Ayuda

Íñigo Arteaga y Falguera

Biografía

Arteaga y Falguera, Íñigo. Duque del Infantado (XVIII). Madrid, 14.XI.1905 – Marbella (Málaga), 19.III.1997. Militar.

Hijo de Joaquín de Arteaga y Echague Silva y Méndez de Vigo, XVII duque del Infantado, y de Isabel Falguera y Moreno, condesa de Santiago. Fue teniente general del Ejército de Tierra, almirante de Aragón, XVIII duque del Infantado (G. de E.), marqués de Ariza (G. de E.) de Valmediano, de Cea y de Armunia; conde de la Monclova (G. de E.), del Real de Manzanares y de Santiago; señor de la casa de Lazcano (G. de E.), caballero profeso de la Orden de Santiago y maestrante de Zaragoza, gentilhombre de Cámara de S. M. don Alfonso XIII con ejercicio y servidumbre, y decano de la Diputación Permanente de la Grandeza durante más de treinta años.

En 1920 ingresó en la Academia de Ingenieros Militares de Guadalajara con el número uno de su promoción.

En 1924 recibió el Real Despacho de teniente de Ingenieros, también con el número uno de su promoción.

Cursó estudios en la Escuela Superior de Guerra y pasó al Cuerpo de Estado Mayor en 1930.

Tomó parte en la sublevación del 10 de agosto de 1932 y fue procesado y deportado a Villa Cisneros.

Sobreseída su causa, quedó en situación de disponible.

El levantamiento de 1936 le sorprendió en Madrid, donde se refugió con su padre en el palacio de Bermejillo, cedido entonces a Checoslovaquia como sede de su embajada en Madrid. Tras pasar por Francia, se incorporó al bando "nacional" como comandante de Estado Mayor en la 61.ª División (después Cuerpo de Ejército de Navarra). Fue profesor en la Escuela Superior del Ejército, y su director al ascender a general (1961). Gobernador militar de Madrid y capitán general de Sevilla y Baleares, pasó a la reserva en 1971.

Fue, asimismo, miembro del Consejo Privado de don Juan de Borbón.

Estuvo en posesión de las grandes cruces de San Hermenegildo, del Mérito Militar con distintivo blanco, del Mérito Aeronáutico, del Mérito Naval, de Beneficencia y de Isabel la Católica, cruces de Guerra con Palmas, de Guerra y del Mérito Militar con distintivo rojo.

En el ámbito civil, su actividad se centró en la transformación y explotación de empresas agrícolas, tanto en España como en la antigua Guinea Española. Fue, asimismo, presidente y fundador de diversas compañías entre las que destaca Construcciones Civiles, S.A.

(Coviles). Fue patrono de sangre del Real Colegio de España en Bolonia (Italia). Intervino en diferentes obras de carácter benéfico; participó en la Fundación de la Asociación Española Contra el Cáncer y fue su presidente durante treinta años, así como patrono de la Fundación del Hospital San Salvador.

Casó con Ana Rosa Martín y Santiago-Concha, en Fuenterrabía en 1939 (fallecida en 1953), y con María Cristina de Salamanca y Caro, condesa de Zaldívar, en 1959. Tuvo cinco hijos: Íñigo de Arteaga y Martín (marqués de Santillana [G. de E.], conde de Saldaña y de Corres, y sucesor como XIX duque del Infantado), Jaime (duque de Francavilla [G. de E.] y conde de Santa Eufemia), Borja (marqués de Estepa [G. de E.] y marqués de Vívola), Carlos (conde del Serrallo [G. de E.] y del Cid) y María Cristina (marquesa de Montedevay).

Mantuvo la propiedad del palacio de Lazcano, del castillo de la Monclova y del castillo-palacio de la Calahorra.

Arrendó el castillo-palacio de Manzanares el Real a la extinguida Diputación Provincial de Madrid hasta 2015, dependiendo en la actualidad de la Comunidad de Madrid. Cedió el usufructo del palacio del Infantado a la ciudad de Guadalajara mediante protocolo notarial firmado en enero de 1960, reservando unas dependencias del palacio para uso privado de la familia. Conservó la importante colección de arte familiar, que incluye el famoso retablo en el que Jorge el Inglés retrató al primer marqués de Santillana y a su esposa (siglo xv), o los dos retratos de la princesa de Éboli.

 

Bibl.: C. de Arteaga, La Casa del Infantado, Cabeza de los Mendoza, Madrid, Imprenta C. Bermejo, 1940; C. de Arteaga, La vida plural y dinámica del marqués de Santillana, duque del Infantado, Sevilla, Editorial Católica Española, 1948; A. Casans y de Arteaga, Tras las huellas de San Jerónimo: vida de la Madre Cristina de Arteaga, Astorga, Akrón, 2009.

 

José Luis García de Paz