Ayuda

Cristóbal de Moscoso Montemayor y Córdoba

Biografía

Moscoso Montemayor y Córdoba, Cristóbal de. Duque de Algete (I). ?, c. 1653 – Madrid, 27.I.1749. Militar, capitán general de los Reales Ejércitos y político castellano.

Hijo de Juan de Moscoso, VI señor de Las Torres de Alcorrín, y de Beatriz de Eslava, señora del mayorazgo homónimo. Con una dilatada trayectoria al servicio de Carlos II y Felipe V, Cristóbal de Moscoso obtuvo su primer reconocimiento en 1683, año en el que le fue concedido el título de condado a su señorío de Las Torres de Alcorrín. Iniciado en la carrera militar, su figura política comenzó a adquirir una gran relevancia con la muerte de Carlos II y la llegada a Castilla del pretendiente Felipe de Anjou. Alineado a favor de este último durante la Guerra de Sucesión, Cristóbal de Moscoso se reveló como uno de los mandos más capaces del ejército borbónico, lo que le procuró un rápido ascenso político. Nombrado virrey de Valencia, aunque de forma testimonial, durante unos pocos meses entre 1706 y 1707, tras la batalla de Almansa recibió como recompensa el señorío de la Albufera y la villa y marquesado de Cullera, posesiones tradicionalmente ligadas a la Corona, cuya enajenación provocó una fuerte controversia. Reconocido como gentilhombre de la Cámara del Rey y miembro del Consejo Supremo de Guerra, con el afianzamiento político de Felipe V desempeñó sucesivos cargos de importancia dentro del escalafón militar. Comisario general de la Infantería y Caballería de España, y capitán general de los Reales Ejércitos, fueron las ocupaciones más destacadas de Moscoso durante esta etapa, aunque sólo el preámbulo de su nombramiento como virrey y regente del Consejo Real de Navarra en 1722.

Encargado de estabilizar la situación política en este territorio, el primer conde de Las Torres llevó a cabo una importante tarea política al comienzo del virreinato, que cristalizó en las Cortes navarras celebradas entre 1724 y 1726. Su vertiente militar no fue, pese a todo, olvidada, ya que en plena etapa revisionista Cristóbal de Moscoso fue requerido para ponerse al frente de las tropas reales que sitiaron por segunda vez la plaza de Gibraltar en 1727. Firmado el armisticio aquel mismo año, sus servicios al Rey volvieron a ser reconocidos un año más tarde con su nombramiento como primer duque de Algete, título que llevaba consigo la Grandeza de España de 1.ª Clase. Moscoso siguió al frente del virreinato de Navarra hasta 1737, año en el que se retiró a la Corte para servir su cargo como consejero de Guerra, trabajo que le ocupó hasta su muerte, acaecida en Madrid en 1749.

 

Obras de ~: Quaderno de las leyes y agravios reparados a suplicación de los Tres Estados del Reyno de Navarra, en las Cortes de los años de 1724, 1725 y 1726, Pamplona, Herederos de Martínez, 1752.

 

Bibl.: Marqués de la Corona, Demostración de la equidad y liberalidad con que recompensó el Rey al duque de Algete, conde de las Torres, Madrid, 1773, págs. 1-10; J. Mateu Ibars, Los virreyes de Valencia. Fuentes para su estudio, Valencia, Ayuntamiento, 1963, pág. 327; V. Vázquez de Prada (dir.), Las Cortes de Navarra desde su incorporación a la Corona de Castilla. Tres siglos de actividad legislativa (II), 1624-1829, Pamplona, Eunsa, 1993, págs. 347-374; I. Sepúlveda Muñoz, Gibraltar: La razón y la fuerza, Madrid, Alianza Editorial, 2004, págs. 107-125.

 

Manuel Lomas Cortés