Ayuda

Juan Muñoz de la Cueva

Biografía

Muñoz de la Cueva, Juan. Almedina (Ciudad Real), 11.III.1660 baut. – Santiago de Compostela (La Coruña), 2.VI.1728. Trinitario calzado (OSST), obispo de Orense, teólogo, calificador del Santo Oficio, predicador real, redentor de cautivos.

Hijo de Alonso Muñoz y de Ana de la Cueva, nació en Almedina (Ciudad Real), entonces diócesis de Toledo, y fue bautizado en la iglesia parroquial del pueblo el 11 de marzo de 1660. Vistió el hábito trinitario en el Convento de Toledo el 17 de febrero de 1676. Fue ordenado sacerdote en Madrid por el obispo de Zamora, Alfonso Balmaseda y Osorio el 26 de febrero de 1684. El 14 de octubre de 1686, con sólo veintiséis años de edad, inició su labor de catedrático titular de Durando en la Universidad de Toledo, Cátedra que había ganado en reglamentarias oposiciones frente a Luis de Morales, párroco de la Magdalena, y Antonio Reguillón de las Cuevas, capellán del colegio de Santa Catalina. En años sucesivos, se le dio también el título de doctor. Carlos II lo incluyó entre sus predicadores y la Real Junta de la Inmaculada Concepción entre sus teólogos. El inquisidor general, con fecha del 20 de mayo de 1695, lo nombró calificador del Santo Oficio de Toledo. Fue igualmente examinador sinodal del Arzobispado toledano y juez conservador de la dignidad arzobispal y Cabildo catedralicio.

El Capítulo Provincial, celebrado en el Convento de Nuestra Señora de las Virtudes en Paradinas de San Juan (Salamanca), le confirió el título de maestro el 2 de mayo de 1706. Fue durante varios trienios ministro del Convento de Toledo, luego ministro provincial de Castilla, más tarde ministro del Convento de Madrid, cargo que ejercía cuando fue nombrado obispo. Hizo dos viajes redentores a Argel: el primero en 1701, acompañado del presentado Pedro Logroño por la provincia de Castilla y de José Botella por la de Andalucía, redimió a ciento cincuenta y dos cautivos; el segundo en 1708, efectuado juntamente con fray Francisco Navarro, logró la libertad de ciento veinticinco cautivos más, entre los que se hallaban noventa mujeres y niños. Con el primer contingente de cautivos liberados, cuya solemne procesión de presentaciones desarrolló en Madrid el 1 de enero de 1702, los redentores compraron la milagrosa imagen del Santo Cristo del Rescate (Jesucristo crucificado), que fray Juan Muñoz de la Cueva se encargó de llevar al convento trinitario de Talavera de la Reina, donde predicó el segundo sermón del triduo solemne celebrado para la ocasión (primavera de 1702); fue venerada con gran fervor popular hasta su pérdida con la desamortización de 1835. Siendo ministro provincial, mediante dos de sus religiosos intentó fundar un hospital en Orán, sin conseguirlo. Por su reconocida santidad, José de Barcia trataba con él los asuntos de su conciencia y, cuando éste, ya obispo de Cádiz, presentía la cercanía de su muerte, lo llamó a su cabezal para los últimos auxilios. Y fray Juan Muñoz accedió a ello, predicando también el sermón de exequias de dicho prelado el 7 de diciembre de 1695. Flórez afirma en su España Sagrada que monseñor Barcia, antes de expirar, entregó al padre Muñoz su anillo episcopal con estas palabras: “Tómelo, Padre Maestro, que bien lo habrá menester”.

Felipe V le presentó para la sede episcopal de Orense en los primeros meses de 1717. Tras el proceso consistorial preceptivo, iniciado el 19 de abril de ese año, el día 23 hizo el juramento de fidelidad y la profesión de fe en Madrid en manos del obispo de Sebaste. En el decreto de confirmación, emanado por el Papa en el consistorio del 1 de octubre, se le encargaba expresamente instituir el seminario diocesano —que no existía— a tenor de lo prescrito por el Concilio de Trento y erigir el Monte de Piedad. Fue ordenado obispo el 5 de diciembre del mismo año y tomó posesión de su sede el sucesivo día 16. Visitó varias veces los pueblos y aldeas de su diócesis. Consagró la Catedral de Orense el 23 de junio de 1720. Se interesó por la historia de los santuarios de su jurisdicción, haciendo acopio de informaciones que luego publicó en sus Noticias históricas, obra que compuso en el santuario de Aguas Santas (1721). Renovó y embelleció este último santuario, dedicado a Santa Marina. Construyó la cárcel diocesana.

El año 1728, año santo compostelano, fue encargado de llevar la ofrenda real (1.500 ducados) a los pies del apóstol Santiago. Salió de Orense el 31 de mayo y, al hacer su entrada en Santiago de Compostela, cayó de su mula y falleció el 2 de junio de 1728.

 

Obras de ~: Oración fúnebre en las honras que celebró el real convento de Toledo al R.P.M.Fr. Manuel Guerra y Ribera, Toledo, 1692 (inéd.); Oración fúnebre en las exequias que la iglesia la ciudad de Cádiz consagró día 7 de diciembre de este año de 1695 a la memoria de su prelado el Ilmo. Y Rmo. Señor D. Ioseph Narzia y Zambrana, Cádiz, 1695 (inéd.); Breve compendio de la vida y martirio de la gloriosa virgen y mártir Santa Marina de Galicia, Aguas Santas, 1719 (inéd.); Compendio de la vida y martirio de santa Eufemia de Galicia, virgen y mártir, patrona de Orense, Aguas Santas, 1720 (inéd.); Breve compendio de la vida y martirio de los gloriosos mártires diocesanos San Facundo y San Primitivo, Aguas Santas, 1721 (inéd.); Oración panegírica en la fiesta del Patrocinio de la Reina de los Ángeles, María Santísima, Valladolid, 1725 (inéd.); Noticias históricas de la santa iglesia Cathedral de Orense, ed. de Joseph Rodríguez de Escobar, Madrid, Imprenta Real, s. f.; Sermón fúnebre en las honras del Ilmo. D. José, Obispo de Cádiz, s. l., s. f. (inéd.).

 

Bibl.: E. Flórez, España Sagrada: theatro geographico-historico de la Iglesia de España […]. T. XVII: De la Santa Iglesia de Orense en su estado antiguo y presente, Madrid, en la oficina de Antonio Marín, 1763, tratado 57, cap. 6, págs. 197-202; A. de la Asunción, Diccionario de escritores trinitarios de España y Portugal, t. II, Roma, Fernando Kleinbub, 1898-1899, págs. 145-150; M. R. Pazos, Episcopado Gallego: Obispos de Tuy y Orense (1540-1855 y 1542-1851), t. II, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), 1946; B. Porres Alonso, “Cuentas de la redención de cautivos hecha en Argel por los trinitarios calzados en 1708”, en Acta Ordinis Sanctissimae Trinitatis, VI (1964) págs. 665- 677; B. Porres, “Muñoz de la Cueva, Juan”, en Q. Aldea Vaquero, T. Marín Martínez y J. Vives Gatell (dirs.), Diccionario de Historia Eclesiástica de España, vol. III, Madrid, CSIC, Instituto Enrique Flórez, 1973, pág. 1750; B. Porres, Libertad a los cautivos, t. I, Córdoba, Secretariado Trinitario, 1997, págs. 62 y 399-403.

 

Juan Pujana Ascorbeitia, OSTD