Ayuda

Michael Florent van Langren

Biografía

Langren, Michael Florent van. Mechlin o Amberes (Bélgica), c. 1600 – Bruselas (Bélgica), 1675. Astrónomo, cartógrafo, ingeniero.

Van Langren pertenecía a una familia holandesa de cartógrafos y constructores de esferas. Iniciado probablemente por su padre en Matemáticas y Astronomía, le sucedió como cosmógrafo y matemático del rey de España. Sus primeros trabajos astronómicos estuvieron relacionados con el problema de determinar la longitud en el mar. La idea de Van Langren era utilizar, en lugar de los eclipses lunares, las fases de la Luna. Basaba su procedimiento en que el Sol, de la luna nueva al plenilunio, ilumina progresivamente las diferentes formaciones lunares de Este a Oeste, desapareciendo estas mismas formaciones en el transcurso de las dos últimas fases lunares. En 1625 creyó haber resuelto el problema y se lo mencionó a la princesa Isabel Clara Eugenia, regente de los Países Bajos españoles. Varios años después solicitó la aprobación de dos destacados científicos, Erycius Puteanus y Godfried Wendelin, que obtuvo en 1631. Con estas recomendaciones, Isabel lo envió a Madrid con una carta de recomendación para su sobrino Felipe IV. Van Langren aspiraba obtener el premio prometido por Felipe III y Felipe IV al inventor de un método seguro para determinar las longitudes geográficas en el mar. El rey Felipe IV se interesó por los trabajos de Van Langren y observó con él el cielo y la Luna a través de su telescopio.

Fernando de Contreras, secretario del Consejo Real de las Indias, no fue, sin embargo, tan favorable al astrónomo belga. A pesar de varias aprobaciones, entre ellas la de Jean Charles de La Faille, no se tomó ninguna decisión y Van Langren no quiso explicar con detalle su método antes de asegurarse la recompensa.

Finalmente, en 1634, tuvo que regresar a los Países Bajos sin haber obtenido nada definitivo. No obstante hizo imprimir unas Advertencias [...] a todos los profesores y amadores de la matemática tocantes a la proposición de la longitud por mar y tierra, que ha hecho a su magestad catolica (Madrid, febrero de 1634), dejando a La Faille encargado de distribuirlas y de defender sus intereses. Años después, estando ya en los Países Bajos, publicó, sobre este tema y también en castellano, La verdadera longitud por mar y tierra: demostrada y dedicada a Su Mag.d Catholica Philipo IV [...] Con las censuras y pareceres de algunos renombrados y famosos mathematicos deste siglo [...] (1644). El procedimiento de Van Langren fallaba debido, entre otras razones, a que las formaciones lunares no aparecen instantáneamente sino gradualmente.

Van Langren es autor del primer mapa publicado de la Luna con una nomenclatura de las formaciones (cráteres, mares, montañas...) basada en los nombres de personajes relevantes: reyes, príncipes, políticos, científicos, exploradores, líderes religiosos y santos, titulado Plenilunii Lumina Austriaca Philippica. Van Langren representó los cráteres como si estuvieran iluminados por el Sol matutino, una técnica que aún se usa en los mejores mapas lunares.

Van Langren también desarrolló actividades de ingeniero.

En un informe de 1626 sobre el proyecto de un canal Rin-Meuse-Demer se le cita entre los técnicos consultados. En 1627 grabó un mapa del recorrido del canal. Durante su estancia en Madrid, Van Langren propuso también diversas invenciones de carácter militar. Era asimismo un cartógrafo competente.

En la edición de su Atlas de 1627 Blaeu publicó su mapa de la “Fossa Sanctae Maniae” y en la edición de 1635 tres mapas titulados Prima, Secunda, Tertia Pars Brabantiae, es decir, de las regiones de Lovaina, Bruselas y Amberes, además de un mapa titulado Mechlinae dominium et Aerchot ducatus.

Tras su retorno de Madrid publicó un calendario perpetuo. En 1640 publicó su invención de un arma (fusil y cañón) de tres tiros consecutivos y un planetario.

En 1644 dio a conocer sus planos para preservar a Bruselas de las frecuentes inundaciones causadas por el Sena. Este y otros proyectos, por los que se vio envuelto en controversias, no se llevaron a cabo nunca.

En 1652 publicó sus observaciones del cometa de ese año y continuó sus actividades, sobre todo como ingeniero y cartógrafo, con trabajos como los de mejora del puerto de Ostende (1650, 1659, 1660, 1670) y de Dunqueque (1653); unión entre la “Fossa Leopoldina” (el canal Sambre-Sena) y la “Fossa Carolina” (el canal Bruselas-Willebroeck) y un método para eliminar los olores pestilenciales y nauseabundos de Amberes causados por las aguas de sus canales.

 

Obras de ~: Advertencias de ~ matemático de su majestad, a todos los profesores y amadores de la matemática tocantes a la proposición de la longitud por mar y tierra, que ha hecho a su majestad católica, Madrid, 1634; La verdadera longitud por mar y tierra: demostrada y dedicada a Su Mag.d Catholica Philipo IV [...] Con las censuras y pareceres de algunos renombrados y famosos mathematicos deste siglo [...], s. l. (1644); Plenilunii Lumina Austriaca Philippica, 1645; Observation astronomique du comète comencé au mois de décembre, en l’an M.DC.LII, s. l., 1652.

 

Bibl.: A. Wauters, “Michel-Florent van Langren”, en Biographie nationale [...] de Belgique, vol. XI, Bruxelles, 1890-1891, págs. 276-292; O. Van de Viver, “Lettres de J.-Ch. della Faille, S. I., cosmographe du roi à Madrid, à M.-F. Van Langren, cosmographe du roi à Bruxelles, 1634-1645”, en Archivum Historicum Societatis Iesu, 46 (1977), págs. 73-186; E. A. Whitaker, Mapping and Namming the Moon. A History of Lunar Cartography and Nomenclature, Cambridge, University Press, 1999.

 

Víctor Navarro Brotons