Ayuda

Jerónimo Bermúdez

Biografía

Bermúdez, Jerónimo. Antonio de Silva, Politropus Thiesgus. Santiso (La Coruña), c. 1530 – Tuy (Pontevedra), 1605. Dramaturgo, dominico (OP).

Dominico gallego, del que, aparte de la publicación de su obra, se tienen pocas noticias biográficas seguras. Se cree que fue soldado en Italia con el nombre de Antonio de Silva y que participó en las jornadas africanas del rey portugués Sebastián. Aunque seguramente ya pertenecía a la orden dominicana en 1577 cuando publica su teatro castellano, por lo que lo hace con seudónimo y bajo la protección de un mecenas, la primera documentación es de 1580, y lo muestra profesando en el convento de la Orden en La Coruña. Allí parece que fue encausado por orden de Felipe II por expresar su opinión contraria a la política portuguesa del Rey castellano y manifestar su apoyo a la sucesión en favor del prior de Crato. Por tal motivo fue trasladado de La Coruña a Santiago y sufrió luego diversos encarcelamientos en el reino de Castilla. En 1585, bajo el seudónimo Politropus Thiesgus, compuso su poema Herperoida, panegírico al duque de Alba, en versos latinos, con traducción castellana y glosas. Murió en 1605, en el convento dominico de Tuy.

En 1577 se imprimieron en Madrid sus dos tragedias, Nise lastimosa y Nise laureada, bajo el título general de Primeras tragedias españolas, que publicó bajo el nombre de Antonio de Silva y dedicó como mecenas a Fernando Ruiz de Castro, de la Casa de Castro y heredero del condado de Lemos. Ante él, Bermúdez presenta su obra como novedad literaria, encareciendo el género trágico y el argumento tratado: “He querido entablar en la lengua castellana, aunque agena de la mía natural, la magestad del estilo trágico, con tan alto y tan verdadero sujeto [...] una de las más célebres y lastimosas historias que en él [mundo] han acontecido”. En sus obras, Bermúdez recrea la trágica historia de Inés de Castro, de larga trayectoria literaria desde las crónicas del siglo xiv hasta el teatro del xx. Inés es una de las damas castellanas que acompañan a Constanza Manuel, que en 1340 contrae matrimonio con el príncipe Pedro de Portugal, quien se enamora de ella. Muerta Constanza, Pedro se entrega apasionadamente a Inés, por quien abandona sus deberes y obligaciones de estado, y en quien engendra cuatro hijos. Los consejeros cortesanos, sin embargo, logran persuadir al rey Alfonso IV para que ordene la muerte de Inés y ponga fin a aquella situación. Así se cumple en enero de 1355, durante un viaje del príncipe, que se levantará en armas durante un tiempo. Dos años más tarde, a la muerte del Rey, Pedro, que no ha olvidado, ordena ejecutar a los consejeros culpables de la muerte de Inés. Más tarde, transcurridos cinco años de su reinado, Pedro declara haber estado casado con ella y hace trasladar solemnemente sus restos al monasterio de Alcobaza, donde la hace coronar como reina.

Bermúdez sigue en sus líneas generales esa historia. En Nise lastimosa (Nise es el anagrama de Inés) trata toda la primera parte de la historia hasta el final trágico de la muerte de la protagonista. Nise laureada, por su parte, trata de la venganza del príncipe Pedro, de las honras fúnebres de Inés de Castro y el ajusticiamiento de sus asesinos. Bermúdez añadirá por su cuenta la coronación de Inés como reina de Portugal.

Concebidas seguramente para un público culto, universitario, las tragedias de Bermúdez responden a planteamientos literarios elevados y adolecen de sobrecarga de erudición, escasez de recursos escénicos y un lenguaje poco expresivo. Son numerosos los rasgos clasicistas de estas dos obras: el título utilizado para encubrir la modernidad del asunto mediante el recurso del anagrama, el ser una continuación de la otra (a imitación de las tragedias griegas), el empleo de personajes de condición noble que se expresarán en un lenguaje elevado, el manejo de una trama simple (conforme a la preceptiva aristotélica y contrastando con las tragedias ‘novelescas’ de Virués, Cueva, etc.), o la división de la obra en cinco actos y la constante intervención de un coro.

Se ha planteado siempre, sin que haya una solución definitiva, un problema de fuentes y prelación literaria con relación a la obra A Castro del dramaturgo portugués Antonio Ferreira, muerto años antes de que Bermúdez imprimiera sus tragedias y cuya obra fue publicada póstumamente por su hijo en la colección Poemas Lusitanos (Lisboa, 1598). Opinión generalizada es que Bermúdez pudo conocer A Castroe imitarla en su Nise lastimosa, aunque el descubrimiento de una Tragedia muy sentida e elegante de Dona Inês de Castro (Coimbra, Manuel de Lira, 1587), traducción al portugués de la obra de Bermúdez, que presenta más de mil versos en común con A Castro de 1598, ha hecho replantear el problema.

 

Obras de ~: A. de Silva (seud.), Primeras tragedias españolas de Antonio de Silva, Madrid, Francisco Sánchez, 1577 [ed. en J. J. López de Sedano, Parnaso español: colección de poesías escogidas de los más célebres poetas castellanas, [...], vol. VI, Madrid, Antonio de Sancha, 1772, págs. 1-190; ed. de M. D. Triwedi, Chapell Hill, University of North Carolina, 1975 (Estudios de Hispanófila, 34)]; Politropus Thiesgus (seud.), Herperoida, 1585.

 

Bibl.: J. P. Wickersham Crawford, “Influence of Seneca’s Tragedies on Ferreira’s Castro and Bermúdez’s Nise lastimosa and Nise laureada”, en Modern Philology, 12 (1914-1915), págs. 39-54; S. Cornil, Inès de Castro. Contribution à l’étude du développement littéraire du thème dans les littératures romanes, Bruxelles, Palais des Académies, 1952; M. L. Freund, “Algunas observaciones sobre Nise lastimosa y Nise laureada de Jerónimo Bermúdez”, en Revista de Literatura, 19 (1961), págs. 103-112; J. F. Sánchez Cantón, “Aventuras del mejor poeta gallego del Siglo de Oro: Fr. Jerónimo Bermúdez”, en Cuadernos de Estudios Gallegos, 20 (1965), págs. 225-242; R. Bismut, “La Castro est une traduction remaniée de Nise lastimosa de Bermúdez, et António Ferreira n’y a pas eu de part”, en Arquivos do Centro Cultural Portugués, 11 (1977), págs. 583-626; A. Hermenegildo, “Jerónimo Bermúdez y la dramatización del abuso de poder: la Nise laureada”, en P. Botta (ed.), Inês de Castro. Studi. Estudos. Estudios, Ravenna, Longo Editore, 1977, págs. 99-113; R. Bismut, “Nise lastimosa de Jerónimo Bermúdez”, en Les Lettres Romanes, XLII (1988), págs. 3-38.

 

Miguel Ángel Pérez Priego