Ayuda

Francisco Tutavila y del Rufo

Biografía

Tutavila y del Rufo, Francisco. Duque de San Germán (I), en el Reino de Nápoles. Nápoles (Italia), 1608 – 30.I.1679. Consejero del Consejo de Italia, del Consejo de Estado, del Consejo de Guerra y capitán general, caballero de la Orden Militar de Santiago, virrey de Navarra y de Cataluña durante la regencia de Mariana de Austria.

Era hijo de Octavio de Tutavila y Porfía del Rufo, nobles napolitanos. El último virrey durante la regencia de Mariana de Austria en Cataluña, fue Francisco de Tutavila, que ya antes había demostrado sus dotes políticas siendo gobernador de Cerdeña. Juró su cargo como virrey de Cataluña el día 17 de agosto de 1673, obteniendo la correspondiente credencial del nombramiento con fecha de 8 de mayo y prolongaría su mandato durante dos años más hasta 1675, por ser exonerado de su ejercicio trienal. Pertenecía al círculo clientelar de Juan José de Austria. Destacó como militar en la acción bélica contra Francia, dado que entraba en el Principado justo con la apertura del nuevo episodio de la guerra reiniciada el mismo año de 1673 y que duraría hasta la paz de Nimega de 1678. Dirigió una briosa ofensiva desde Cataluña para recuperar el Rosellón, en manos de los franceses desde la paz de los Pirineos, en un momento en que la corte española por vez primera decidía desplegar todos sus esfuerzos para reconquistarla. San Germán tomó medidas previsoras que se conocen por una consulta del Consejo de Aragón de 21 de febrero de 1674, para movilizar los somatenes catalanes y acaudilló con éxito éstos y las escogidas tropas reales. A pesar del fracaso de la conspiración españolista que se había preparado en Perpiñán durante los meses de marzo y abril del mismo año, el ataque de las tropas españolas, bien conducidas por el virrey, por el conde de Aytona, el maestre de campo de la Diputación del General y el gobernador de Cataluña, el rosellonés Gabriel de Llupiá, alcanzó algunos éxitos de relieve, ocupando todo el Vallespir. El día 27 de junio San Germán batía al general francés Schömberg y amenazaba directamente la llanura rosellonesa. Algunos destacamentos españoles llegaron hasta las mismas murallas de Perpiñán. Simultáneamente a su acción, el gobernador de la villa de Puigcerdá ocupaba la Cerdaña francesa y el alto Conflent, hasta las puertas de Vilafranca. Colaboraron muy eficazmente con estos éxitos militares los patriotas del Rosellón, llamados angelets, que atacaban a las tropas galas. Parecía que la dominación francesa sobre los condados catalanes ultrapirenaicos llegaba a su fin. Fueron publicados numerosos impresos que relataban minuciosamente los felices sucesos que habían tenido lugar por las armas del ejército de la Monarquía católica, y donde el papel de Tutavila había sido relevante. Pero pronto la guerra fronteriza cambió de signo. La necesidad de acudir con buena parte de las tropas que peleaban en Cataluña al nuevo frente de lucha abierto en Mesina, Sicilia, en la primavera de 1675, paró en seco la ofensiva del Rosellón. En ése año San Germán hubo de mantenerse a la defensiva. El peligro de invasión francesa del Principado, en el marco de la política expansionista del rey francés Luís XIV, definía la atmósfera política cuando San Germán abandonaba el cargo.

 

Bibl.: J. Mateu i Ibars, Los virreyes de los estados de la antigua Corona de Aragón. Repertorio biobibliográfico, iconográfico y documental, I, tesis doctoral, Barcelona, Universidad de Barcelona, 1960; J. Reglà i Campistol, Els virreis de Catalunya: els segles xvi i xvii, Barcelona, Vicens Vives, 1961; F. Soldevila, Història de Catalunya, II, Barcelona, Alpha, 1962; J. Lalinde, La institución virreinal en Cataluña, 1471-1716, Barcelona, Instituto de Estudios Mediterráneos, 1964; Manual de Novells Ardits vulgarment apellat Dietari del Antich Consell Barceloní, XV, Barcelona, Instituto Municipal de Historia, 1976; F. Sánchez marcos, Cataluña y el obierno central tras la guerra de los Segadores, 1652-1679, Barcelona, Publicaciones y Ediciones de la Universidad de Barcelona, 1983; J. M. Sans i Travé (dir.), Dietaris de la Generalitat de Catalunya, VII, dirección Barcelona, Generalitat de Cataluña, 2002.

 

Mariela Fargas Peñarrocha