Ayuda

Julia de Asensi y Laiglesia

Biografía

Asensi y Laiglesia, Julia de. Madrid, 4.V.1849 – 7.XI.1921. Poeta, novelista, ensayista y cuentista.

Julia Dolores Francisca de Paula Ramona Mónica de Asensi y Laiglesia, conocida familiar y literariamente como Julia de Asensi, nació el 4 de mayo de 1849, a las cuatro de la tarde, en la calle Ancha de San Bernardo de Madrid, número 53, cuarto principal, en el seno de una familia numerosa, acomodada y conservadora. Fue bautizada al día siguiente en la parroquia de San Marcos de la capital. Recibió una esmerada educación literaria, a lo cual se unía una temprana vocación por las letras, pues desde los siete años escribía versos y demostraba predilección por la lectura.

Ramón de la Huerta Posada calificó a Julia de Asensi como “una de las principales poetisas y literatas de su tiempo”.

Hacia 1869, se reunían en casa de Julia de Asensi numerosos literatos y artistas que leían, tocaban el piano o cantaban todos los domingos por la noche.

Fue en esta época cuando la autora empezó a publicar sus primeros escritos, entre los que cabe citar los artículos literarios “En el lago” (1873-1874), “Lo que son las flores” (1873) y “En el mar” (1874), y los poemas “Recuerdos” (1873), “Perlas del alma” (1873), “¡Acuérdate de mí!” (1874), “Las lágrimas” (1874), “Dos flores” (1874), “Al eco” (1874), entre otros, que se publicaron en La Lira Española, El Autógrafo, La Moda Elegante Ilustrada y El Folletín. Además, por estos años realizó sus primeras traducciones de poemas de Musset y Gautier.

La dedicación de Julia de Asensi a la literatura, y en especial a la poesía, se acentúa en los años contiguos a la pérdida de su padre, de 1875 a 1878. Y así, junto a las poesías dedicadas a personas conocidas, bastante numerosas y de gran importancia —“A mi distinguido amigo el Sr. D. Eduardo López Bago”, “Al Sr. D. José C. Bruna, director de El Folletín”, “A mi amiga la señorita María Carrillo de Albornoz”— y familiares —“A mi padre”, “A mi prima la Srta. Aurora de Vargas Machuca y Laiglesia”, “A mi madre”, “Dos flores. A mi hermana Matilde”, “A Elvira”, “A Celia”, “A Carmen”, etc.—, se encuentran también las dedicadas a eminentes escritores —“A la memoria del poeta Luis de Eguilaz”, “A Tassara”, “A Calderón”—, a personajes ilustres de la historia —“A S. M. el rey D. Alfonso XII”, “A la memoria de S. M. la Reina Doña María de las Mercedes de Orleáns y Borbón”, “A la memoria del príncipe Napoleón Eugenio Luis”, “A S.A.R. la Serenísima Señora Infanta D.ª María del Pilar”— y a álbumes y abanicos: “En un Álbum”, “En el Álbum de la Srta. D.ª C. A. y B.”, “En el abanico de la Srta. D.ª E. B.”, “En el Álbum de la niña Marisol Belmonte”, etc. También son de estos años algunos artículos literarios, algunas traducciones de Gautier y su primer cuento “La cruz de Mayo”.

En 1875, su hermano Tomás de Asensi fundó el periódico La Mesa Revuelta. Salió a la luz el 7 de abril de 1875 y se publicó semanalmente hasta el 20 de agosto de 1876. Entre sus páginas se encuentran más de treinta escritos de Julia de Asensi, la mayoría poesías. Además, en él se desvelaba la existencia de un álbum manuscrito perteneciente a Julia de Asensi, hoy conservado en la Biblioteca Nacional, cuyos poemas al poco tiempo figuraban entre las páginas del periódico. Recoge dicho álbum composiciones poéticas de distinguidos literatos y algún trabajo musical y artístico, correspondientes a los años 1873-1881.

Julia de Asensi a los diecinueve años escribió y publicó junto con su hermano mayor Tomás El amor y la sotana, comedia en un acto y en verso. Se estrenó en el Teatro Martín de Madrid el 4 de mayo de 1878.

El periódico La Época y la revista El Oriente de Asturias (Llanes), del domingo 6 de octubre de 1895, informan del éxito que obtuvo el día de su estreno. De 1880 es su primer libro propiamente dicho, la novela Tres Amigas. A éste le siguió Leyendas y tradiciones en prosa y verso, como parte del tomo CXXXIII de la Biblioteca Universal, impreso en Madrid en 1883 y Novelas cortas, de 1889, también publicado en la Biblioteca Universal. Pero la poesía todavía es el género más cultivado por la autora. Así, los poemas “Los reyes” y “¡Sola!” (ambos de 1884), “La vocación” (1885), “Recuerdos de Galicia” (1891), “Herencia de sangre” (1892) y “El sueño de una tarde de verano” (1894).

En 1892 vivía Julia de Asensi en la calle Luna, número 1, cuarto tercero, del madrileño barrio del Desengaño.

Ocupaban entonces la casa Saturnino Vargas Machuca, tío de Julia, y sus dos hermanas, Matilde y Celia. Un año más tarde, en 1893, El Álbum Ibero Americano, donde Julia era frecuente colaboradora, comunicaba el fallecimiento de su hermana Matilde y Julia de Asensi se traslada con su hermana Celia en 1894, al número 16, cuarto principal, de la calle San Roque.

Dedicada a partir de entonces completamente a la literatura infantil, Julia de Asensi pasó los últimos años de su vida en Madrid. Incluso remitía sus escritos desde El Escorial, lugar que frecuentaba en verano, según comunica El Álbum Ibero Americano del 22 de julio de 1903. Su primer libro de cuentos es el titulado Santiago Arabal. Historia de un pobre niño, de 1894, el cual forma parte del tomo XCIII de La Revista Contemporánea. A partir de 1894 se sucede la ininterrumpida publicación de Auras de otoño. Cuentos para niños y niñas, de 1897, Brisas de primavera. Cuentos para niños y niñas, de 1897, Cocos y hadas. Cuentos para niñas y niños, la colección de cuentecillos infantiles Biblioteca rosa, de 1901, Victoria y otros cuentos, de 1905, Las estaciones. Cuentos para niños y niñas, de 1907, Molinos de Levante y otras narraciones, de 1915, y La siempreviva de invierno y otras narraciones, en el que no se especifica el año de publicación.

De 1905 es el poema “Soneto” y de 1907 “Corazones y piedras”, publicados en El Álbum Ibero Americano.

En 1909, el tomo LVIII de la Biblioteca Universal, “Escritoras españolas contemporáneas”, recogía una última poesía de Julia de Asensi en la que se reflejaba de forma esporádica el abandono de las formas y estilo románticos de los poemas anteriores y la toma de contacto con rasgos propios del movimiento modernista.

El 7 de noviembre de 1921 falleció Julia en la calle San Roque, a causa de uremia. Sus restos se hallan en el cementerio de San Lorenzo de Madrid. Fue enterrada en el mismo sepulcro que su hermana Matilde dieciocho años después y que su hermana Celia, fallecida dos años más tarde, en 1923.

 

Obras de ~: “En el lago”, en La Lira Española (LLE), n.º 28 (1873), págs. 1-3; “Recuerdos. Al eminente poeta D. Guillermo Belmonte Muller”, en LLE, n.º 17 (1873), págs. 2-3; “Perlas del alma”, en LLE, n.º 25 (1873), pág. 5; “Lo que son las flores”, en LLE, n.º 14 (1873), págs. 1-2; “En el mar”, en El Folletín (EF), n.º 38 (1874), págs. 293-294; “¡Acuérdate de mí! Melodía para canto y piano, puesta en música por D. J. García Vilamala”, en El Autógrafo, n.º 50 (1874), pág. 19; “Las lágrimas”, en EF, n.º 23 (1874), pág. 177; “Dos flores. A mi hermana Matilde”, en EF, n.º 27 (1874), pág. 205; “Al eco”, en La Moda Elegante Ilustrada, n.º 41 (1874), pág. 343; “Dos flores. A mi hermana Matilde”, en EF, n.º 27 (1874), pág. 205; “A mi madre”, en EF, n.º 48 (1875); “A mi prima la Srta. Aurora de Vargas Machuca y Laiglesia”, en La Mesa Revuelta (LMR), n.º 16 (1875), pág. 126; “A Elvira”, en LMR, n.º 34 (1875), pág. 270; “A la memoria del poeta Luis de Eguilaz”, en EF, n.º 30 (1875), págs. 232-233; “A mi distinguido amigo el Sr. D. Eduardo López Bago”, en LMR, n.º 52 (1876), págs. 140-141; “A mi amiga la señorita María Carrillo de Albornoz”, en LMR, n.º 35 (1876), págs. 7-8; “A mi padre”, en LMR, n.º 56 (1876), págs. 170- 171; “A Celia”, en La Familia, n.º 32 (1876), pág. 371; “En un Álbum”, en La Mesa Revuelta, n.º 46 (1876); “La Cruz de Mayo”, en LMR, n.º 47 (1876), págs. 100-102; “A Tassara”, en EF, n.º 4 (1877), pág. 30; “A la Memoria de S. M. la Reina Doña María de las Mercedes de Orleáns y Borbón”, en Corona fúnebre dedicada a la buena memoria de S. M. la reina Doña María de las Mercedes, Madrid, La Academia, 1878 (2.ª ed.); “En el Álbum de la Srta. D.ª C. A. y B.”, en EF, n.º 7 (1878), pág. 28; “En el Abanico de la Srta. D.ª E. B.”, en EF, n.º 11 (1878), pág. 44; con T. de Asensi Laiglesia, El amor y la sotana. Comedia en un acto y en verso, Madrid, Alonso Gullón editor, 1878 (El Teatro, vol. XXIV); “A Carmen”, en Cádiz, n.º 1 (1879), pág. 5; “Al Sr. D. José C. Bruna, Director de El Folletín”, en EF, n.º 38 (1879), pág. 241; “A S.A.R. la Serenísima Señora Infanta D.ª María del Pilar”, en EF, n.º 36 (1879), pág. 235; “A la memoria del príncipe Napoleón Eugenio Luis”, en EF, n.º 29 (1879), pág. 207; Tres amigas, con un pról. de Don Luis Alfonso, Madrid, Litografía e Imprenta de la Biblioteca Universal, 1880; “A Calderón”, en Álbum calderoniano, Madrid, Gaspar editores, 1881, págs. 19-20; Leyendas y tradiciones en prosa y verso, Madrid, Imprenta de la Biblioteca Universal, 1883; “Los reyes”, en Álbum poético, Barcelona, 1884, pág. 116; “¡Sola!”, en Álbum poético, Barcelona, 1884, pág. 192; “La vocación”, en Revista Contemporánea (RC), t. LX (1885), págs. 45-56; “A la memoria de S. M. el rey D. Alfonso XII”, en La Moda Elegante Ilustrada, n.º 1 (1886), pág. 7; Novelas cortas, Madrid, Biblioteca Universal, 1889; “Recuerdos de Galicia”, en El Álbum Iberoamericano, t. III (1891), n.º 15, págs. 176-177; Herencia de sangre, Madrid, A. Alonso, 1892; “El sueño de una tarde de verano”, en RC, t. XCIV (1894), págs. 414-419 y 541-544; Santiago Arabal. Historia de un pobre niño, Madrid, Tipografía Hijos de M. G. Hernández, 1894; “En el Álbum de la niña Marisol Belmonte”, en Barcelona Cómica, n.º 32 (1895), pág. 509; Auras de Otoño. Cuentos para niños y niñas, Barcelona, Librería Antonio Bastinos, 1897; Brisas de primavera. Cuentos para niños y niñas, Barcelona, Antonio J. Bastinos, 1897; Cocos y hadas. Cuentos para niñas y niños, Barcelona, Librería Bastinos, 1899; Biblioteca Rosa, Barcelona, Librería Bastinos, 1901; Victoria y otros cuentos, ed. con notas y vocabulario por Edgar S. Ingrahan Boston, C. Heath and Company, 1905; “Soneto”, en El Álbum Ibero Americano, n.º 20 (1905), pág. 237; Las estaciones. Cuentos para niños y niñas, Barcelona, Antonio J. Bastinos, 1907; “Corazones y piedras”, en El Álbum Iberoamericano, n.º 30 (1907), pág. 357; Los molinos de Levante y otras narraciones, Barcelona, Librería de Perelló y Vergés, 1915; La siempreviva del invierno y otras narraciones, Barcelona, Vicente F. Perelló, [s. a.]; “El encubierto”, en Antología de cuentistas madrileñas, Madrid, Ediciones La Librería, 2006, págs. 23-44.

 

Bibl.: M. Gómez, “Biografía de Julia de Asensi”, en F. Sáez de Melgar (dir.), Las mujeres españolas, americanas y lusitanas pintadas por sí mismas, Barcelona, Editorial de Juan Pons, 1881, págs. 639-640; J. P. Criado y Domínguez, Literatas españolas del siglo xix. Apuntes biográficos, Madrid, Imprenta de Antonio Pérez Dubrull, 1889, pág. 73; R. Huerta Posada, “Julia de Asensi”, en El Oriente de Asturias, 13 de noviembre de 1898; M. Ossorio y Bernard, Periodistas españoles del siglo xix, Madrid, Imprenta y Litografía de J. Palacios, 1904, pág. 27; I. Díez, Julia de Asensi (1849-1921), Sevilla, Ediciones del Orto, 2006; I. Díez, Cuentistas madrileñas, Madrid, Ediciones La Librería, 2006, págs. 42-48, 50-52 y 174-178.

 

Isabel Cristina Díez Ménguez