871), consejero de Estado en la sección de Guerra y Marina (1872- 1874), capitán general de Andalucía (1874) y director general de Administración Militar (1874-1875).

Finalmente, con la Restauración, fue director general de Estado Mayor (1875-1878) y senador por las Islas Baleares (1876-1877) y Lérida (1877-1878).

 

Fuentes y bibl.: Archivo del Senado, Expedientes personales, HIS-0259-07.

M. Ibo Alfaro, La Corona de Laurel. Colección de biografías de los generales que han tomado parte en la gloriosa campaña de África: obra dedicada al heroico ejército español, t. I, Madrid, Imprenta de Manuel Ibo Alfaro, 1860, págs. 119-123; A. Carrasco y Sáiz, Iconobiografía del generalato español, Madrid, Imprenta del Cuerpo de Artillería, 1901, págs. 92-93; E. Páez Ríos, Iconografía hispana, t. III, Madrid, Biblioteca Nacional, 1966, pág. 124.

 

Francisco Miguel Espino Jiménez