Ayuda

Pedro de Añasco (o Anasco)

Biografía

Añasco (o Anasco), Pedro de. Chachapoyas (Perú), 1550 – Córdoba (Argentina), 12.IV.1605. Religioso jesuita (SI), misionero, lingüista.

Hijo del capitán Pedro de Añasco, oriundo de Segovia, y de una indígena (“es mestizo”, A. de Engaña, 1954, I: 513), nacido en Chachapoyas, cerca de la selva amazónica, estudió en un seminario peruano y entró en los jesuitas el 23 de marzo de 1572, con veintidós años. Ordenado en Lima en 1676, pasó a la misión de Juli (Perú) en junio de 1677; luego estuvo en Lima de 1583 a 1590. Este último año inició nuevas misiones en la Tucumania (la actual Argentina). Recorrió las regiones de Bermejo y Corrientes, y entre 1596 y 1605, tomando como base las ciudades de Santa Fe, Santiago del Estero y Córdoba, actuó en equipos volantes de misioneros. Consta que asistió al I Sínodo diocesano de Santiago del Estero (8-29 de septiembre de 1597).

Pedro de Añasco destacó por su capacidad para el aprendizaje de las lenguas indígenas. En Perú aprendió el aymará y el quechua, mientras que en sus correrías misionales, en unión del padre Alonso de Barzana, aprendió “una decena de lenguas menores —dice modernamente J. Baptista— entre ellas el tonocoté, el kakán y el sanavirón, hoy extinguidas. Consta que del kakán o calchaquí escribió apuntes que circularon en copias para uso exclusivo de los misioneros”.

Es lástima que por causa del gran alejamiento de las imprentas, no se imprimieran estas gramáticas y/o vocabularios.

De 1655 data esta frase sobre su actividad lingüística: “El Padre Pedro de Añasco, Religioso de la Compañía de Iesus, escriuio un Arte, Catecismo, y Bocabularios en nueue lenguas, para la enseñanza de la Fè Catolica” (G. González Dávila, 1655, fol. 22); el bibliógrafo de lenguas indígenas americanas, conde de la Viñaza (1892), no tuvo en cuenta esta temprana y cita en concreto: “Gramáticas, Vocabularios, Catecismos y Confesionarios en diversas lenguas de Tucumán”.

Tuvo el padre Añasco fama de excelente predicador, hombre austero, misericordioso con los indios enfermos; en fin, fue un infatigable caminante. Esta dura forma de vida mermó su salud, hasta que, agotado, después de “efectuar su 15.º viaje misional a Tucumania”, se retiró a Córdoba, donde murió a los cincuenta y cinco años.

 

Obras de ~: Carta al P. Juan Sebastián, Provincial del Paraguay sobre la conversión de los indios Matará, Abipónes y otros cercanos á la ciudad de la Concepción, Jujuy, 2 de julio 1595, en A. de Engaña (ed.), Monumenta Peruana, vol. V, Romae, Monumenta historica Societatis Iesu, 1970, págs. 813-818 [Biblioteca de la Real Academia de la Historia, Papeles de Jesuitas, 81, fols. 64-65]; Catálogo de los ejemplos y virtudes de los Padres y Hermanos de la Provincia del Perú, ms. cit. por el P. Nadasi en su Menologio [...]; Arte, catecismo y vocabulario en nueve lenguas indígenas, ms. cit. modernamente en C. Milla Batres (dir.), Diccionario Histórico y Biográfico del Perú, vol. I, Lima, Milla Batres, 1986 (2.ª ed. rev.), pág. 209 [se limita a copiar a G. González Dávila, Teatro eclesiástico de la primitiva Iglesia de las Indias occidentales [...] Tomo Segundo, Madrid, Diego Díaz de la Carrera, 1655, fol. 22].

 

Bibl.: G. González Dávila, Teatro eclesiastico de la primitiva Iglesia de las Indias occidentales [...], t. 2, op. cit.; P. Lozano, Descripcion chorographica del terreno, ríos, [...] de las dilatadissimas Provincias del gran Chaco [...], Córdoba, en el Colegio de la Assumpcion, por Joseph Santos Balbás, 1733, págs. 114- 117 y 126-127; B. S. Castellanos de Losada (dir.), Biografía Eclesiástica Completa, vol. I, Barcelona, Imprenta de J. M. de Grau, 1847, págs. 825-826; E. Torres Saldamando, Los antiguos jesuitas del Perú: Biografías y apuntes para su Historia, Lima, Imprenta Liberal, 1882, págs. 44-45; C. Muñoz y Manzano, conde de la Viñaza, Bibliografía española de lenguas indígenas de América, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1882, n.º 859, pág. 263; V. E. de Uriarte y M. Lecina, Biblioteca de Escritores de la Compañía de Jesús, vol. I, Madrid, Imprenta de la Viuda de López del Horno, 1925, pág. 79; M. de Mendiburu, Diccionario histórico-biográfico del Perú, vol. II, Lima, Imprenta Enrique Palacios, 1932 (2.ª ed. con adiciones), pág. 92; A. de Engaña (ed.), Monumenta Peruana, vol. I, Romae, Monumenta historica Societatis Iesu, 1954, págs. 513-514 y 589; vol. II, 1958, pág. 141; vol. III, 1961, págs. 229 y 454; vol. IV, 1966, págs. 155, 635 y 722; vol. V, 1970, págs. 12, 33, 196, 279, 383-406, 408, 480, 625, 739, 780, 801 y 813-818; vol. VI, 1974, págs. 144, 409, 413, 415, 420 y 719; C. Milla Batres (dir.), Diccionario Histórico y Biográfico del Perú, op. cit.; J. Baptista, “Añasco, Pedro de”, en Ch. E. O’Neill y J. M.ª Domínguez, Diccionario Histórico de la Compañía de Jesús, vol. I, Roma-Madrid, Institutum Historicum Societatis Iesu-Universidad Pontificia Comillas, 2001, págs. 201-202.

 

Fernando Rodríguez de la Torre