Ayuda

Juan Fernández Manrique de Lara

Biografía

Fernández Manrique de Lara, Juan. Marqués de Aguilar de Campoo (III). Castilla, f. s. xv – Barcelona, 14.X.1553. Virrey de Cataluña, Grande de España.

Fernández Manrique de Lara fue también conde de Castañeda y desempeñó los cargos de canciller mayor de Castilla, cazador mayor del César y embajador en Roma. Su gobierno como virrey de Cataluña se extendió durante diez años, desde el 10 de julio de 1543, cuando tras desembarcar en el puerto de Barcelona, acompañado de las galeras del príncipe Doria y Bernardino de Mendoza, juró el cargo y, en cuya primera credencial como también en las posteriores, constaba su carácter trienal, hasta el día de su fallecimiento, el 14 de octubre de 1553. Durante este tiempo, sus nombramientos eran firmados con las siguientes fechas: 18 de junio de 1543, 22 de octubre de 1547, 9 de agosto de 1551 y, finalmente, 16 de noviembre de 1552. Su virreinato, coincidiendo con la regencia del príncipe Felipe, futuro Felipe II, inauguraba una decisiva política de nombramiento de los lugartenientes en el Principado centrada en la alta aristocracia castellana. En líneas generales, como virrey se hubo de enfrentar a arraigados y heredados problemas, como las dilatadas guerras con Francia, no en vano el mismo año del virreinato del marqués de Aguilar se reanudaba la cuarta guerra entre ambas coronas, y también la temida piratería del Turco, que aquejaba permanentemente el litoral mediterráneo y también ese mismo año Barbarroja y luego su sucesor Dragut atacaban las costa de Cadaqués, Palamós y Rosas. Su gobierno fue con todo, muy fecundo en la publicación de disposiciones.

En 1553 publicó, a título de ejemplo, un edicto sobre el cumplimiento de una pragmática real sobre el pago de los diezmos y primicias, que trataba de unas nuevas imposiciones para sufragar en Tarragona la guerra defensiva contra la amenaza berberisca. También era prioritaria la defensa de Barcelona y alrededores. En 1551 se levantaba la fortaleza defensiva de Arenys de Mar, coincidiendo con una fiebre contra el Turco, en el momento en que se manifestaba la decepción derivada de la pérdida de la plaza mediterránea de Bugía que había caído en manos de los musulmanes. Un año antes de su traspaso, los turcos atacaban a lo largo y ancho de la costa catalana, el puerto de Salou, por un lado, y, por otro, destrozaban los muros de defensa de las islas Medas. Asistió a la convocatoria y desarrollo de las Cortes generales de la Corona de Aragón celebradas en la ciudad aragonesa de Monzón en el año 1547. Tras su estancia en el norte de Cataluña para la defensa de Rosas, de regreso a la capital del Principado, enfermó gravemente y falleció en octubre de 1553. Tras la solemne ceremonia de sepultura organizada por Alonso de Aragón, arzobispo de Zaragoza y nuevo lugarteniente de Cataluña nombrado a su fallecimiento, el marqués de Aguilar fue inhumado en el monasterio extramuros de Jesús de Barcelona.

 

Bibl.: F. Schwartz y F. Carreras i Candi (dirs.), Manual de Novells Ardits vulgarment apellat Dietari del Antich Consell Barceloní, vol. IV, dirección, Barcelona, Imprenta Henrich y Compañía, 1895; J. Mateu i Ibars, Los virreyes de los estados de la antigua Corona de Aragón. Repertorio biobibliográfico, iconográfico y documental, vol. I, tesis doctoral, Barcelona, Universidad, 1960; J. Reglà i Campistol, Els virreis de Catalunya: els segles xvi i xvii, Barcelona, Vicens Vives, 1961; F. Soldevila, Història de Catalunya, vol. II, Barcelona, Alpha, 1962; J. Lalinde, La institución virreinal en Catluña, 1471-1716, Barcelona, Instituto de Estudios Mediterráneos, 1964; J. M. Sans i Travé (dir.), Dietaris de la Generalitat de Catalunya, vol. II, Barcelona, Generalitat, 1994.

 

Mariela Fargas Peñarrocha