Ayuda

Pedro Texeira Albernas

Biografía

Texeira Albernas (o Albernaz), Pedro. Lisboa (Portugal), c. 1595 – Madrid, 13.IV.1662. Cartógrafo, marino e ingeniero militar.

Pedro Texeira nació en el seno de una importante familia de cartógrafos portugueses. Era hijo del cosmógrafo mayor del Reino de Portugal, Luis Teixeira, y nieto, por parte de padre, del canciller mayor del Reino luso, Juan Teixeira. De acuerdo con un memorial redactado en 1650, su labor al servicio de la Corona española empezó en torno a 1615. Entre este año y 1621, Texeira sirvió en la Armada Real y Galeras de España a las órdenes del príncipe Emanuele Filiberto de Saboya, primo de Felipe III, quien la dirigió hasta 1621. Como premio a sus servicios, alcanzó la llave de la cámara del príncipe piamontés, después de haberle servido en la Jornada de Italia. A continuación, recibió patente de corso. Por su formación como ingeniero y cartógrafo, recibió el encargo de la Junta de Fortificación de reconocer distintas fortificaciones, lo mismo en el norte de África —donde desaconsejó la construcción del Puerto del Rey— como en la Península, al menos en Cartagena.

Su primera actividad conocida como cartógrafo, y también su primer trabajo de importancia, lo realizó entre 1618 y 1619, encargándose de elaborar los mapas del descubrimiento de los estrechos de Magallanes y San Vicente por orden del Consejo de Indias y la Junta de Guerra. La expedición marina fue dirigida por los hermanos Nodal y contó con la colaboración de Pedro Texeira y de su hermano João. No consta si tomaron parte en la expedición o sólo en la elaboración de los mapas, pero a su regreso fue publicada una Relación (Madrid, 1621) que incluía el mapa titulado Reconocimiento de los estrechos de Magallanes y San Vicente, firmado por Pedro Teixeira e Albernas. Éste es el primer trabajo cartográfico suyo que se conoce.

Desde ese momento, el portugués estableció su domicilio en Madrid, aunque nunca llegara a avecindarse en la ciudad y por lo tanto a naturalizarse castellano.

El 20 de noviembre de 1619 contrajo matrimonio con Eugenia Salazar en la parroquial de San Martín, actuando de testigo el capitán Bartolomé García de Nodal. El matrimonio tendría dos hijos: Francisca, y Antonio. A partir de este momento, castellanizó su apellido y pasó a ser conocido como “Texeira” —lo que permite distinguirle de sus homólogos portugueses—, dando comienzo entonces una densa e importante labor como cartógrafo al servicio de la Corona, que le convierte en uno de los más prolíficos cartógrafos de la España moderna.

Los encargos fueron muy numerosos y de gran responsabilidad estratégica. En 1620 se integró como cosmógrafo militar en la comisión organizada y presidida por João Baptista Lavanha que iba a realizar un mapa del Reino de Portugal que no llegó a concluirse hasta 1630, y sólo se imprimió en 1662 como Descripción del Reyno de Portugal y de los Reynos de Castilla que parten por su frontera. En 1622 fue involucrado por el propio Lavanha en la denominada “Comisión del Mapa”, una expedición dirigida desde Madrid y que debían llevar a cabo, además de Pedro Texeira, los capitanes Pedro Fernández Manjón y Gabriel de Santa Ana. La expedición contemplaba en un principio la realización de un nuevo mapa de la Península Ibérica, además de una descripción de sus poblaciones a la manera de las Relaciones Topográficas de Felipe II. La expedición comenzó su trabajo por Fuenterrabía a finales de agosto de 1622. La muerte de Lavanha en 1624 y el progresivo abandono del resto de los expedicionarios fueron dejando el trabajo en sus manos. Texeira recondujo entonces la empresa, centrándola en la labor cartográfica y sólo en la línea costera. Resultado de este proyecto de larga duración se conserva, en primer lugar, un pequeño Atlas manuscrito (después de 1626) realizado para Diego Mejía, marqués de Leganés; éste incluye nueve mapas de la costa cantábrica, además de un mapamundi y un mapa de España (Biblioteca de la Universidad de Uppsala). En 1630 la tarea de recogida de datos se había concluido y Texeira se recluyó en Madrid, donde preparó la realización de un atlas para Felipe IV. Éste fue presentado para su aprobación el 27 de marzo de 1634, nunca fue impreso y se conserva en una única copia de la Hofbibliothek de Viena (Codex Miniatus 46). Su título es Descripción de España y de las costas y puertos de sus reynos. Por don Pedro Texeira Albernas. Cavallero del abito de Christo. Tiene ochenta y siete folios, y un total de ciento dos mapas, organizados de acuerdo con los Reinos de España, alternando los mapas costeros con las vistas a vuelo de pájaro (corografías) de los puertos más importantes del Reino. Vinculado al Atlas de Felipe IV, Pedro Texeira compuso unas breves relaciones topográficas de estos puertos —Descripción de las costas de España— que con pequeñas variantes se conoce en varios manuscritos (Biblioteca Nacional de España, British Library, Biblioteca Casanatense, Hofbibliothek de Viena).

Su responsabilidad al frente de la Comisión del Mapa entre 1622 y 1630 fue alternándose con otros encargos de la Corona. Así, a finales de 1625 se encontraba en Málaga responsabilizado de la revisión de sus fortificaciones por orden de Pedro Pacheco, del Consejo de Guerra. En Málaga realizó una planta de la ciudad, otra del fuerte de la Trinidad, y planteó un nuevo programa para su defensa. A su regreso a Madrid, y una vez concluido el citado Atlas, Texeira recibió de Felipe IV un salario anual de 120 cruzados con cargo a la nómina de caballeros portugueses del Consejo de Portugal, con la obligación de quedar al servicio de la Corona en cualquier tarea de cosmografía que pudiera serle encomendada. En 1635 solicitó el puesto de ayuda de Cámara del Rey, que le fue denegada. En 1637 le fue concedido el de ayuda de guardarropa del cardenal-infante con llave de ayuda de Cámara, aunque lo rechazó aduciendo que no quería abandonar el servicio del Rey. Volvió a intentarlo en 1638, de nuevo sin éxito.

En 1636-1637 fue destinado al País Vasco y Reino de Navarra ante las previsiones de un inminente ataque francés. Por orden de la Junta de Ejecución y del arzobispo de Burgos y virrey de Navarra, Fernando de Andrade y Sotomayor, reconoció los puertos de montaña y los pasos de Francia, realizando mapas de las plazas y fortificaciones de la villa de Burguete y el valle de Carlos, así como del valle de Baztán y el fuerte de Maya (Archivo General de Simancas). El siguiente encargo, de mayor relieve, sucedió en 1638, cuando fue enviado junto a los ingenieros Marco Antonio Gandolfo y Jerónimo Íñiguez de Soto para realizar un informe de la defensa global de la costa vasca entre Fuenterrabía y Pasajes de San Juan. El informe final incluye un proyecto estratégico de defensa, un mapa general de la costa y cinco proyectos para la defensa de sus plazas (Biblioteca Foral de Vizcaya).

En la década siguiente, sus responsabilidades le llevaron de nuevo por toda la geografía peninsular: en 1640 se le requirió para que marchara a Poblet con motivo de la convocatoria de las Cortes de la Corona de Aragón, para reconocer los puertos del Reino. Sorprendido por la rebelión, se desplazó a la frontera de Portugal, donde en 1641 inspeccionaba las defensas, preparaba un tren de artillería y continuaba en el trabajo del mapa de Portugal. En 1642 fue llamado a Zaragoza, donde permaneció realizando plantas y diseños al menos hasta 1645. Finalmente, en 1650 remitió a la Junta tres mapas, de Aragón, Valencia y Cataluña.

Los últimos años de su vida transcurrieron en Madrid, donde mientras hacía lo posible para que el Estado saldara con él las deudas que había contraído a lo largo del tiempo, Texeira se concentró en uno de los proyectos más ambiciosos de su vida, la inmensa y riquísima Topographia de la villa de Madrid, grabada en 1656 por Salomón Savery, y editada en Amberes por Jan y Jacob van Veerle, resultado de la labor desempeñada durante toda la primera mitad de la década de 1650. Se trata de uno de los más importantes mapas urbanos de la Europa moderna, por su enorme tamaño (2,850 por 1,800 metros en veinte planchas), pero sobre todo por la calidad de su ejecución y por la extraordinaria riqueza de la información que aporta.

Pedro Texeira otorgó testamento en Madrid el 6 de julio de 1660. Murió el 13 de abril de 1662 en sus casas de la calle del Prado, siendo enterrado en la iglesia de San Martín, de la que era parroquiano. El inventario de sus bienes realizado el 18 de septiembre de 1662 prueba la relativa modestia en la que vivió sus últimos años.

 

Obras de ~: Descripción de España y de las costas y puertos de sus reynos. Por ~. Cavallero del abito de Christo, 1634 (Hofbibliothek, Viena, codex miniatus 46); Topographia de la villa de Madrid / Descripta por ~ año 1656 [...] Salomon Savery Fecit, Antverpiae, Cura et solisitudine Ioannis et Iacobi van Veerle, 1656.

 

Bibl.: A. Blázquez, “Descripción de las costas y puertos de España de Pedro Teixeira Albernas”, en Boletín de la Real Sociedad Geográfica, LII (1910), págs. 36-138 y 180-283; A. Cortesāo y A. Texeira da mota (eds.), Portugaliae Monumenta Cartographica, vol. IV, Lisboa, 1960, págs. 153-160; R. Alvargonzález Rodríguez (ed.), Pedro Teixeira. Compendium Geographicum, Oviedo, Fundación AlvarGonzález- Museo Naval, 2001; F. J. Marín y J. Ortega, 16 documentos de Pedro Texeira Albernaz en el Archivo de Protocolos de Madrid, Madrid, Comunidad de Madrid, 2002; F. Pereda y F. Marías, El Atlas del Rey Planeta. La ‘Descripción de España y de las costas y puertos de sus reinos’ de Pedro Texeira (1634), Nerea, Fuenterrabía, 2003 (3.ª ed.); “De la cartografía a la corografía: Pedro Texeira en la España del Seiscientos”, en Ería, 64-65 (2004), págs. 129-157.

 

Felipe Pereda Espeso