Ayuda

Juan Antonio López de Zárate y Álvarez de Medina

Biografía

López de Zárate y Álvarez de Medina, Juan Antonio. Marqués de Villanueva de la Sagra (I). Madrid, 10.V.1646 – 8.II.1698. Secretario del Despacho Universal.

De origen riojano, los López de Zárate representan uno de los tantos linajes de la España septentrional que lograron una destacada posición en la Corte madrileña de los Austrias a partir de sus servicios en los órganos administrativos de la Monarquía. Tanto su abuelo como su padre habían ocupado distintos cargos en el sistema polisinodial, y, en el caso de su progenitor Íñigo López de Zárate, al final de sus días obtuvo la plaza de consejero de capa y espada del Consejo de Italia. Esta carrera cortesana les había permitido, además, consolidar su presencia en el concejo municipal de Madrid mediante la compra de un oficio de regidor que se verían obligados a vender en 1677.

Los inicios de Juan Antonio López de Zárate en la Administración de la Monarquía no podían contar, en consecuencia, con mejores resortes para su posterior desarrollo. En 1653, con apenas siete años, recibió el hábito de caballero de la Orden de Santiago en una ceremonia en la que actuó el marqués de Leganés como su padrino. A partir de 1661, desempeñó diversas funciones en las secretarías de Milán, Sicilia y Nápoles del Consejo de Italia, donde precisamente ejercía su padre como secretario y años antes lo había hecho su abuelo.

No fue hasta febrero de 1676 cuando se le otorgó su primer cargo de importancia, la Secretaría de Tierra del Consejo de Guerra, cuyas competencias incluían todos los asuntos militares a excepción de los navales. Este Consejo había incrementado notablemente los puestos de consejeros y oficiales desde la década de 1640, lo que motivaría que fuese una de las instancias administrativas donde se trató de llevar a la práctica los planes reformistas del conde de Oropesa. En 1691 López de Zárate participó en la configuración de la nueva planta del Consejo por la que se redujo considerablemente el número de sus miembros.

A finales de 1694, se le concedió el gobierno de la Secretaría de Estado para Italia, no siéndolo en propiedad hasta cerca de un año después. Esta Secretaría se encargaba de todos los asuntos de los virreinatos italianos y constituía el departamento más importante del principal consejo de la Monarquía. De hecho, el ejercicio de este puesto le valió en 1697 el nombramiento de secretario del Despacho Universal, uno de los empleos de mayor influencia en la estructura de la Monarquía por su cercanía al monarca hispánico. López de Zárate sucedió al destituido Juan Larrea y, tras su temprana muerte en 1698, dejó paso a Antonio de Ubilla y Medina que permaneció en esta Secretaría hasta que Felipe V impulsó el sistema ministerial (1705).

Además del hábito de Santiago, fue comendador en esta Orden de Lineza y Azebuchal, alcaide del castillo y fortaleza de Estepona en el reino de Granada y, desde 1686, marqués de Villanueva de la Sagra. Al morir sin sucesión, sucedió en el título su hermano Ignacio, que había ocupado distintos puestos en Nápoles hasta alcanzar en Madrid el de regente provincial de Nápoles en el Consejo de Italia.

 

Bibl.: J. A. Álvarez y Baena, Hijos de Madrid, Madrid, 1789 (ts. II y III, Madrid, Atlas, 1973, págs. 397 y 407 y pág. 268, respect.); G. Maura y Gamazo, Duque de Maura, Vida y reinado de Carlos II, Madrid, Espasa Calpe, 1954, págs. 134, 160 y 181; J. A. E scudero, Los secretarios de Estado y del Despacho, ts. I y II, Madrid, Instituto de Estudios Administrativos, 1969, pág. 267 y págs. 387 y 521, respect.; F. González Doria, Diccionario heráldico y nobiliario de los reinos de España, Madrid, 1987, pág. 277; M. Hernández Benítez, A la sombra de la Corona. Poder local y oligarquías urbanas (Madrid, 1606- 1808), Madrid, Siglo XXI, 1995, págs. 58, 81, 86 y 184; J. C. Domínguez Nafría, El Real y Supremo Consejo de Guerra (siglos xvi-xviii), Madrid, Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, 2001, págs. 154-159.

 

Julio David Muñoz Rodríguez