Ayuda

Agustín Rubín de Ceballos

Biografía

Rubín de Ceballos, Agustín. Dueñas (Palencia), 24.VII.1724 – ¿Jaén?, 8.XI.1793. Obispo de Jaén, inquisidor general.

No se tienen muchas noticias acerca de sus primeros años. Estudió ambos Derechos, y fue nombrado canónigo de las Catedrales de Palencia y Cuenca.

Promovido al obispado de Jaén el 18 de septiembre de 1780, tomó posesión del cargo el 9 de noviembre del mismo año. Contribuyó generosamente al embellecimiento de su sede metropolitana, costeando obras tan estimadas como el retablo de San Eufrasio y el tabernáculo del altar mayor. El hallazgo de su testamento permitió conocer que, asimismo, legó a la Catedral de Jaén no sólo su biblioteca, sino también un valioso misal mozárabe toledano.

En 1748 accedió al puesto de inquisidor general de España y de las Indias, en el que se mantuvo hasta su defunción, sustituyendo al obispo de Salamanca Felipe Bertrán. Al año siguiente sería admitido como miembro honorario de la Real Orden Española de Carlos III. El mismo año de esta designación, Melchor Gaspar de Jovellanos, como censor estatal, se opuso (el Santo Oficio podía publicar listas de libros prohibidos, pero desde 1766, siendo inquisidor general Quintano Bonifaz, la censura en su mayor parte quedaba bajo el control del Consejo de Castilla) a la publicación de la Alcira de Voltaire, por su contenido antiespañol.

Entre los años 1747 y 1807, la Inquisición condenó unos quinientos títulos de libros escritos en francés, correspondiendo en su mayor parte al período posterior a la Revolución Francesa. En el transcurso de estos años sólo apareció otro “Índice de Libros Prohibidos” (“Index Librorum Prohibitorum”) del propio inquisidor general (1790), que sería el último y que difería esencialmente del anterior. También en 1790, a instancias de José Moñino, conde de Floridablanca, publicó un edicto en el que se prohibía la circulación de impresos que propagaran las ideas revolucionarias.

El nuevo “Índice” habría de incluir no sólo todos los libros contenidos en la anterior impresión de 1747, sino que deberían añadirse los seleccionados durante cuarenta y dos años, hasta 1789.

Señalaba en su prólogo diferentes exposiciones realizadas por los inquisidores generales Vidal Marín (obispo de Ceuta), Antonio de Sotomayor (arzobispo de Damasco), Francisco Pérez de Prado (obispo de Teruel), y el propio Rubín de Ceballos (o Rubín de Cevallos), relativas a “la continua malicia de los herejes en afear la religión, la misión defensora del Santo Oficio de la Inquisición en conservar la pureza de la fe, el peligro del creciente número de libros de autores sectarios y el empeño de hombres arrogantes y soberbios en oponerse mediante escritos a la infalible doctrina de la Santa Madre Iglesia”.

Además de las citadas exposiciones, en diferentes momentos por estos inquisidores entre los años 1640 y 1747, y del presente de 1789, se presentaban dieciséis reglas (que describen las razones y sentido de las prohibiciones); tres mandatos (dirigidos a los libreros, tratantes, importadores e impresores), y diez advertencias (orientadas al fácil uso e inteligencia dispositiva).

Tras su fallecimiento, de cuya fecha discrepa Montijano Chico, que la sitúa el 8 de febrero, fue sepultado en la capilla de San Eufrasio que había fundado en la Catedral de Jaén. Le reemplazó, al frente del Santo Oficio, el arzobispo de Selimbria y obispo de Asturias, Manuel Abad y la Sierra.

 

Fuentes y bibl.: Informaciones aportadas por: Teófanes Egido López, de la Universidad de Valladolid; Francisco Javier Pastor Muñoz (Madrid), arqueólogo; Ayuntamiento de Dueñas (Palencia).

J. Alonso Burgos, El luteranismo en Castilla durante el siglo XVI, El Escorial (Madrid), Editorial Swan, Fundación Avantos & Hakeldama, 1984; H. Kamen, La Inquisición Española, Barcelona, Editorial Crítica, 1992; R. Rodríguez de Epra, “Reglas, mandatos y advertencias generales contenidas en el ‘Indice de libros prohibidos y mandados expurgar’ formado por mandatos del Inquisidor General Don Agustín Rubín de Ceballos y Señores del Supremo y Real Consejo de la Santa General Inquisición, para todos los Reynos y Señoríos del Católico Rey de las Españas, el Señor Don Carlos IV (1789)”, en Revista de la Inquisición, Madrid, Editorial Complutense, 1999; J. Pérez Villanueva y B. Escandell Bonet, Historia de la Inquisición en España y América Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 2000; J. M. Walker, Historia de la Inquisición Española, Madrid, Edimat, 2001; J. L. Barrio Moya, “Las donaciones del Obispo don Agustín Rubín de Ceballos a la catedral de Jaén”, en Boletín del Instituto de Estudios Giennenses, n.º 179 (2001), págs. 59-67; www.biografiasyvidas.com/biografia/r/rubin.htm ; http:/usuarios.Lycos.es/orestas/personaj.html ; File://D:/PerfilUsuario/fjpm3/Commadri/ MisVideos/conoze.CominquisidoresGenerales.htm.

 

Fernando Gómez del Val