Ayuda

Abraham Ortelius

Imagen
Biografía

Ortelius, Abraham. Amberes, 4.IV.1527 – 1598. Cartógrafo, editor de mapas y grabador.

Abraham Oertel fue conocido en España con los nombres de Ortelius y Ortelio. Su padre fue comerciante y le dio estudios de Latín, Griego y Matemáticas.

Fue anticuario, iluminador y diseñador de ornamentos para mapas, comerciante, excelente grabador y editor de mapas. Con veinte años ya se le cita como iluminador de mapas y ejerció como mercader en la Bolsa de San Lucas. Su familia contaba con buenos medios económicos que le permitieron viajar por Europa para visitar sus ciudades y reunir materiales (mapas, documentos, monedas, medallas, antigüedades y libros). Mantuvo correspondencia con editores, geógrafos, humanistas y otros muchos personajes que fue conociendo en sus viajes. Desde 1560 hizo buena amistad y colaboró con Gerard Mercator, autor de la proyección que lleva su nombre en las cartas náuticas, gran reformador de la geografía del siglo xvi y uno de los mejores cartógrafos y grabadores de mapas, que supo combinar sabiamente la labor de compilación con la investigación y la crítica geográfica.

La primera obra valiosa de Ortelius es un mapamundi (Nova totius terrarum orbis, Amsterdam, 1564). Publicó también un mapa mural de Hispaniae nova descriptio, ceteris castigatior plurimisqve locis (1571), en seis pliegos, cuyo diseño encargó al naturista Carolus Clusius, que viajó a España para incorporar nuevos topónimos a los mapas de España impresos. El Thesaurus geographicus (1596) es una fuente inestimable para el estudio de la Geografía antigua. Más importante es Theatrum Orbis Terrarum.

La idea de hacer un atlas moderno fue de Mercator y éste propuso su ejecución a Ortelio para ayudarle a mejorar su situación económica. El título es muy adecuado a su contenido: Theatrum se refiere al lugar donde puede verse todo y Orbis Terrarum, al globo terrestre. Para su confección recibió buenos consejos de Mercator, compilando los mejores mapas de la época y dándoles una estructura homogénea.

Así formó el primer atlas geográfico moderno con una organización articulada y completa de los mapas y de su contenido, ordenados por continentes, países y regiones. La primera edición, salida de la imprenta de Cristóbal Plantino (Amberes, 1570), está dedicada a Felipe II, rey de España y soberano de los Países Bajos. Contiene setenta mapas con formato uniforme, compilados de ochenta y siete cartógrafos, que figuran en las cartelas como autores, y en una relación alfabetizada de autores con sus obras, siendo el primer repertorio de fuentes que se publica en un atlas. Los mapas fueron grabados por Frans Hogenberg. Los ejemplares se iluminaron a la aguada, con colores intensos y bien combinados, variando su calidad según los medios económicos del comitente. En la presentación del Theatrum, Ortelio valora los mapas, en el sentido de que las imágenes ayudan a memorizar la lectura: “Cualquier cosa que leyéremos, teniendo delante de los ojos estas cartas como unos espejos de las cosas, queda más impreso en la memoria”. Colocó los textos que acompañan a los mapas en “las espaldas de los pliegos”, porque pensó que al lector le disgustaría verlos vacíos. Se hace un elogio de los habitantes, de sus costumbres y de los monumentos de los lugares representados; se citan autores clásicos y cronistas. Su finalidad es instruir y atraer al lector en su viaje visual por el mapa. Por primera vez aparece un frontispicioilustrado con las alegorías de los continentes. Su trabajo fue muy reconocido en Europa.

Aunque no estuvo en España, Ortelius mantuvo correspondencia epistolar y buenas relaciones personales con ilustres personajes del círculo cortesano. Fue muy amigo del polígrafo Benito Arias Montano, que se desplazó a Amberes para editar la Biblia Políglota en la misma imprenta de Cristóbal Plantino (1568- 1575). Allí se conocieron cuando Ortelius preparaba el Theatrum. Su contacto epistolar hasta los últimos momentos de sus vidas —ambos fallecen el mismo año— hizo posible el envío de mapas de las regiones españolas para las siguientes ediciones, porque la información sobre España, como ya lo indicaba Ortelius, era mediocre y antigua. Esta relación profesional y amistosa entre Ortelius y Arias Montano hubo de ser decisiva para que Felipe II aceptase la dedicatoria de la primera edición latina y le nombrase geógrafo regio en 1575.

La primera edición en castellano, Teatro de la Tierra Vniversal, fue traducida del latín por fray Balthazar Vicentius, franciscano residente en Lovaina, e impresa en Amberes por Cristóbal Plantino en 1588, quien la dedica al príncipe don Felipe de Austria, futuro Felipe III, por mediación de su maestro García de Loaysa y Girón. Ortelius figura en el frontispicio con el título de “cosmógrapho del Rey nvestro Señor”.

Contiene cien mapas. La traducción al castellano permitió a los coleccionistas españoles la lectura de los textos que acompañan a los mapas, pero, sobre todo, viajar visualmente por el mundo y saber apreciar el inmenso imperio de su monarca Felipe II. La Real Academia de la Historia conserva un ejemplar bellamente iluminado a la aguada —colores intensos bien combinados y aplicados con finas pinceladas en el interior de los contornos—, lo cual es indicativo de que lo poseyó un ilustre personaje antes de ingresar en la Corporación. Seguramente se adquirió en el siglo xviii para los trabajos del Diccionario geográficohistórico de España.

El empeño de Ortelius por conseguir mapas de las regiones españolas permitió la confección de algunos mapas por mediación de Arias Montano y de las autoridades eclesiásticas y civiles, que se fueron incorporando, a partir de 1780, a las sucesivas ediciones.

En particular, Arias Montano le proporcionó datos para formar el mapa de la España antigua. Gracias a esta iniciativa se pudo reunir una valiosa colección de mapas corográficos, la más antigua que hoy se conserva y que además informa de la existencia de otros mapas manuscritos empleados como fuentes para su confección. Como ha señalado Agustín Hernando, constituye la mejor representación cartográfica de la Península Ibérica y “la única existente hasta la producción de Tomás López, dos siglos después”.

Hasta 1724 se hicieron setenta y seis ediciones del Theatrum. En esta fecha se actualizó y se amplió, traduciéndose a varios idiomas. La primera edición póstuma (1601) tenía ciento dieciocho mapas. En 1602 y 1612 se hicieron sendas ediciones en castellano. La segunda está dedicada a Felipe III y la Real Academia de la Historia guarda dos ejemplares: uno de ellos se compró el 31 de octubre de 1777, por un importe de 22 pesos, como obra de consulta para hacer el mencionado Diccionario.

La extraordinaria difusión del Theatrum Orbis Terrarum animó a otros editores a preparar una versión de bolsillo más asequible a los lectores: Epitome theatri Ortelianii. Se reduce el texto explicativo de los mapas y éstos pierden su riqueza decorativa. El primer editor, Felipe Galle, hizo varias ediciones en latín entre 1577 y 1596. El ejemplar que posee la Real Academia de la Historia fue adquirido el 29 de agosto de 1788.

La fortuna histórica del Theatrum Orbis Terrarum hizo que Abraham Ortelius recibiese un reconocimiento especial, siendo considerado el padre de la cartografía moderna y uno de los cartógrafos y editores de mapas más célebres del siglo xvi. La denominación de Atlas para un volumen que reúne una colección de mapas homogéneos se debe, sin embargo, a Mercator, que la empleó en su obra Atlas sive cosmographicae meditationes de fabrica mvndi et fabricati figvra (Dusseldorf, A. Brusius, 1595, edición póstuma a cargo de su hijo. El 21 de marzo de 1783 la Academia compró un bello ejemplar, encuadernado en pergamino y pintado con diseños florales y vegetales, por un importe de 150 reales vellón, para los trabajos del Diccionario geográfico-histórico de España). En este Atlas, Mercator reunía ciento siete mapas homogéneos, de todo el mundo, modernizando las versiones de Ptolomeo.

Con este título quería rendir homenaje a Atlas, legendario rey de Mauritania, sabio astrólogo y estudioso de la esfera terrestre, al que se supone artífice del primer globo y se le representa como un gigante que soporta la bóveda celeste sobre sus hombros. Este término se ha perpetuado hasta nuestros días.

 

Obras de ~: Nova totius terrarum orbis, Amsterdam, 1564; Theatrum Orbis Terrarum, Antuerpiae, Apud Aegid. Coppenium Diesth, 1570; Hispaniae nova descriptio, ceteris castigatior plurimisqve locis, 1571; Deorum Dearumque capita ex vetustisnumismatibus in gratiam antiquitatis studiosorum effigiata et edita ex Musseo Abrahami Ortelii, Antuerpiae, Philiphus Gallaeus, 1582, en la port. 1573 (ejemplar en Real Academia de la Historia, Biblioteca, 14/5915); Teatrum Orbis Terrarum, Antuerpiae, auctoris aere & cura apud Aegidium Radaeum, 1575; Deorum Dearumque capita ex vetustis numismatibus in gratiam antiquitatis studiosorum effigiata et edita, Ex museo Abrahami Ortelii, Antuerpiae, Philippus Gallaeus, 1573, 1582; Synonymia geographica, sive populorum, regionum, insularum, urbium, opidorum, montium, Antuerpiae, ex officina Christophori Plantini, 1578; Thesaurus geographicus additis magna ex parte etiam recentiobibus, Antuerpiae, ex officina Christophori Plantini, 1587; Theatro de la tierra vniversal, con sus declaraciones traduzidas d’el latín, impresso en Anvers por Christóval Plantino, 1588 (ejemplar en Real Academia de la Historia, Biblioteca, 5/56); Epitome theatri Ortelianii: praecipuarum orbis regionum delineationes, minoribus tabulis expressas, breuioribusque declarationibus illustratas, continens, Antuerpiae, Philippo Gallaeo excudebat Christophorus Plantinus, 1589. 8.º apaisado (ejemplar en Real Academia de la Historia, Biblioteca, 3/9044); Thesaurus geographicus, Antuerpiae, ex officina Plantiniana, apud viduam et Ioannem Moretum, 1596; Theatro d’el orbe de la tierra. El qual antes, el estremo dia de su vida por la postrera vez ha emendado y con nueuas tablas y commentarios augmentado y esclarescido, en Anveres, en la emprenta Plantiniana: a costas de Iuan Baptista Vrintio, 1602; Theatro del orbe de la tierra.

El qual antes el estremo día de su vida por la postrera vez ha emendado, y con nueuas Tablas y Comentarios augmentado y esclarecido, en Anuers, se vende en la Libreria Plantiniana, 1612 (ejemplares en Real Academia de la Historia, Biblioteca, 3/3128 y 2/32).

 

Fuentes y bibl.: Actas de la Real Academia de la Historia, Libro VII, Ms. A. Blázquez y Delgado Aguilera, Geografía de España en el siglo xvi, discurso leído ante la Real Academia de la Historia en la recepción pública [...] el día 16 de mayo de 1909, Madrid, Est. Tipográfico de Fortanet, 1909, págs. 13-14; G. de Reparaz, Historia de la Geografía de España, en J. Gavira, España, la Tierra, el Hombre, el Arte, vol. I. Barcelona, Editorial Alberto Martín, 1943, págs. 61 y 72-73; C. Koeman, Abraham Ortelius. Sa vie et son Theatrum Orbis Terrarum, Lausana, Sequoia, 1964, pág. 38; J. M.ª Sanz Hermida y A. Martín Armand, “La Alegoría en Geografía: Estudio iconológico de los frontispicios de los atlas holandeses de los siglos xvi y xvii”, en VV. AA., Actas del VIII Congreso Nacional de Historia del Arte, Mérida, 1993, págs. 771-777; F. Bouza (com.), De Mercator a Blaeu. España y la Edad de Oro de la cartografía en las diecisiete provincias de los Paises Bajos, catálogo de exposición, Madrid, Fundación Carlos de Amberes, 19 de septiembre-19 de noviembre de 1995, págs. 31-33, 121-122, 128, 138 y 155 (cfr. especialmente R. Núñez de las Cuevas, “Gerard Mercator, gran reformador de la cartografía del siglo xvi”, págs. 19-34); L. Ribot (com.), Felipe II un monarca y su época. Las tierras y los hombres del rey, catálogo de exposición, Valladolid, Museo Nacional de Escultura, Palacio de Villena, 22 de octubre 1998-10 de enero de 1999, Madrid, Sociedad Estatal para la Conmemoración de los Centenarios de Felipe II y Carlos V, 1998; A. Hernando, Contemplar un territorio. Los mapas de España en el Theatrum de Ortelius, Madrid, Ministerio de Fomento, Instituto Geográfico Nacional, 1998, págs. 8-59 (con bibliografía); J. Martín López, Historia de la Cartografía y de la Topografía, Madrid, Centro Nacional de Información Geográfica, 2002, págs. 151-155; R. V. Tooley, Tooley’s dictionary of mapmakers, revised edition, editor, Josephine French, consulting editors, Valerie Scott, Mary Alice Lowenthal, picture research, Valerie Scott, Tring (England), Map Collector in association with Richard Arkway, Inc., 1999-2004, v. 1-4, v. K-P, pág. 358 (con bibliografía); L. Suárez Fernández y C. Manso Porto (dirs.), Isabel la Católica en la Real Academia de la Historia, catálogo de exposición, Madrid, Real Academia de la Historia, 2003, ficha 83, págs. 266-268; C. Iglesias (com.), El mundo que vivió Cervantes, catálogo de exposición, 11 de octubre de 2005-8 de enero de 2006, Madrid, Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, 2005, págs. 354-359.

 

Carmen Manso Porto