Ayuda

Pedro Cerbuna Negro

Biografía

Cerbuna Negro, Pedro. Fonz (Huesca), 27.II.1538 – Calatayud (Zaragoza), 5.III.1597. Obispo de Tarazona.

Nació en la villa de Fonz, en el condado de Ribagorza, siendo sus padres Juan Cerbuna y Leonor de Negro, de condición hidalga y en posesión de bienes de fortuna. Estudió las primeras letras en su villa natal, Retórica en Monzón (Huesca), y Filosofía en Valencia, donde alcanzó el grado de bachiller el 11 de noviembre de 1559. El estudio de la Teología lo hizo entre Valencia y Salamanca, obteniendo el título de bachiller en Lérida, el 1 de septiembre de 1563, ciudad en la que fue ordenado de presbítero al año siguiente. Fue profesor del seminario y vicario general de la diócesis ilerdense hasta 1575, año en que pasó a Huesca, donde desempeñó los cargos de visitador del obispado, oficial eclesiástico de pías causas y racionero de su catedral. Desde el 10 de noviembre de 1568 era también canónigo de la Seo de Zaragoza, diócesis en la que fue vicario general y comisario del Santo Oficio. El 14 de mayo de 1572 tomó posesión de la dignidad de prior del cabildo metropolitano de Zaragoza, siendo también diputado del reino de Aragón.

En su condición de prior del cabildo presentó sus respetos en febrero de 1582 a la emperatriz María, hermana de Felipe II, a su paso por Zaragoza.

Desde 1335 funcionaba en Zaragoza un estudio que en 1474 fue elevado por el papa Sixto IV a la categoría de estudio general de artes, precedente de la universidad que en 1542 se creó por decisión del emperador Carlos V. Sin embargo, al no procurarle los recursos necesarios, la erección de la universidad no pasó a ser una realidad hasta que en 1583 Pedro Cerbuna dotó sus cátedras, renovó sus edificios y redactó para ella unos estatutos, aprobados el 20 de mayo de 1583.

Del 29 de noviembre de este mismo año es el primer graduado de la nueva universidad de Zaragoza, que no es otro que el mismo Cerbuna, por incorporación de su grado de licenciado. A pesar de la rivalidad de la universidad de Huesca, favorecida por Felipe II, el nuevo centro universitario salió adelante, contando hasta su muerte con el apoyo del fundador.

En 1585 fue presentado por el rey para el obispado de Tarazona (Zaragoza), siendo consagrado en Monzón, donde se habían reunido las cortes generales del reino, el 24 de noviembre de ese año. El 21 de diciembre entró en su diócesis y en ella fundó el colegio de los jesuitas, puesto bajo la advocación del mártir san Vicente, y el seminario diocesano de San Gaudioso. Durante su pontificado, en 1588, se terminó la obra de la torre de la catedral turiasonense.

En diciembre de 1586 fue nombrado por el papa Sixto V administrador apostólico del obispado de Calahorra (La Rioja), cargo que desempeñó hasta agosto del año siguiente. Murió en Calatayud, dentro de los confines de su diócesis, en olor de santidad, siendo enterrado en la capilla mayor de la colegiata de Santa María de Calatayud. Se le atribuye la publicación de varios libros, que ha sido imposible localizar, salvo las tres cartas literarias publicadas por el cronista Diego José Dormer, ya que las demás obras no parecen haber visto nunca la luz.

 

Obras de ~: D. J. Dormer, Progressos de la Historia en el Reyno de Aragón, ed. de ~, Zaragoza, Imprenta Herederos de Diego Dormer, 1680, págs. 437-439.

 

Bibl.: F. Fita Colomé, “San Luis Gonzaga en Zaragoza y Madrid”, en Boletín de la Real Academia de la Historia, XVIII (1891), pág. 57; E. Araguás, “Cerbuna Negro, Pedro”, en Q. Aldea Vázquez, T. Marín Martínez y J. Vives Gatell (dirs.), Diccionario de Historia Eclesiástica de España, vol. I, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto Enrique Flórez, 1972, pág. 399; J. F. Criado Mainar, “El universo cultural de Pedro Cerbuna, obispo de Tarazona (Zaragoza), a partir de un inventario post mortem de su biblioteca: 1597”, en Turiaso, n.º 13 (1996), págs. 137-184.

 

Miguel C. Vivancos Gómez, OSB