Ayuda

Julián Gómez Fernández

Biografía

Gómez Fernández, Julián. Silverio de Santa Teresa. Escóbados de Arriba (Burgos), 8.III.1878 – Mazatlán (México), 11.III.1954. Carmelita descalzo (OCD), historiador general de la Orden, prepósito general de los descalzos de Santa Teresa.

De familia cristiana muy religiosa, fueron trece hermanos, de los cuales cinco murieron de niños; de los otros ocho, siete abrazaron la vida religiosa en el Carmelo: cinco religiosos y dos monjas de clausura. El mayor de todos era Julián. Pasó sus primeros años en compañía de un tío suyo sacerdote y párroco del lugar. En el curso de 1889-1890 comenzó a frecuentar la preceptoría de don Manuel en Villaescusa de Butrón, y allí estudió los tres primeros años de Humanidades. En septiembre de 1892 envió una instancia al rector del seminario conciliar para pedir su ingreso. Se le concedió, y allí siguió los tres años de Filosofía. Al terminar el tercer curso se encaminó al noviciado carmelitano de Larrea, contando con el permiso de sus padres ya hacía dos años. Vistió el hábito en julio de 1895 tomando el nombre de fray Silverio de Santa Teresa. Profesó al año siguiente el 5 de julio de 1896. Completó sus estudios filosóficos en Marquina. Y en 1899 comenzó en Burgos los de Teología. Hecha su profesión solemne o definitiva en 1899, se ordenó de sacerdote en julio de 1902. Al iniciar la Orden un ensayo de colegio internacional en Roma, allá fue enviado Silverio en 1902 y siguió clases en la Gregoriana y en el colegio de Propaganda Fide, donde, al término de cada curso, se les examinaba en casa. Desde Roma enviaba, en 1903-1904, articulitos a modo de cartas comentando noticias o acontecimientos de la urbe, que se publicaban en la revista El Monte Carmelo de Burgos. Tuvo mucha suerte, pues le tocaron los más excelentes profesores en España y en Roma. El padre general, viendo el saber y las cualidades de Silverio, le designó como profesor de Teología en Nápoles, pero no llegó a ocupar la cátedra, porque desde su provincia religiosa de España se le requería para otros grandes planes. El colegio internacional se disolvió en 1905. Antes de reintegrarse a España recorrió, en ampliación de estudios, centros científicos en varias naciones, especialmente en Alemania e Inglaterra. Vuelto a la patria en 1905 siguió formándose, ya con vocación decidida de historiador. En 1906 se hizo cargo de la dirección de la revista El Monte Carmelo hasta 1912, escribiendo en ella en esos años cantidad de artículos, como ya había comenzado a hacer en 1903-1905.

En 1919 comenzaba a tomar parte en el gobierno de la provincia de San Joaquín de Navarra a la que entonces pertenecía, siendo elegido definidor provincial. Asistió en 1911 al Congreso Eucarístico Internacional de Madrid en calidad de asesor de prensa; en 1913 participó en el Capítulo General de la Orden en Roma y a continuación en el Congreso Eucarístico Internacional en Malta. De aquí pasó al Monte Carmelo y Palestina. En 1913 fue nombrado por los superiores generales de Roma historiador general de la Orden, encomienda que cumplió con toda entrega y amplitud. Investigador nato, fue preparando la edición de Obras Completas de Santa Teresa y acumulando los materiales necesarios para la Historia del Carmen Descalzo que tenía en la mente.

En 1915, año centenario del nacimiento de Santa Teresa, inició la Biblioteca Mística Carmelitana con el primer tomo de las obras de Santa Teresa. En mayo de 1915 fue nombrado académico correspondiente de la Real Academia de la Historia. En ese mismo año presentó su trabajo Bibliografía Teresiana, que obtuvo el Premio Extraordinario Medalla de Oro de la Real Academia de la Lengua en 1918. En ese mismo año se le eligió prior del convento de Burgos y en 1920 se le reconfirmó en su nombramiento de historiador general de la Orden.

En 1922 comenzó a escribir la Historia del Carmen Descalzo en España, Portugal y América, que coronó con el último tomo, el XV. Con ocasión del centenario de la canonización de Santa Teresa, 1622, se prodigó como nadie en discursos, conferencias, escritos. Asistió en Salamanca a la declaración de doctora de la santa por la Universidad salmantina y acompañó al rey Alfonso XIII en la imposición del birrete a la doctorada en Alba de Tormes. Obtuvo varios premios y distinciones en certámenes teresianos en Sevilla, Madrid, etc. Fue uno de los que acompañaron a Alfonso XIII en su viaje por las Hurdes en 1922. Otro gran viaje mucho más largo fue el que emprendió con el cardenal Benlloch por Hispanoamérica: Uruguay, Argentina, Chile, Perú, Colombia y Cuba.

De vuelta en España, se embarcó en otro viaje de investigación por la Península en preparación de su edición de las Obras de San Juan de la Cruz. En 1933 se le eligió provincial de la nueva provincia de San Juan de la Cruz de Burgos; en 1937 fue nombrado primer definidor general; en 1946 quedó como vicario general por la muerte trágica del padre general en Estados Unidos; y en 1947, en el Capítulo General que él tuvo que convocar, salió elegido prepósito general de la Orden. En 1947 le llegó el nombramiento de miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En cumplimiento de sus deberes de prepósito general moría en Mazatlán (México) en 1954.

Sus restos descansan en Roma, en el colegio internacional de la Orden, cuya primera piedra puso él mismo en 1950. “La gran página biográfica de este hombre está escrita por su propia pluma. La mole de libros por él compuestos ha llenado la mayor y mejor parte de la jornada de su existencia; Muy pocas de esas páginas son netamente autobiográficas. Pero la transparencia de su purísimo castellano, aprendido y escrito en el corazón de Castilla, es reveladora no ya de episodios aislados de su itinerario, sino de su interior, de sus ideales y de su alma tan genuinamente castellana como el lenguaje que la trasparenta y tan rendidamente teresiana como sus mejores libros sobre la Santa” (padre Tomás).

 

Obras de ~: El precepto del amor. Estudio histórico-crítico de la caridad cristiana y de sus relaciones con la legal y la filantropía, Burgos, Monte Carmelo, 1913 (2.ª ed. 1940); Obras de Santa Teresa de Jesús, ed. y anotadas por ~, Burgos, Monte Carmelo, 1915-1924, 9 ts. (col. Biblioteca Mística Carmelitana); Resumen histórico de la restauración de los Carmelitas Descalzos en España, 1868-1918, Burgos, Monte Carmelo, 1918; Obras de san Juan de la Cruz, Doctor de la Iglesia, ed. de ~, Burgos, Monte Carmelo, 1929-1931, 5 ts. (col. Biblioteca Mística Carmelitana); Obras del P. Jerónimo de la Madre de Dios, ed. de ~, Burgos, Monte Carmelo, 1932-1933, 3 ts. (col. Biblioteca Mística Carmelitana); Procesos de beatificación y canonización de Sta. Teresa de Jesús, ed. de ~, Burgos, Monte Carmelo, 1934-1935, 3 ts. (col. Biblioteca Mística Carmelitana); Historia del Carmen Descalzo en España, Portugal y América, Burgos, Monte Carmelo 1935-1952 [contiene: I. Santa Teresa en el siglo y monja en la Encarnación (1515-1561), 1935; II. Santa Teresa en San José de Ávila (1562-1567), 1935; III. La Reforma se extiende (1567-1576), 1936; IV, La Descalcez independiente, Últimas fundaciones. Muerte de la Santa (1577-1582), 1936; V. San Juan de la Cruz (1542-1591), 1936; VI. Fray Jerónimo Gracián (1545-1614). Fray Nicolás Doria (1539-1594), 1937; VII. Fundación de nuevos conventos, 1937; VIII. La Reforma en el extranjero. Biografías y fundaciones (1600-1618), 1937; IX. Los estudios en la Reforma. Vidas de venerables. Nuevas fundaciones (1619-1650), 1940; X. Cuestiones con las Provincias de San Felipe y San José. Fundaciones y biografías (1643-1681), 1942; XI. Los Descalzos en el Virreinato del Perú. Nuevas fundaciones y biografías (1628-1742); XII. Asuntos interiores de las Provincias de España. La de San Felipe se erige en Congregación aparte. Modernización de las leyes. Invasión napoleónica (1742-1812), 1946; XIII. Se suprime la Orden en España. Su restauración (1812-1926), 1946; XIV. La Descalcez teresiana en América (1879-1948), 1949; XV. Restauración de la orden en Portugal. La guerra de liberación, en España. Fundaciones y biografías (1927-1951), 1952].

 

Bibl.: O. Rodríguez, “El P. Silverio y su magna obra Historia del Carmen Descalzo”, en El Monte Carmelo (MC), 41 (1937), págs. 57-71, 42 (1938), págs. 18-22; “Bodas de Oro de la profesión religiosa de N. M. R. P. Silverio de Santa Teresa, Vicario General OCD”, en MC, 50 (1946), págs. 408- 412; Zelo zelatus sum, in honorem Rev. Adm. P. Silverii a S. Teresia LXXXI Praepositi Generalis Fratrum Carmelitarum Discalceatorum quinquagesimum al inito sacerdotio annum feliciter peragentis, 1902-1952, Romae, Apud Curiam Generalitiam Carmelitarum discalceatorum, 1952; S. de la Sagrada Familia, “Bibliografía del M. R. P. Silverio de Santa Teresa OCD”, en Zelo zelatus sum (libro homenaje al padre Silverio por sus bodas de oro sacerdotales en 1952), Romae, Apud Curiam Generalitiam Carmelitarum Discalceatorum, 1952, págs. 65-152; B. de San José, “El Rvdmo. P. Silverio de Santa Teresa, LXXXI Prepósito General de los Carmelitas Descalzos”, en MC, 62 (1954), págs. 133-154; V. de la Cruz, Fray Silverio de Sta. Teresa. Su vida, su obra y su gobierno, Burgos, Tipografía de la Editorial “El Monte Carmelo”, 1962; A. de la Inmaculada, “Acción y presencia del Carmen Descalzo en el siglo xx. Reflexiones en torno al magisterio y a la obra del M. R. P. Silverio de Santa Teresa”, en MC, 72 (1964), págs. 45-109; “Suplemento a la Bibliografía del M. R. P. Silverio de Santa Teresa, OCD”, en MC, 72 (1974), págs. 111- 145; T. Álvarez, “El P. Silverio y los estudios teresianos”, E. Pacho, “Una obra de frontera. Contribución de Silverio de Santa Teresa al sanjuanismo”, V. de la Cruz, “Rvdmo. P. Silverio de Santa Teresa. Fundamentos y razones de su personalidad”, D. Fernández de Mendiola, “El P. Silverio y el Carmelo Teresiano en España en las últimas décadas del siglo xix y primeras del xx”, y E. Gil de Muro, “El estilo es el hombre. Un escritor vocaciona”, en MC, 112 (2004), págs. 435-438, págs. 449-484, págs. 331-383, págs. 385-418 y págs. 419-433, respect.

 

José Vicente Rodríguez Rodríguez, OCD