Ayuda

Felipe Navarro Ceballos-Escalera

Biografía

Navarro Ceballos-Escalera, Felipe. Barón de Casa Davalillo. Madrid 21.VII.1862 – Paracuellos del Jarama (Madrid), 6-7.XI.1936. Teniente general, caballero de la Orden de Calatrava.

Hijo de Carlos Navarro Padilla, general de Estado Mayor, y de Francisca de Ceballos-Escalera y de la Pezuela. Contrajo matrimonio en Madrid en 1886, con Cristina Morenés y García-Alessón, baronesa de Casa Davalillo, hija de los condes del Asalto; tuvieron cinco hijos. Alumno de la Academia de Caballería desde 1877, promovido a alférez en 1880, comenzó sus servicios en el Regimiento de Húsares de Pavía (al que retornaría dos veces más, como teniente y como comandante), y fue luego ayudante de órdenes del general Martínez-Campos (cargo que también serviría posteriormente otras tres veces). Ascendió a capitán en 1896 y fue destinado a Cuba, y dos años después a Filipinas, y en ambos destinos se distinguió mucho combatiendo a los insurrectos. Entre ambos destinos volvió a la Península como ayudante de campo de su tío carnal el general Joaquín de Ceballos-Escalera de la Pezuela. Comandante en 1897 por méritos de guerra, sirvió sucesivamente en varios regimientos de su Arma hasta que en 1907 fue nombrado ayudante de órdenes de Su Majestad el Rey, cargo que mantuvo hasta 1914; entre tanto, ascendió a teniente coronel (1908) y a coronel (1913). Promovido a general de brigada en 1916, mandó la 3.ª Brigada de Caballería, fue jefe de sección del Ministerio de la Guerra y segundo jefe de la Comandancia General de Ceuta. Durante este último mando se produjo el Desastre de Annual (1921), y muerto el general en jefe Fernández Silvestre, quedó el barón de Casa Davalillo al mando de todo aquel Ejército, sin que le fuera posible ya evitar la derrota, e incluso caer prisionero de Abd-el-Krim (desde el 9 de agosto de 1921 al 27 de enero de 1923, en que fue finalmente rescatado). Sometido a Consejo de Guerra, resultó absuelto y felicitado por su acierto en el desgraciado mando. Enseguida fue ascendido a general de división, con antigüedad de 1921, y se le encomendó sucesivamente el mando de la 9.ª División, en Zaragoza, la Inspección General de Caballería, y la Comandancia General de Ceuta. En 1925 fue nombrado ayudante de campo de Su Majestad el Rey, pero al ser promovido al empleo de teniente general del Ejército en 1926, pasó a ocupar la Capitanía General de Barcelona (1926-1927), y luego la de Madrid (1927-1930). Por fin sirvió el destino de jefe de la Casa Militar del Rey y comandante general de Reales Guardias de Alabarderos desde marzo a julio de 1930. Al cumplir la edad reglamentaria pasó a la primera reserva (julio de 1930) y más tarde a la segunda (julio de 1934). Encarcelado en Madrid durante el turbulento verano de 1936 por las milicias comunistas, fue fusilado en Paracuellos del Jarama (Madrid) durante el otoño siguiente. Fue caballero de la Orden de Calatrava, Gran Cruz de las de San Hermenegildo, del Mérito Militar con distintivo rojo y de María Cristina, comendador de la Legión de Honor, caballero de la Orden de Leopoldo de Bélgica y tuvo además una Cruz de 1.ª Clase y dos de 2.ª Clase de la Orden Militar de María Cristina.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), Personal, leg. N-71, exp. 33.

A. y L. de Ceballos-Escalera Gila, C. García de la Pedrosa Campoy y L. F. Cercós García, Las Reales Órdenes Militar y Naval de María Cristina. La Cruz de Guerra, Madrid, Palafox & Pezuela, 2005, págs. 121-122.

 

Alfonso de Ceballos-Escalera Gila, vizconde de Ayala