Ayuda

Leopoldo Pedro José de Habsburgo-Lorena

Imagen
Biografía

Habsburgo-Lorena, Leopoldo Pedro José de. Leopoldo II. Gran Duque de Toscana. Viena (Austria), 5.V.1747 – 1.III.1792. Emperador del Sacro Romano Imperio.

Segundo hijo varón de Francisco I de Lorena, emperador del Sacro Romano Imperio, y de María Teresa de Habsburgo, reina apostólica de Hungría y de Bohemia.

Nació en el palacio de Schönbrunn, cerca de Viena, el 5 de mayo de 1747, y creció en la ilustrada Corte de sus padres en compañía de sus numerosos hermanos y hermanas. Con sólo diecisiete años y por razones políticas se concertó su matrimonio con la princesa María Ludovica de Nápoles [María Luisa Antonia de Borbón, Nápoles (Italia), 24.XI.1745 – Viena (Austria), 15.V.1792], que desde el advenimiento de su padre a la Corona de España como rey Carlos III, en 1759, era infanta de España.

Dado que Leopoldo estaba destinado a suceder a su padre en el gran ducado de Toscana, aquel enlace vino a asegurar que el estado florentino volviese finalmente a la sucesión de los Médicis, de quienes descendía la infanta española por su abuela la reina Isabel de Farnesio.

Asimismo, y para estabilizar el status quo de las potencias en Italia, la emperatriz María Teresa cedió a su hijo, en concepto de dote, los llamados Presidios de Toscana, que España se había visto obligada a ceder a los Habsburgo en 1760. Los esponsales se celebraron por poderes en Madrid el 16 de febrero de 1764 y en persona en Innsbruck el 5 de agosto de 1765. Trece días después, el 18 de agosto de 1765, falleció el emperador Francisco I sucediendo el archiduque en el gran ducado de Toscana como Leopoldo I.

Entre 1765 y 1790 Leopoldo y María Ludovica reinaron plácidamente sobre su estado toscano estableciendo una Corte brillante e ilustrada en la ciudad de Florencia. Ambos impulsaron el desarrollo de Florencia y de la Toscana y fueron Soberanos queridos y respetados gracias a sus reformas y sus maneras sencillas.

El fallecimiento sin hijos del emperador José II, hermano mayor de Leopoldo, en 1790, hizo recaer en éste la Corona imperial tras haber sido elegido Rey de Romanos como Leopoldo II. Así, tras renunciar a la Corona de Toscana en su segundo hijo, Fernando, Leopoldo y María Ludovica dejaron Florencia, siendo coronados reyes de Hungría y de Bohemia en Presburgo y en Praga durante aquel mismo año.

Se instalaron en Viena, desde donde Leopoldo rigió los destinos del Imperio, los reinos de Hungría y Bohemia, y los extensos territorios patrimoniales de los Habsburgo con espíritu reformista e ilustrado. Fueron padres de una larga progenie de doce hijos y cuatro hijas, nacidos todos en Florencia, falleciendo el Emperador en Viena el 1 de marzo de 1792. Su viuda, la infanta española, le sobrevivió solamente dos meses, ya que falleció también en Viena el 15 de mayo de 1792. Ambos están enterrados en la cripta de la iglesia de los capuchinos de Viena.

 

Bibl.: A. Wandruszka, Leopold II, Erzherzog von Österreich, Grossherzog von Toskana, König von Hungarn und Böhmen, Römischer Kaiser, Viena, 1963-1965; H. Peham, Leopold II, Herrscher mit weiser Hand, Graz, 1987; M. Barrio (comp.), Carlos III. Cartas a Tanucci, Madrid, Edición especial Banco Bilbao Vizcaya, 1988; B. Hamann, Die Habsburger. Ein biographisches Lexikon, Viena, Uberreuter, 1988; F. Pesendorfer, Die Habsburger in der Toskana, Viena, Österreichischer Bundesverlag, 1989; M. Á. Pérez Samper, Isabel de Farnesio, Barcelona, Plaza y Janés, 2003.

 

Ricardo Mateos Sáinz de Medrano