Ayuda

Juan de Quirós

Biografía

Quirós, Juan de. Juan de Rota. Rota (Cádiz), c. 1487 – Sevilla, 16.XII.1562 post. Humanista, poeta y cura del Sagrario de la Catedral de Sevilla.

Quirós era el mensajero de Rota que trajo unos poemas de Miguel Nardino de Sebenico, croata al servicio del duque de Arcos (fallecido en 1530), a Pedro Núñez Delgado, catedrático de Gramática en las escuelas de San Miguel en Sevilla. Esta noticia de Cristóbal Núñez permite creer que Juan de Rota, quien tenía alquilada una cámara en esas escuelas en 1496, 1497 y 1499, podía ser el mismo Quirós en sus años de estudiante, con lo que habría nacido hacia 1487. Desde al menos 1534 disfrutaba de un beneficio eclesiástico en la iglesia de San Eustacio de Sanlúcar la Mayor, y Cristóbal Núñez lo consideraba en 1537 un clérigo muy culto. En 1545 elogió en un epigrama basado en Marcial la Historia imperial de Pedro Mexía, valorando su culto ingenio y sus obras por encima de su linaje. El 9 de agosto de 1546 consiguió en brillante oposición un curato del Sagrario, cuyos Libros de Bautismos, 3-7, conservan el testimonio de su labor durante dieciséis años. En un poema al rey David, Benito Arias Montano rememora a Quirós, su maestro de poesía que le enseñó a valorar los Salmos, los cuales cantaba de forma impresionante.

La Cristopatía, compuesta en la primavera de 1547 y con privilegio firmado por los reyes de Bohemia en Valladolid el 9 de abril de 1549, fue impresa a costa de Alonso Calleja, librero de Alcalá de Henares y luego de Madrid. Incluye un retrato laureado del autor y los sonetos laudatorios de Arias Montano y de Juan Hurtado de Mendoza, mecenas de poetas complutenses y partidario como Quirós del endecasílabo de ritmo yámbico con acento en la cuarta sílaba. El inicio de este emotivo relato sobre la pasión imita el poema Leandro de Juan Boscán, y sus trescientas cincuenta y tres octavas en siete melodiosos cantos constituyen la primera epopeya en castellano del Renacimiento, con abundantes pasajes líricos y dramáticos.

Su orientación doctrinal sigue los principios del humanismo cristiano y la devotio moderna de la cancillería imperial y de predicadores próximos a Carlos V como el cardenal Carranza y el doctor Constantino: el biblismo evangélico y paulino, la espiritualidad interior y afectiva, la llamada universal a la santidad, la trascendencia de la fe viva con amor, y la vía del beneficio de Cristo. Quirós celebró en sendos poemas heroicos al célebre matador de toros Pedro Ponce de León, hermano del duque de Arcos, y a Pedro de la Gasca en su llegada triunfal a Sevilla en septiembre de 1550 tras sofocar la rebelión de Gonzalo Pizarro en Perú. Montano elogia en su Retórica la caligrafía, la Cristopatía y estos dos poemas de su maestro, de los que transcribe los seis hexámetros que se conservan. Lo considera el mejor poeta andaluz de su tiempo, cuya fama se extendía por Europa y América.

Su hermano Lope García se ocupaba en 1549 de alquilarle su casa de Rota, y él mismo alquiló otra casa propia en Sanlúcar la Mayor en 1550, año en el que apadrinó a una hija del médico Nicolás Monardes. En 1554 elogió en elegantes y sonoros dísticos de contenido mitológico el poder sobrenatural de la música para vihuela y guitarra de Miguel de Fuenllana. En 1556 representó a sus colegas del Sagrario en un pleito contra Juan de Ovando, provisor del arzobispo Fernando Valdés, sobre una canonjía. Con Alonso de Medina El Griego, colega de Mal Lara y maestro de Francisco Morcillo de Fox, juzgó los epigramas de la justa literaria convocada por el Cabildo de la Catedral en alabanza de los reyes magos para el 29 de junio de 1558. Los célebres dominicos Domingo de Valtanás, Alonso Chacón y Jerónimo Bravo fueron algunos de los teólogos que dieron su aprobación a esos epigramas.

Debió de fallecer pocos días después de su último bautizo el 16 de diciembre de 1562, pues el Cabildo cubrió la plaza vacante el 8 de enero de 1563 y, aunque antaño siguiera doctrinas que despertaron sospechas en los tiempos recios de la actuación del Santo Oficio, no figura entre los clérigos que fueron destituidos de su oficio por entonces.

 

Obras de ~: “Epigramma”, en P. Mexía, Historia imperial y Cesarea, Sevilla, Juan de León, 1545; Christopathia, Toledo, Juan Ferrer, 1552; “Carmen”, en M. de Fuenllana, Libro de música para vihuela intitulado Orphénica Lyra, [Sevilla, Martín de Montesdoca, 1554], fol. 10v. [ed. completa de la poesía de ~, en J. Pascual Barea, Juan de Quirós: Poesía latina y Cristopatía (la Pasión de Cristo); introducción, edición, traducción e índices, Cádiz, Universidad, 2004]; Poema en latín a Pedro Ponce de León, s. f. (desapar.); Silva en latín a Pedro de la Gasca, s. f. (desapar.).

 

Bibl.: P. Núñez Delgado, Epigrammata, Sevilla, 1537 (ed. de F. Vera Bustamante, Epigramas, Alcañiz-Madrid, Laberinto-Instituto de Estudios Humanísticos, 2002, págs. 118-127); B. Arias Montano, Rhetoricorum libri IIII, Amberes, Plantino, 1569, págs. 59-60 y 137 (ed. de V. Pérez Custodio, Los Rhetoricorum [...], Badajoz, Diputación, 1995, págs. 119-121 y 283); “Ad vatem Davidem”, en Davidis Regis ac Prophetae aliorumque sacrorum vatum Psalmi [...], Amberes, Plantino, 1573, pág. 23; R. M. de Hornedo, “Quirós, Juan de”, en Q. Aldea Vaquero, T. Marín Martínez y J. Vives Gatell (dirs.), Diccionario de Historia Eclesiástica de España, vol. III, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Enrique Flórez, 1973, pág. 2042; J. F. Alcina, “Tendences et caractéristiques de la poésie hispano-latine de la Renaissance”, en A. Redondo (coord.), L’Humanisme dans les lettres espagnoles, Paris, Vrin, 1979, 133-149, págs. 139-140 y 145-146; J. Sánchez Herrero, “El Estudio de San Miguel de Sevilla durante el siglo XV”, Historia. Instituciones. Documentos, 10 (1983), 297-323, págs. 304 y 319-322; J. Gil, “Arias Montano en Sevilla”, en Humanismo y pervivencia del mundo Clásico III, vol. I, Alcañiz-Madrid, Instituto de Estudios Humanísticos, 2002, págs. 263-280; J. Pascual Barea (ed.), Juan de Quirós: Poesía latina y Cristopatía (la Pasión de Cristo); introducción, edición, traducción e índices, op. cit.; “Benito Arias Montano y su maestro de poesía Juan de Quirós”, en J. M. Maestre Maestre, E. Sánchez Salor et al. (eds.), Benito Arias Montano y los humanistas de su tiempo, Mérida, Editora Regional de Extremadura-Instituto de Estudios Humanísticos, 2006, vol. I, págs. 125-149; “La diversa presencia de Ovidio en nueve epigramas latinos de estudiantes para unas justas celebradas en Sevilla hacia 1554-1558”, en J. M. Maestre Maestre, J. Pascual Barea y L. Charlo Brea (eds.), Humanismo y Pervivencia del Mundo Clásico IV. Homenaje al profesor Antonio Prieto, Alcañiz y Madrid, IEH y CSIC, 2009, vol. 3, 1665-1693, págs. 1667, 1677-1683 y 1690.

 

Joaquín Pascual Barea