Ayuda

Manuel Ángel Álvarez

Biografía

Ángel Álvarez, Manuel. La Guardia (Pontevedra), 15.II.1855 – Madrid, 1.IX.1921. Pintor, ilustrador y escultor.

Manuel Ángel fue el quinto hijo del matrimonio formado por Manuel Ángel Portela y Emilia Álvarez y Alonso. Debido a su salud delicada, su educación no pudo iniciarse hasta que cumplió nueve años, momento en el que se encarga de su formación su tío Joaquín Álvarez, un hombre culto con conocimientos de pintura e influyente en la política moderada de la provincia de Pontevedra. Finalizados sus primeros estudios se dedica en solitario a la pintura y recibe los primeros encargos durante su período de formación, entre 1870 y 1873, en su villa natal: tres lienzos para el Casino y los frescos de la iglesia parroquial del Rosal.

En 1873 se traslada a Madrid para estudiar en la Academia de San Fernando y en 1875 emigra a Cuba, donde residía su hermano Ángel María.

En La Habana asiste a clases de Pintura en la Escuela de San Alejandro y es colaborador artístico de la revista española La Ilustración Gallega y Asturiana. Allí se consolida como pintor de retratos, se inicia en la pintura de paisaje y en los temas de historia, como La trágica muerte del trovador Macías, enviado a la Exposición Regional de Pontevedra de 1880, año en el que abandona Cuba y tras una breve estancia en París, para perfeccionar sus estudios, regresa a España en 1881. Desde entonces, fijó su residencia en Madrid, ciudad en la que se casará con Concepción García, unión que no tendrá descendencia.

Los primeros cuadros que pinta en España son casi exclusivamente temas de historia, el género más valorado en los concursos y exposiciones oficiales. Así en 1881 envía a la Exposición Nacional Doña Leonor Téllez, reina de Portugal, prisionera en el convento de Tordesillas, personaje que vuelve a elegir para la Nacional de 1884. En 1883 participa con El Mariscal Pardo de Cela en la Exposición celebrada por el Círculo de Bellas Artes de Madrid en el Ministerio de Ultramar, cuadro que regala a la Diputación de Pontevedra y por el que ésta le concede una beca. Ese mismo año realiza veinte cuadros para el Gran Café de la Iberia de Zaragoza, la mayor parte temas costumbristas y de tipos, y viaja a Galicia para realizar una serie de retratos de guardeses ilustres. Encargo que deja sin concluir y que finalizará al año siguiente, en que también visita Vigo y Santiago para pintar retratos y temas de historia. En 1887 volverá a su tierra para pintar Un juicio de Dios en la Edad Media, un enorme cuadro, destinado a la Exposición Nacional de ese año. Su obra figuró en numerosas exposiciones: en la Internacional de Amberes de 1885, en muestras de Bellas Artes de Madrid y de Barcelona, en varias regionales de arte gallego, y en las Exposiciones Nacionales obteniendo una mención honorífica en la de 1897 por el tema de realismo social La visita del contratista. Las últimas Nacionales en la que participa serán la de 1912, con tres retratos, y la de 1915 con retratos e ilustraciones.

Como ilustrador, entre otros trabajos, dibuja para la Casa Calleja desde 1885 hasta 1915 y en 1894 fue nombrado redactor artístico de las publicaciones madrileñas Nuevo Mundo y El Liberal, periódico en el que trabajó hasta 1916. Al mismo tiempo crece su fama de retratista y recibe numerosos encargos. Todo ello sin olvidar su faceta de escultor, documentada desde 1896, y por la que recibió una Medalla de Oro en la Exposición Regional de Santiago de 1909, por un grupo inspirado en las coplas de Jorge Manrique, y una Mención Honorífica en la Exposición Nacional de 1910 por Psiquis y el amor, una de las tres esculturas que presentó.

En 1913 colabora con la sociedad guardesa Pro- Monte de Santa Tecla y solicita a la Junta Superior de Excavaciones y Antigüedades la autorización para realizar excavaciones arqueológicas. Este hecho pone de manifiesto sus conocimientos e interés por los diferentes ámbitos de la cultura que fueron reconocidos, en 1917, por la Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, que lo nombra correspondiente en la misma sesión que a Mateo Inurria, Miguel Velasco y Manuel González. Su actividad pictórica se mantuvo hasta el final de su vida; en 1920 participa en el Salón de Otoño, pocos meses antes de su muerte en septiembre de 1921.

 

Bibl.: VV. AA., Manuel Ángel Álvarez (1855-1921), Pontevedra, Diputación, 2001; B. de San Ildefonso Rodríguez, “Biografías de los artistas pensionados por la Diputación Provincial de Pontevedra (1864-1933)”, en Os pensionados da Deputación de Pontevedra, Pontevedra, Diputación, 2003, págs. 226-229.

 

Beatriz de San Ildefonso Rodríguez

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares