Ayuda

Julián de Ávila

Biografía

Ávila, Julián de. Ávila, 1527 – 26.II.1605. Servidor y biógrafo de Santa Teresa de Jesús.

Estudió en el convento de Santo Tomás de su ciudad natal. Huyó de su casa por temor a su padre. A raíz de una caída mortal de caballo, decidió hacerse sacerdote. Se reconcilió con su padre por mediación del licenciado Gaspar Daza. Se ordenó sacerdote en 1558. Al año siguiente fue nombrado capellán de San Millán. Conoció a Santa Teresa de Jesús cuando ella estaba preparando la fundación de San José, una de cuyas cuatro primeras monjas fue su hermana María (María de San José). Acompañó a la madre fundadora en su regreso de San José a la Encarnación: “Salió del monasterio nuevo de San José para ir al de la Encarnación, yendo yo de escudero y como su capellán. Desde aquel día me ofrecí por tal, y lo he sido hasta ahora, y seré hasta la muerte, habiéndolo ya sido al pie de cuarenta y dos años. Porque mientras vivió [...] la serví veinte años, y la acompañé en todas las fundaciones que en su vida hizo”. Intervino con fray Juan de la Cruz en el famoso Vejamen (1577). La acompañó también en el viaje de la santa a Duruelo (fol. 13, 2-3). Servirá a la madre fundadora de medianero ante el nuncio Felipe Sega. En su relación con la santa era siempre un servidor fiel y a veces un buen asesor espiritual. La madre fundadora traza así su semblanza espiritual: “Clérigo muy siervo de Dios y bien desasido de todas las cosas del mundo y de mucha oración” (fol. 3, 2). Por 1580 comenzó a dar señales de debilidad mental prematura, por lo que la madre Teresa procuró apartarlo del confesionario del monasterio de San José. Con todo, siguió como capellán hasta 1604. Sin embargo, su actuación empezó a causar serios problemas. Las últimas cartas de la madre fundadora sobre él no dejan lugar a dudas. Basta citar la carta que escribe ella al padre Jerónimo Gracián el 26 de octubre de 1581: “¡Oh, mi padre, qué desabrido anda Julián!”, “Todo es santo, mas Dios me libre de confesores de muchos años. Ventura será si esto se acaba de desarraigar: ¿qué hiciera si no fueran tan buenas almas (las monjas)?”. Sus restos mortales fueron colocados en una de las capillas laterales de la iglesia de San José.

 

Obras de ~: Vida de Santa Teresa de Jesús, Madrid, Antonio Pérez Dubrull, 1881.

 

Bibl.: G. de San Juan de la Cruz, Vida del Maestro Julián de Ávila, Toledo, Viuda e Hijos de J. Peláez, 1915; Santa Teresa de Jesús, Procesos de beatificación y canonización [...], ed. de S. de Santa Teresa, vol. 1, Burgos, Tipografía del Monte Carmelo, 1934-1935, págs. 131-132 (col. Biblioteca Mística Carmelitana [BMC], 18), y vol. 2, op. cit. (BMC, 19), págs. 201-202; O. Steggink, “Registro biográfico y geográfico”, en Obras completas de Santa Teresa de Jesús, t. III, Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos (BAC), t. 189, 1959, pág. 992; E. de la Madre de Dios y O. Steggink, Tiempo y vida de Santa Teresa, Madrid, BAC, Maior 52, 1996 (3.ª ed.), passim; T. Álvarez (dir.), “Ávila, Julián de (1527-1605)”, en Diccionario de Santa Teresa. Doctrina e historia, Burgos, Monte Carmelo, 2002, págs. 742-743.

 

Otger Steggink, OCarm.