Ayuda

Antonio Cordeses

Biografía

Cordeses, Antonio. Olot (Gerona), 30.VII.1518 – Sevilla 16.V.1601. Jesuita (SI), escritor espiritual (promotor de la oración “afectiva”), teólogo.

Antes de ingresar en la Compañía de Jesús en 1545, ejerció como notario en Barcelona, donde había estudiado Leyes y Cánones. Ordenado de sacerdote en 1550, fue nombrado rector de Gandía en 1553 después de dedicarse a la docencia, como graduado en Artes, en el colegio de la Compañía en dicha ciudad.

En 1555, obtuvo el doctorado en Teología. Desde entonces Cordeses desempeñó numerosas responsabilidades de gobierno tanto en la provincia de Aragón como en la de Toledo, de las que fue provincial en sendas ocasiones (1560-1566; 1573-1578, respectivamente).

Desde 1581 residía en Sevilla, donde ejerció otros cargos hasta 1594, fecha en que fue relevado por motivos de salud. Como rector de Gandía y luego provincial de Aragón impulsó el apostolado entre los moriscos. Destacó como confesor y asiduo visitante de enfermos. Durante la peste de Gandía en 1560 había atendido estrechamente a los afectados. De nuevo en 1601, con ochenta y dos años, se aprestó a colaborar en la atención a los apestados de Sevilla, tarea en la que perdió la vida contagiado de la enfermedad.

Antonio Cordeses encarna uno de los aspectos contradictorios de los primeros jesuitas en un momento en que el Instituto recién aprobado por el papa Paulo III empieza a configurarse y a extenderse con enorme rapidez con los consiguientes problemas de organización y unidad espiritual.

Cordeses llega a Gandía en unas fechas de enorme tensión. El ambiente espiritual creado en la ciudad valenciana en torno a la figura de Francisco de Borja obliga a intervenir personalmente al fundador Ignacio de Loyola en 1548 a fin de reconducir una situación proclive a una excesiva interioridad con tendencias a la vida eremítica. En estos años y en esta atmósfera en Cordeses probablemente va germinando una espiritualidad basada en un tipo de oración de raíz fuertemente afectiva que en ningún momento fue explícitamente rechazada por los superiores jesuitas. Tras la muerte de Francisco de Borja (1573), convertido en tercer General de la Compañía de Jesús, el cual ya le había advertido sobre los riesgos de sus planteamientos en 1569, el nuevo superior, Everardo Mercuriano, tomó cartas en el asunto y en 1574 reconvino a Cordeses sobre el modo de la oración afectiva que enseñaba, pues apartaba del celo apostólico propio de la Compañía en favor de la contemplación, así como hacía uso de los Ejercicios para alentar una forma de orar diversa.

Prueba de que la nueva situación espiritual española había cambiado, con la Inquisición vigilando estrechamente cualquier atisbo de alumbradismo, poco después fueron empleados casi los mismos argumentos para reducir la doctrina de Baltasar Álvarez sobre la oración de silencio (1577-1578). Como también haría éste, Cordeses obedeció y continuó ejerciendo sus cargos con una fidelidad completa a las indicaciones de Mercuriano, como lo demuestra su aplicación como provincial de Toledo del Índice de 1575 dictado por su superior general.

Su obra escrita permaneció inédita en vida. En 1607, fue publicada una traducción al italiano de su Itinerario de la perfección.

 

Obras de ~: Itinerario della perfectione christiana, diviso in sette giornate, Florencia, 1607 (trad. Guía teórico-práctica de la perfección cristiana, I, intr. de A. Yanguas, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1953).

 

Bibl.: P. Dudon, “Les idées du P. Antonio Cordeses sur l’oraison”, en Revista de Archivos y Museos, 12 (1931), págs. 97- 115; y 13 (1932), págs. 17-33; A. Yanguas, “Vida y escritos”, en A. Cordeses, Guía teórico-práctica de la prefección cristiana, op. cit., págs. 7-36; P. de Leturia, “Cordeses, Mercuriano y lecturas espiritales de los jesuitas en el siglo xvi”, en Estudios ignacianos, vol. II, Roma, Institutum Historicum Societatis Iesu (IHSI), 1957, págs. 333-378; B. Bravo, “El ‘Itinerario de la perfección cristiana’”, en Manresa, 31 (1959), págs. 115-138, 235-260 y 335-352; y 33 (1961), págs. 239-252; M. Ruiz Jurado, “Cordeses, Antonio”, en Ch. E. O’Neill y J. M.ª Domínguez, Diccionario Histórico de la Compañía de Jesús. Biográfico-Temático, vol. I, Madrid-Roma, IHSI-Universidad Pontificia Comillas, 2001, págs. 952-953.

 

Armando Pego Puigbó