Ayuda

Rafael Monares Cebrián

Biografía

Monares Cebrián, Rafael. Roa (Burgos), 24.X.1811 – Alcalá de Henares (Madrid), 13.IV.1877. Catedrático y político.

Nacido en el seno de una familia castellano-leonesa acomodada y de ferviente sentir religioso, inició sus primeros estudios en Madrid. A su terminación —octubre de 1821—, optó por matricularse en la cátedra de Rendimientos de Gramática Latina en el centro de San Isidoro, trasladándose más tarde a Valencia, donde los concluiría en el colegio de las Escuelas Pías. Cursó la carrera de Filosofía en la Universidad Literaria de Valencia. En 1831 obtuvo el grado de bachiller y, en cuatro más, se licenció. En la misma época fue nombrado sustituto de la cátedra de segundo año de Leyes, por enfermedad del titular.

En 1835 fue seleccionado como agente fiscal de la Real Audiencia, apadrinado por el fiscal Manuel de Seijas Lozano, futuro prohombre moderado. Tras varios cursos ejerciendo diversas cátedras de forma interina, consiguió en propiedad la de Derecho Romano.

Su adscripción al Ilustre Colegio de Abogados le procuró el ejercicio de examinador en la terna primera. Resuelto a emprender carrera política, decidió presentarse por el distrito de Enguera a diputado provincial, cargo que desempeñó hasta ser elegido alcalde de Valencia.

En la España regenciada por Espartero, su ideario le llevó a alistarse en la milicia nacional, en la que alcanzó el grado de comandante. Su currículum político quedó momentáneamente ensombrecido al verse envuelto en los sucesos acaecidos en 1843, que provocaron la muerte del gobernador civil de la ciudad del Turia, así como la de otros funcionarios de la Administración local valenciana, tras lo cual tuvo que verse obligado a marchar de la ciudad, refugiándose en Albacete. A la edad de treinta y seis años fue nombrado decano del Colegio de Abogados y elegido letrado consultor sustituto del Tribunal de Comercio, hasta que decidió retomar el cursus político para presentarse en 1853 a diputado por Albacete, por el distrito de Casas-Ibáñez. En las sucesivas elecciones a las que acudió —1854, 1858, 1863—, exceptuando la primera, que lo haría por la circunscripción de Albacete, las restantes serían en representación del citado distrito. Con la llegada a la Presidencia del Gobierno del marqués de Miraflores, tras la crisis de la Unión Liberal en febrero de 1863, fue llamado a ocupar la cartera de Gracia y Justicia.

Su gris labor como ministro concluyó el 17 de enero de 1864, siendo elegido dos años más tarde senador vitalicio. Su retirada de la vida política corrió paralela con el estallido de la Revolución de 1868. Con el nuevo marco político establecido en el Sexenio Democrático, decidió retirarse de la vida pública y marchar al extranjero, regresando a España después de la Restauración.

 

Bibl.: M. Artola Gallego, Enciclopedia de historia de España, t. IV, Madrid, Alianza Editorial, 1998; J. M. Cuenca Toribio y S. Miranda García, El poder y sus hombres. ¿Por quiénes hemos sido gobernados los españoles? (1705-1998), Madrid, Editorial Actas, 1999; J. R. Urquijo Goitia, Gobiernos y Ministros españoles (1808-2000), Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 2001; J. Fernández Sebastián y J. F. Fuentes (dirs.), Diccionario político y social del siglo xix español, Madrid, Alianza Editorial, 2002.

 

Miguel Jesús López Serrano